El Ultimo Soldurio

Tema en 'Literatura' iniciado por corocota, 15 Dic 2010.

  1. corocota

    corocota Recién llegado

    Registrado:
    20 Sep 2010
    Mensajes:
    477
    Me Gusta recibidos:
    0
    Ubicación:
    Cantabria
    Libro de Género Historico/narrativo que narra la vida de Coroccota, un caudillo cantabro del siglo I antes de cristo. Que lidero y reunio a todas las tribus de Cantabria para convatir la invasión Romana al norte de Hispania

    "El último soldurio cuenta la historia de Corocotta, un guerrero cántabro que se vio favorecido desde niño por la "enfermedad de los dioses", la epilepsia, y cuya buena suerte le fue llevando desde su tierra natal a luchar junto a Julio César, de la lejana África a Gades, de Roma a Britannia. Un guerrero capaz de renunciar a la ciudadanía romana por conservar sus raíces y lo más preciado, su tierra. Corocotta lideró, con las estrategias aprendidas del propio César, la última defensa de Cantabria frente al asedio de Augusto.
    Una novela histórica apasionante, en la que se mezclan el dolor de la cruel batalla con las lecturas de Homero, la fiedelidad a la tierra con las enseñanzas militares del mejor ejército de todos los tiempos y el ardor de un guerrero con el sentimiento del primer amor."


    Según Adolf Schulten Corocotta luchó en las Guerras Cántabras contra Roma durante los años 29 a 19 a. C. Al mando de las unificadas tribus de la región, causó numerosos problemas al ejército romano. Fue tal su fama que durante la campaña del emperador Augusto en Hispania, entre los años 26–25 a. C., éste puso el precio de 200.000 sestercios a su cabeza. Fue el propio Corocotta el que se presentó en el campamento para cobrar la recompensa, ante el asombro del emperador, el cual, ante su gesto de valentía, le dejó marchar libre tras otorgarle la recompensa.

    Adolf Schulten argumenta su tesis en el hecho de que:

    Dión lo refiere con ocasión de la muerte de Augusto en el año 14 después de Jesucristo para demostrar su clemencia. Tratándose de una guerra en Iberia, y no habiendo habido en Iberia otra en tiempo de Augusto que la cantabro-astúrica, este Corocotta debe haber sido algún jefe de los Cántabros o Astures. Y como Corocotta se rindió al propio Augusto, debe situarse el suceso en los años 25-26, es decir, cuando Augusto personalmente estaba en Cantabria

    "Adolf Schulten, Los Cántabros y Astures y su Guerra con Roma, Madrid, 1962."