Eliteguias            GUÍAS     TRUCOS     LOGROS     TROFEOS     FORO

Guía Mundodisco

Por un plato de natillas

 

 

Regresé a la pescadería, até el pulpo con el cordel, lo introduje en la lata del lavabo y a continuación volqué sobre él las natillas.  Coloqué una ciruela entre el caviar y cuando el pescadero se la comió sin darse cuenta le provocó una fuerte diarrea que le obligó a visitar rápidamente el lavabo. Pero el pulpo, bajo el efecto de las natillas mágicas de la bruja, se enamoró perdidamente del trasero del pescadero y lo envolvió con su peligroso abrazo. Cuando todo hubo terminado, nada me impidió robarle al pescadero la hebilla de oro de su cinturón.

 

Volví al callejón, introduje en mi inventario el muñeco de Santa Claus, me coloqué sobre la losa explosiva para regresar a los tejados e introduje el muñeco en la chimenea del alquimista provocando un fuerte atasco que acabó por apagar el fuego que ardía en la habitación. Entré en la casa del alquimista y, aprovechando que el humo le había hecho huir, coloqué el barril de pólvora en la chimenea apagada y utilicé como mecha el cordel. Salí de la habitación, encendí con las cerillas el extremo de la mecha que colgaba de la cañería y la explosión del barril hizo que el desdichado deshollinador saliera volando por los aires y me permitiera robarle su cepillo.

 

Hablé con el chico de la plaza y le pedí que me enseñara una especie de saludo ritual que le había visto hacer con varias personas, pero el chaval me explicó que ese saludo estaba destinado solamente a iniciados y que antes tenía que demostrarle que era un verdadero hombre.

 

Así que volví al pasado, me dirigí al burdel y hablé de nuevo con las prostitutas. Sally la gorda, que resultó ser la del vestido rojo, se ofreció a hacerme su "especial" si conseguía traerle los ingredientes necesarios. Le entregué el huevo del basilisco, la harina de maíz y la leche del coco y de esa manera descubrí que su famoso "especial" eran unas riquísimas natillas. Mientras Sally se daba una baño abandoné el burdel llevándome sus grandes pantalones.

 

De regreso al presente, los pantalones de Sally eran la prueba que necesitaba para demostrarle al chaval de la plaza que era digno de aprender el saludo ritual, llamado por los iniciados "apretón de manos". Después de aprenderlo, decidí practicarlo con los vejetes de la plaza y conseguí robarle a uno de ellos un sujetador. Y con el sujetador y la escalerilla fabriqué una excelente escalerilla amortiguada.

 

Me interné en la zona sombría y utilicé el "apretón de manos" para robarle al albañil su paleta de oro. Con ayuda de la escalerilla amortiguada pude entrar sin hacer ruido en la choza del ladrón y le hice cosquillas con la pluma de basilisco para que cambiara de postura en la cama y me permitiera quitarle la llave de oro que colgaba de su cinturón.

 

Llené el cacharro de barro con agua del cubo del pozo de los deseos y eché sobre él un poco del jabón que había en la bañera de la posada. A continuación, encontré un cubo de basura en la parte trasera de la universidad, regresé al palacio y volqué el cubo de basura sobre la cabeza del bufón. Mientras el pobre bufón se bañaba para quitarse toda la porquería de encima, derramé el contenido del frasco de baño de espuma en la bañera para impedir que Chucky me molestara, y conseguí de ese modo robar el sombrero del bufón.

 

Ya tenía los seis objetos de oro pertenecientes a los miembros de la hermandad y me dirigí al granero para entregárselos al dragón, pero una vez roto el hechizo, el dragón anunció que iba a vengarse de las personas que le habían invocado y que cuando hubiera acabado con los miembros de la hermandad volvería por mí para destruirme como a ellos.

 

Tenía que hacer algo, y encontré la respuesta en la plaza de la ciudad, ya que Tata Ogg, la bruja, había conseguido por fin su permiso de ventas y había montado un pequeño tenderete. Hablé con ella para aceptar la alfombra que me ofrecía y aproveché unos segundos de distracción en los que cerraba los ojos intentando besarme para quitarle su recetario de natillas.

 

Regresé por última vez a la biblioteca del pasado, recogí el manual de invocación de dragones, intercambié su cubierta con la del recetario de natillas y coloqué el libro falso en su lugar. El ladrón apareció como otras veces para robar el libro y lo cogió creyendo que era el verdadero manual de invocación, pero cuando la hermandad se reunió para iniciar el ritual lo único que consiguieron fue inundar su guarida de ricas natillas.

 

Fuente: Juegomania.org

ANUNCIOS

  Guía
 -El comienzo
 -En busca de la Hermandad
 -Los seis objetos de oro
 -Por un plato de natillas
 -Cómo llegar a ser un héroe
 -En busca del Templo perdido
 -Últimos pasos
  

 

Información del juego

Mundodisco

Plataforma: PC

Desarrollador: Capcom

Distribuidor: Capcom

Fecha: 1 Enero 1995

Foro del juego

Si la guía de Mundodisco no te es suficiente, regístrate en el foro del videojuego y comenta todo lo que quieras. También puedes dar tus propios consejos para ayudar a otros jugadores.

Sigue a Eliteguias

Síguenos en las redes sociales para estar al día de todas las novedades en los juegos nuevos que vamos añadiendo y/o actualizando con todo tipo de información, así como cualquier noticia que sea de interés.

 

Facebook

Twitter

Google+

 

CONTACTO | COLABORA | PRIVACIDAD | AVISO LEGAL

En Eliteguias llevamos desde 2007 destripando cualquier videojuego de PC o consolas para hacer las guías lo más completas y detalladas posibles, cuidando cada detalle y explicándolo todo de la mejor manera para que no te quedes atascado en ningún juego y te lo acabes al 100%.

Copyright © 2007-2016 Eliteguias - Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta web sin el consentimiento expreso del autor del mismo.