[Hilo Ofiicial] .: F.C Barcelona:.

Guardiola firma su renovación

guardiola-tecnico-del-barcelona-descarta-que-la-liga-de-espana-bbva-sea-cosa-de-dos-solamente.jpg


Pep Guardiola ha estampado su firma en el contrato de renovación este mediodía en las oficinas del FC Barcelona.

Catorce días después del nombramiento de Sandro Rosell como presidente, Guardiola ha oficializado el pacto verbal adquirido con el club para seguir siendo entrenador del primer equipo barcelonista.

El entrenador ha firmado su nuevo contrato acompañado de su representante, Josep Maria Orobitg, y de su segundo entrenador, Tito Vilanova, quién también ha hecho efectiva su renovación.

Esta será la cuarta temporada juntos del tándem Guardiola-Vilanova, y la tercera al frente del primer equipo blaugrana.
Fuente: SPORT

Infernus.
 
Henry ficha por los Red Bulls

0+thierry+henry+barcelona.jpg


El FC Barcelona anunció este miércoles en su página web que Thierry Henry ha llegado a un acuerdo para rescindir su contrato con el club catalán.

Henry jugará a partir de ahora en los New York Red Bulls de la Major League Soccer y será presentado este mismo jueves. Los detalles de su nuevo contrato se darán a conocer esta semana, aunque en la web del club estadounidense aseguran que firma por más de un año.

Henry, campeón del mundo con Francia en 1998, "no es sólo un jugador de primera clase que mejorará el equipo, sino que también demostró durante su carrera que es un ganador", valoró el director deportivo de la entidad, Eric Soler.

"Mi único objetivo durante el tiempo que pase aquí es ayudar al club a ganar su primer campeonato", dijo el jugador, que será presentado este jueves de forma oficial. "Esto marca un nuevo y emocionante capítulo en mi carrera y vida", declaró.

Fuente: SPORT

Infernus.
 
Adriano,nuevo fichaje del F.C Barcelona

adriano21.jpg


Adriano se convierte en el segundo fichaje del FC Barcelona para la próxima temporada y el primero de Sandro Rosell como presidente.

Adriano Correia, que puede jugar tanto de lateral como en el centro del campo por la banda izquierda, llegará a Barcelona este sábado y estará a disposición del técnico Pep Guardiola a partir del próximo lunes, día en el que será presentado ante los medios.

El jugador brasileño, de 26 años, inició su carrera profesional en el Coritiba y juega en el Sevilla desde hace seis años. Barcelona y Sevilla han concretado un traspaso tasado en 9.5 millones de euros a los que habría que añadir 4 millones más en función de variantes. El jugador firmará por cuatro años con opción a una quinta temporada.

Adriano viajó este viernes desde Sevilla, y este sábado, a las 13.00 horas, posará para los medios gráficos ante el escudo del Barça ubicado justo delante de las oficinas del club.

Acto seguido, el centrocampista brasileño firmará su contrato con el presidente barcelonista, Sandro Rosell.

La presentación oficial tendrá lugar el lunes por la tarde, con otra sesión fotográfica en el estadio barcelonista.
Fuente: SPORT

Infernus.
 
El Barça fue un ciclón en Getafe

Con Xavi al frente de la nave desafiando a sus problemas físicos, el Barça puso la directa en la primera parte. El Getafe llegaba a este partido tocado después del varapalo europeo ante el Stuttgart en el mismo escenario del pasado jueves. Visto lo que sucedió en la primera parte, parecía que los de Michel no hubieran abandonado el césped en las últimas 72 horas.

Porque lo más ofensivo que hicieron los azulones fue una incursión de Miku en el primer minuto, abortada por Puyol. A partir de ese momento, el color del partido fue mango brillante, el de la segunda equipación del Barca. La primera ocasión la tuvo Villa, quien se coló entre los centrales pero envió el balón por encima del larguero. Era el minuto 4 de juego.

A medida que avanzaba la primera parte, el Barça iba ganando en confianza. La misma que tiene Alves para subir la banda y buscar socios. Entre ellos, un Messi con ganas de seguir demostrando su buen momento. Y a veces pecando de honesto, como aguantando una entrada de Rafa en el área y escorándose tanto que no le salió el disparo.

Un chut de Pedro que puso en aprietos a Codina fue el preludio del primer gol, con Villa y Messi de protagonistas. El asturiano encontró al rosarino y éste vio puerta. Fin a las angustias de partidos anteriores, en los que se dominaba sin pegada.

El Getafe intentó una tímida reacción en un disparo muy desviado de Casquero, pero tan tímida que ni se notó en esa primera parte perfecta del Barca. Los ataques se sucedían ante la meta local. Villa volvió a hacer lucir al catalán Codina antes de que Ayza anulara dos goles a Pedro y Messi por fiuera de juego. Y a la tercera fue la vencida, porque en el 34 de juego los protagonistas del primer tanto intercambiaron sus roles. Messi dio a Villa el segundo gol de un Barca que encarrilaba el choque.

Poco antes del descanso, Leo flirteó con el tercer tanto pero, después de recortar al central Rafa, no pudo con Codina. Pero el marcador no se alteró y el Barca se marchó a vestuarios con una más que justa victoria, porque el equpo que existía era el de Guardiola. Del Getafe no había noticias.

PEDRO, PIQUÉ… Y VALDÉS

La segunda parte dejo ver un Getafe un poco más osado, pero siempre dominado por los de Guardiola. Miku, como sucedió en el primer tiempo, intentó crear pelgro pero esta vez se encontró con Piqué. Fue sólo dos minutos antes de que el Getafe intentara su primer disparo del partido entre los tres palos. Fue Manu del Moral y Valdés respondió con solvencia.

Se trataba, pues, de sentenciar cuanto antes. Y el Barca lo hizo presionando. Cata Díaz no podía imaginarse que Messi le iba a robar un balón en la frontal de su propia área. El de Rosario vio la llegada de Pedro y el canario no se lo pensó dos veces. 0-3 y partido casi cerrado.

Ante tal panorama, había que evitar males mayores. Sin embargo, llegó uno. Gerard Piqué había visto una tarjeta amarilla en la primera parte. Era la quinta del ciclo, por lo que descansaba en la próxima jornada. Pero en el minuto 69, el central blaugrana tocó el balón con la mano en el área, en una intervención que hubiera firmado el mismísimo Valdés. Ayza no se lo pensó. Señaló penalty, mostró la segunda amarilla a Piqué… y éste violverá a quedarse a una de la suspensión.

Manu del Moral no perdonó a un Valdés que estuvo a punto de repetir la historia de Santander en la primera jornada. Fue el gol del honor para un equipo azulón que hasta ese instante apenas había creado peligro.

En ese momento, Michel ya había agotado sus tres cambios. Guardiola, por su parte, sacrificó a Villa para dar entrada a Milito, con el objetivo de tapar el agujero en la zona de flotación por la roja a Piqué. Poco después, dio un merecido descanso a Xavi (lo agradecerán sus tendones), sustituido por Sergio Busquets.

Y mientras en los últimos minutos los delanteros barcelonistas se prodigaban ante Codina, Valdés se llevó un susto en una ocasión firmada por Pedro Ríos. Intervención providencial del portero para evitar un 2-3 que hubiera propiciado un injusto final del partido.

Porque el triunfo barcelonista es incontestable. A este Barca no hay quien le tosa lejos del Camp Nou en esta Liga. Racing, At. Madrid, Athletic, Zaragoza y Getafe han visto cómo los tres puntos volaban de su campo esta temporada cuando la máquina blaugrana funcionaba como esta noche en el Coliseum Alfonso Pérez. Ahora, toca pensar en la Copa… aunque es inevitable seguir pensando en lo que pasará a final de mes…

Fuente:
SPORT

Infernus.
 
Messi devuelve el liderato al Barça

foto454053cas.jpg


A fuerza de partidos titánicos como el de esta noche, el Barça-Villarreal se ha convertido en uno de los grandes clásicos de esta Liga. Ningún otro equipo, en porcentaje, había logrado arrebatarle tantos puntos a los azulgranas en el Camp Nou. Sólo cuatro veces, de once posibles, le habían vencido los catalanes en su estadio. Ahora ya son cinco. Aunque lo que se vio sobre el césped hizo honor a dicha estadística.

El 'submarino' demostró que su condición de tercer clasificado en la Liga no es fruto de la casualidad. Todo lo contrario. El Barça se las deseó para doblegar al sólido bloque de Juan Carlos Garrido, cuyo tándem ofensivo Nilmar-Rossi (14 goles llevan ya entre ambos esta campaña) llevó de cabeza a los de Guardiola. Pero Villa, primero, y Messi, después, les ganaron la partida.

El Barça llegaba a la cita en un buen momento, después de haber ganado al Getafe en Liga el domingo pasado (1-3) y goleado al Ceuta en la Copa el miércoles (5-1). Pero esta vez no fue tan fácil. Costó lo suyo. El equipo salió con las pilas cargadas, presionando y atacando con ambición como de costumbre. Y tuvo contra sus cuerdas a su rival durante buena parte del primer período.

El primer gol estuvo a punto de llegar al filo del cuarto de hora, cuando Messi obligó a lucirse a Diego López con un remate a bocajarro de cabeza (13'). Fue el primer aviso en otra noche mágica del '10'.

Gol 'total' de Villa

El 1-0 se veía venir, y no se hizo esperar demasiado. Su autor fue David Villa, que inició la jugada recuperando un balón en la media. Iniesta combinó luego con Xavi, y el de Terrassa, con uno de sus pases en profundidad 'marca de la casa', dejó al asturiano solo ante Diego López. Y el 'Guaje' no perdonó: encaró y marcó batiendo al meta castellonense con un suave remate picado (21').

Gol anulado a Pedro... y el Villarreal empata

Después de ese momento el árbitro, Delgado Ferreiro, pasó a erigirse en uno de los protagonistas del choque, al anular un gol que hubiera sido el 2-0. Messi, rompiendo el fuera de juego -estaba un metro por detrás de la defensa- se fue solo a portería, y en última instancia asistió hacia adelante para Pedro, que marcó a puerta vacía... pero el tanto fue invalidado previamente por inexistente 'orsay' del argentino (26').

Y de lo que pudo haber sido el 2-0 se pasó al 1-1, ya que en la jugada inmediatamente posterior el Villarreal empató. La acción de Nilmar, eso sí, fue para quitarse el sombrero: el brasileño 'rompió' a los dos centrales azulgranas -Puyol y Abidal, que suplió al sancionado Piqué- con un gran quiebro y batió a Valdés con un potente disparo cruzado (26').

El tanto encendió los ánimos de los de Guardiola y, por extensión, a todos los culés. Y con el empate, el Villarreal se creció. Cada una de sus contras era para echarse a temblar. Y Rossi estuvo a punto de dar otro susto con un lanzamiento de falta desde la media luna del área que detuvo Valdés.

Messi marcó el segundo... ¡después de una triple pared!

El descanso sirvió para apaciguar los ánimos. Y el Barça volvió a centrarse. Las aguas volvieron a su cauce. Y eso, casi siempre, significa que termina marcando. Y, casi siempre, el autor del tanto suele ser Leo Messi...

El argentino sumó su noveno tanto en el campeonato en el 58' (2-1), después de una de esas jugadas que acaban de dando la vuelta al mundo. Una triangulación más propia del billar que del fútbol. Messi combinó con Pedro en la frontal y, después de hacer una triple pared con el canario -sí, están leyendo bien, ¡tres paredes!-, batió a Diego López con su supuesta pierna mala: la derecha.

El Villarreal nunca bajó los brazos. Poco después (63'), Puyol se jugó la expulsión al derribar a Borja Valero -uno de los futbolistas que suenan como 'futuribles' del Barça- al borde del área. Por fortuna, el posterior lanzamiento de Rossi no tuvo consecuencias.

El '10' dedicó el tercero a Milito

Messi no había dicho aún su última palabra. Suyo fue el 3-1 (83'). Xavi sirvió para Pedro, que se internó desde el vértice del área, y su centro lo desvió Capdevila. Y el argentino, solo en el área pequeña, metió la puntita del pie lo justo para sentenciar. Un tanto especial, y que dedicó a su buen amigo Gabriel Milito, lesionado el miércoles pasado.

El Barça cumplió y se llevó los tres puntos con todo merecimiento. Habrá que ver ahora qué hace el Real Madrid en su visita de este domingo al Sporting de Gijón. Ahora está a dos puntos. Si no gana, el liderato será del Barça...

Fuente: SPORT

Infernus.
 
El Barça intimida al Madrid con una goleada histórica

foto454563cas.jpg


Incluso a los más culés más veteranos y con más memoria les costará recordar una goleada tan amplia -y en tan corto espacio de tiempo- como ésta a domicilio. Normal, porque hacía más de medio siglo que no se veía algo parecido . Desde el 0-8 a la UD Las Palmas, el 25 de octubre de 1959, ningún club de Primera había ganado por tantos goles fuera de su estadio.

Nunca antes, desde que Pep Guardiola inició su prodigiosa etapa al frente del banquillo, el Barça había acabado la 12ª jornada con tantos puntos. Y uno de los grandes artífices fue, de nuevo, Leo Messi. Una estrella que pulveriza registros a la velocidad del rayo. El argentino marcó por octava jornada consecutiva. Tres golitos más, y ya suma 101 desde que debutó en la Liga. Y eso con sólo 23 años. ¿Dónde está su techo, con cuántos acabará su carrera?. Imposible de imaginar.

Y eso que los azulgranas reservaron a algunas de sus figuras pensando ya en el duelo del 29-N ante el Real Madrid. Piqué, a una cartulina amarilla de la suspensión, se quedó en el banquillo, igual que Busquets, al que el técnico dio descanso. Sus recambios, el joven Fontàs y Mascherano, lo hicieron de lujo. El canterano se marcó incluso una asistencia en el 0-3 a Pedro que pudiera haber firmado el mismísimo 'Piquenbauer'...

Ya pueden hablar José Mourinho, sus seguidores y el 'aparato mediático' madridista. Porque con argumentos futbolísticos como los de este Barça, es imposible rebatir nada. El Barça dio un recital en Almería como hace muchísimo tiempo que no se veía.

La lluvia de goles se iició al cuarto de hora, con un golazo de Leo Messi. El argentino hizo la pared con su 'socio' David Villa, que le devolvió el esférico de tacón, y el argentino batió a Diego Alves con un zurdazo cruzado desde la frontal. (0-1, 16').

Dos minutos después, el segundo. Messi combinó con Xavi, el de Terrassa dio una de sus clásicas asistencias en profundidad a Iniesta, que le intentó devolver el balón. Corona lo rechazó, pero con tan mala fortuna que éste volvió a caer a pies del manchego... y a la segunda no perdonó. 'Don Andrés' le dedicó el tanto a su novia, embarazada (0-2, 18').

El tercero corroó a cargo del Almería. Acasiete marcó en propia portería al intentar rechazar en el área pequeña un 'pase de la muerte' de Maxwell, que se adueñó por completo de la banda izquierda, en ausencia del lesionado Abidal (0-3, 26').

Aún no se había cumplido media hora y el Barça ya lo había dejado todo sentenciado. Pero aún faltaba más. Mucho más.

El 0-4 llevó el sello de Pedro. Pero el mérito hay que atribuírselo, en buena medida, a Fontàs. El pase del canterano, desde el propio campo del Barça, al tinerfeño, recordó a los del mejor Koeman. Pedro, rapidísimo, rompió el fuera de juego y se quedó solo ante Alves. Y no falló (0-4, 35').

Un minuto después, en el 36', llegaba la 'manita'. Messi alcanzaba su gol 100 en la Liga rematando a bocajarro un gran pase de Pedro, que se había internado por la derecha. Alves llegó a rechazar su disparo. Pero el rechace volvió a ser suyo... y Leo, como siempre, le fulminó (0-5, 35').

El Almería pensaba que el suplicio no iría a más. Se equivocaba. Tras el descanso, llegaron tres 'dianas' más. Bojan, que poco antes había entrado en sustitución de Pedro, se sumó a la fiesta marcando el 0-6 (62'). El de Linyola elevó el balón ante Alves en su salida tras recibir un pase de... ¿quién si no?, Leo Messi. 'Set en blanco'... y aún faltaban dos más.

Cinco minutos después, llegó el 0-7. Jugadón de Bojan, que cede el esférico a Villa y el asturiano, desde la frontal, a Messi, que lo envía a la red tras el enésimo rechace de Alves.

El 0-8 llegó en el 72, obra otra vez de Bojan, a pase de Messi. Era el fin de fiesta de una noche para la historia.

Fuente: SPORT

Infernus.
 
El Barça pasa a octavos... ¡y ahora, a por el Madrid!

foto454924cas.jpg


No habrá que esperar a la última jornada, porque el Barça hizo los deberes en Grecia y el último duelo de la fase de grupos frente al Rubin Kazán será un mero trámite. Misión cumplida: los de Guardiola estarán en octavos y, además, como líderes, lo cual les permitirá afrontar la vuelta en el Camp Nou. ¿Qué más se puede pedir?.

Ahora sí, ahora ya se puede pensar y empezar a hablar del derby del 29-N ante el Madrid. Y a hacer comparaciones. Porque, a diferencia del conjunto blanco el martes, el Barça no pudo afrontar sin presión el duelo en tierras helenas. Al contrario, el triunfo del Rubin Kazán por la tarde sobre el Copenhague le obligó a buscar el triunfo sí o sí, tanto para pasar como para ser primero de grupo. Y lo logró con otro recital, aún jugando a medio gas.

Partidazo de Adriano y Mascherano

El técnico barcelonista no pudo reservar a sus titulares habituales. Los únicos que tuvieron descanso fueron Busquets y Maxwell, que cedieron su sitio a Mascherano y Adriano. Y el argentino y el brasileño aprovecharon bien su oportunidad. Sus actuaciones fueron más que notables. El 'jefecito' impuso su ley en la media, luchando como un jabato y recuperando balones a destajo. Y Adriano, además de adueñarse del carril izquierdo, se lució con tres 'misiles' que obligaron a lucirse al meta griego Tzorvas (25', 52' y 68'), y dando la asistencia a Messi en la jugada del 0-2.

Monumento a Valdés

El triunfo del Barça empezó a fraguarse desde la portería. A Víctor Valdés un día de estos habría que hacerle un monumento. Sus paradas valen su peso en oro, tanto como los goles de Pedro, Messi y compañía. El de L'Hospitalet, por fortuna, tiene que intervenir poco. Pero cuando lo hace es siempre decisivo. Anoche evitó el 0-1 desbaratando un mano a mano con Cissé en una contra (19'). Providencial.

... Y otro para Pedro

Providencial porque, de lo que pudo haber sido el 1-0, muy pronto se pasó al 0-1. El aviso del Panathinaikos hizo que los de Guardiola, algo relajados en el tramo inicial, se pusieran las pilas. Apenas siete minutos después, Pedro adelantó al Barça culminando, con un derechazo raso y ajustadísimo al poste en el área, un gran pase en profundidad de Daniel Alves (26').

'Diego Armando' Messi

Messi empezó a aparecer al filo del descanso, dejando para las retinas de los aficionados helenos un par de su inacabable catálogo de acciones maradonianas. Sus 'slaloms' en el 43' y el 45' dejaron boquiabiertos hasta a los jugadores del Panathinaikos. Si llegan acabar en gol, se 'hunde' el estadio.

A todo esto su 'socio' David Villa estuvo a punto de marcar el segundo con un trallazo que detuvo Tzorvas. A pesar del resultado final, el meta heleno salvó a su equipo de una goleada mucho mayor.

El Barça no bajó la guardia tras el descanso. En el 50', el árbitro, Gianluca Rocchi, pasó por alto un clarísimo penalty por derribo de Kanté a Villa. Poco importó, porque el chaparrón de goles no había terminado.

'Billar Team' y gol de Messi

En el 62', Messi selló el 0-2 culminando una magnífica combinación colectiva de la delantera barcelonista. El balón corrió a tanta velocidad de pie en pie que, más que una jugada de fútbol, pareció una carambola de billar. Messi empezó a triangular en los tres cuartos del campo, el esférico pasó por Alves, Xavi, Iniesta, Adriano... y el 'pase de la muerte' del brasileño en el área lo remachó el '10' del Barça a la red. Espectacular.

Pedrito sentencia... y descanso para Xavi y Piqué

Siete minutos después, en el 69', llegó el 0-3. Esta vez Alves sirvió un pase largo al área, Iniesta controló con un toque exquisito sólo al alcance de los grandes 'cracks' y su pase hacia atrás lo culminó Pedro a bocajarro.

Con todo ya decidido, Pep Guardiola, empezó a pensar en el clásico de la Liga, y dio descanso a tres de sus figuras. Xavi y Piqué fueron sustituidos en el 70' por Keita y Abidal, recuperado ya de su lesión. Y en el 75', Maxwell entró por Adriano, que se retiró cojeando levemente.

Ya no hubo más historia. El Barça estará en octavos... y, ahora, a pensar ya en el Barça-Madrid del 29-N.
Fuente: SPORT

Infernus.
 
El Barça humilla al Madrid con otra 'manita' histórica

foto455325cas.jpg


Fue una noche que perdurará para siempre en la memoria de todos los culés. Como la de aquel 8 de enero de 1994, cuando Romário, con tres goles, Koeman e Iván Iglesias destrozaron al Madrid de Jorge Valdano. O la del 2-6 de hace dos temporadas en el Bernabéu. Guardiola continúa aumentando su leyenda. Primero como jugador, y ahora como entrenador, se ha ganado, por méritos propios, el título de 'bestia negra' del equipo blanco.

Cantera contra cartera

Si una cosa volvió a quedar clara en el derby es que Barça y Real Madrid son dos mundos opuestos. Por juego, por estilo e incluso por concepción. Son miles las evidencias que lo demuestran. Algunas tan claras como las alineaciones. La del Barça, con ocho futbolistas formados en 'casa' (a los que luego se sumarían Bojan y Jeffrén), y la del Madrid, con sólo uno: Iker Casillas. Cantera contra cartera. El once del Madrid, construido a base de talonario: sus once 'gladiadores' le costaron al club de Florentino Pérez 300 millones de euros; un escándalo en comparación con los 90 millones del Barça (40 de Villa, 30 de Alves, 15 de Abidal y 5 de Piqué). Sólo por Cristiano Ronaldo, Florentino Pérez ya pagó más: 100 millones. Escandaloso.

Baño de fútbol

Y eso por no hablar del juego. Aunque los resultados de azulgranas y blancos sean equiparables en la Liga -ahora los de Guardiola son líderes por dos puntos-, ahí no hay discusión posible: el fútbol del Barça está a años luz del del Madrid. Su estilo de ataque, espectacular, rápido, de 'tiqui-taca', enamora a todo el mundo. El de los de José Mourinho, en cambio, aburre hasta a las ovejas. Su defensa y su contragolpe son descomunales, sí. Posiblemente en eso son los mejores del mundo. Pero cuando esas dos facetas le fallan, sus argumentos se vienen abajo.

Y eso fue lo que le pasó al Madrid este lunes histórico. Ya puede Florentino tirar de talonario para intentar acercarse a su rival. El baño que le dio el Barça fue tan descomunal, tan despiadado, que a muchos les vino a la cabeza la célebre frase del ex presidente blanco Vicente Boluda: el "chorreo" que sufrió su equipo en el Camp Nou fue inapelable.

Xavi y Pedro ponen el 2-0... ¡a los 18 minutos!

No hubo ni un instante de tregua. A los cinco minutos, Leo Messi ya había dado su primer aviso estrellando en el poste una vaselina casi sin ángulo. Si llega a entrar, se hunde el estadio. Y a los 18', los de Guardiola ya ganaban por 2-0. Como también dijo en su día Bernd Schuster, "no hace falta decir nada más".

El 1-0 llegó en el 10'. Iniesta asistió en profundidad desde la frontal, Marcelo despejó mal en el punto de penalty y Xavi, entrando desde atrás, batió a Casillas elevando el esférico en el área pequeña.

El Madrid intentó reaccionar, y Valdés evitó el empate tras sendos disparos de Di María (12') y un casi 'autogol' de Abidal (14'). Pero no hubo lugar para la alarma, porque sólo fue un espejismo. El canto del cisne madridista.

Pedro puso rápido las cosas en su sitio marcando el segundo. Xavi centró desde la derecha. Villa, ubicado como extremo en la otra banda, superó a Ramos en el área, centró, Casillas llegó a desviar... pero Pedro, solo a puerta vacía, remachó a puerta vacía (2-0, 18'). ¡Y aún quedaba todo el partido por delante!.

Cristiano Ronaldo provoca empujando a Guardiola

El Madrid intentó frenar el ciclón azulgrana llevando el partido a su terreno. A falta de fútbol, recurrió a otra de las grandes bazas de Mourinho: la provocación. Cristiano Ronaldo empujó a Guardiola en un lance porque el técnico culé no le dio el balón en un saque de banda. Y se armó una tangana. Iniesta se encaró con él, Valdés estuvo a punto de llegar a las manos con el luso... e Iturralde zanjó el incidente sacándole una amarilla a ambos.

El Barça cayó en la trampa. El incidente le descentró, y ello permitió al Madrid sobrevivir hasta el descanso. Cristiano Ronaldo, incluso, dio por primera -y última- vez señales de vida: un lanzamiento de falta que salió rozando el poste (35'). Ahí se acabó su triste bagaje. Una vez más, el portugués, viva imagen de la impotencia blanca, se quedó sin marcarle un gol al Barça...

A Mourinho ni siquiera le quedó la excusa del arbitraje. Porque el de Iturralde, más que correcto, perjudicó en ocasiones al Barça. Al filo del descanso, el colegiado vasco saldó un codazo de Carvalho a Messi con una cartulina amarilla al argentino, supuestamente por fingir.

Villa se desquita con dos goles

La segunda mitad fue el desmelene para todos los culés. El rondo del Barça fue inacabable, y el Madrid, a remolque, completamente rendido, ya no sabía que hacer para acabar con su pesadilla. Parecía un partido de niños contra adultos. En el 47', Casillas salvó a los suyos en una doble ocasión de Messi y Villa; en la jugada siguiente, el árbitro anuló un gol al '10' del Barça por una falta previa de Pedro. Y en el 51', Xavi envió fuera una asistencia de Messi.

Fue el preludio de lo que le esperaba al Madrid, porque aún no había empezado el festival de Villa. El asturiano se desquitó de su sequía goleadora marcando dos goles. Y ambos a pase de su 'socio' Leo Messi. El 3-0, en el 55'. Y el 4-0, en el 57'. Dos acciones casi calcadas en las que superó a Casillas en el mano a mano.

Con 4-0 en el marcador, el Camp Nou se recreó. Y la víctima favorita de la afición local, cómo no, fue José Mourinho. El luso, protagonista en pancartas como la que decía "Hoy, mañana y siempre, Mourinho traductor", tuvo que escuchar luego cánticos como el clásico "Vete al teatro, Mourinho, vete al teatro", o el novedoso "Sal del banquillo, Mourinho sal del banquillo". La fiesta la cerró Jeffrén marcando el 5-0 con el tiempo casi cumplido. La imagen de Sergio Ramos, expulsado por una brutal entrada a Messi en el descuento, fue el fiel reflejo de la impotencia 'merengue'. El Barça está a años luz... y ya es líder de la Liga.
Fuente: SPORT

Infernus.
 
El Barça, sin bajar del autocar

foto455718cas.jpg


Después de la paliza contrarreloj para llegar al Reyno de Navarra, el Barca bajó del autocar y, casi sin tiempo para calentar, se encontró a un Osasuna directo y valiente. Camacho debió dejar claro a los suyos que había que aprovechar lo vivido por los de Guardiola en esta larga jornada y mandó presión total en esa salida.

Estaba claro que el verde cirujano del uniforme del Barca en Pamplona era un presagio de que la operación no iba a ser fácil para ese once de gala que ya se exhibió el pasado lunes. Camuñas y Soriano cuestionaban la seguridad de los escuderos de Víctor Valdés, pero sólo de boquilla. Al Barca le costó tres minutos trenzar su primer mini-rondo y, de paso, hacer trabajar al asistente de Teixeira en el primer fuera de juego en que cayó Villa. Poco después, al ‘Guaje’ le faltaron un par de números de calzado para llegar a desviar un centro de Pedro.

Credenciales presentadas pero sin confianzas. Quizá la tuvieron Puyol y Valdés en una indecisión que no pasó de eso. O más tarde el propio Víctor cuando, inexplicablemente, regaló un balón a Soriano. Este, gentilmente, devolvió el favor con un disparo que hubiera firmado (por malo) el que suscribe, a las manos del portero.

Antes de esa acción, el Reyno rugió exigiendo a Teixeira un presunto penalty de Pedro a Juanfran. No fue ni presunto, porque la carga del canario fue más que legal, pero la acción sirvió para añadir más leña a un fuego creado por la mañana por la cabezonería de unos y la ineptitud de otros.

Había que acallar a las masas de la mejor manera que sabe este Barca de ensueño: a base de fútbol. El balón comenzó a moverse de forma endiablada accionado por esos prestidigitadores blaugrana. Los osasunistas empezaron a correr tras él, plantando más cara que aquel equipo de blanco que fue de visita al Camp Nou el pasado lunes y se llevó una manita. Y en éstas que apareció Leo Messi. ¿Para marcar? No. Para hacer algo que se le da últimamente muy bien. Pase de lujo para enrojecer a los centrales rojillos. Pedro que aparece como ídem por su casa y Ricardo viendo entrar el balón.

El partido se ponía bien para el Barca y pudo ponerse mejor si Pedro llega a devolver la gentileza a Messi, pero el argentino hizo impactar el cuero con la base del poste. Ese impacto marcó el monólogo blaugrana en la recta final del primer tiempo ante un conjunto osasunista que iba desapareciendo. Lo más destacable en la ficha de los rojillos fue el primer cambio que realizó Camacho, al retirar a Camuñas para dar entrada al ‘Rifle’ Pandiani. No se le vio al uruguayo en todos los minutos que jugó. En cambio, sí que se vio a ‘Piquenbauer’ subiendo al ataque y buscando a Messi para que éste inquietara a Ricardo. El Barca trabajaba como sabía y dominaba en todo.

MESSI, MATADOR

Pese a ese dominio, era evidente que el partido no estaba ganado. Osasuna salió de vestuarios como en la primera parte, avisando a los improvisados ‘excursionistas’. El primer aviso lo dio Masoud, con un centro que obligó a lucirse a Abidal en el despeje. Fue poco antes de que el locuaz Soriano, ese que a principios de semana avisaba a los tobillos y otras extremidades de los de Guardiola, dejara claro que no se podían malinterpretar sus palabras ganándose a pulso la primera tarjeta amarilla de la noche por una entrada a Piqué.

No tardó el Barca en presentarse ante Ricardo. Otra genialidad de Messi con pase a Villa que el ‘Guaje’ no pudo aprovechar. Era el minuto 5. El Barca seguía a lo suyo, con la incerteza de no matar el partido. Esa incerteza se acentuó cuando el iraní Masoud se quedó a punto de aprovechar el resultado de la presión rojilla y obligó a trabajar a Víctor Valdés.

Pero ante la duda, el Barça vuelve a tirar de fútbol. Como siempre. Pedro se convertía en la pesadilla antes de Navidad de Nelson, ganándole un balón y cuestionando a Ricardo. Fue poco antes de que Camacho tocara su corneta para intentar ganar a “Iniesta de mi vida” y compañía y apostara por Lekic en busca de ocasiones que no podían llegar si no se creaban.

No se creaban porque, simplemente, los de Guardiola lo impedían con su fútbol. Incluso con un fútbol directo que iba a ser el arma rojilla al principio del partido... y al final fue su perdición. Minuto 19 de la reanudación. Villa envía un pase largo que coge desprevenida a la defensa de Osasuna y a Flaño, quien ve cómo Messi pasa como si fuera el AVE que los barcelonistas tomaron por la tarde en Sants. Leo llegó, vio y batió a Ricardo. Genio y figura.

El rodillo actuaba a la perfección. La odisea quedaba en anécdota mientras Xavi e Iniesta mareaban a una tela de araña rojilla llena de agujeros. En uno de ellos, tras una cesión desde el centro del campo, intentó colarse Villa pero se encontró con la buena respuesta de Ricardo. Estuvo a un tris de ser el tercero de la noche.

Pero ese tercero no llegó hasta la recta final. En pleno pim pam pum, poco después de que Guardiola reemplazara a Xavi por Keita, Messi desafió a Sergio Fernández y el pelirrojo cometió penalty. ¡Por fin un penalty a favor del Barca! No era cosa de desaprovecharlo y Leo cumplió con calma y parsimonia.

Y la goleada aún pudo ser mayor si Villa hubiera aprovechado un disparo en los últimos instantes que Ricardo rechazó para que Pedro intentara una vaselina que se fue alta. Así languidecía la segunda parte de este día tan largo para el Barça y tan productivo gracias a ese fútbol que parece tan fácil pero que representa la excelencia de un sistema que Mourinho considera acabado. Guardiola y los suyos habían matado un partido que en otras circunstancias se hubiera complicado por esos nervios que la magia de este gran equipo se encargó de matar.

Fue un triunfo trabajado, mirando por el retrovisor a quienes en ese momento estaban jugando unos kilómetros más al sur, pero sólo teniendo en cuenta que el líder lo es por méritos propios. En avión, en tren, en autocar o en tartana si se tercia. El buen fútbol tiene que seguir llegando a todas partes con la firma del Barça de Guardiola. ¡Que no pare la música!
Fuente: SPORT

Infernus.
 
Triplete: Iniesta, Messi y Xavi, finalistas del Balón de Oro 2010

foto455812cas.jpg


El Balón de Oro de este año recaerá en alguno de los tres 'locos bajitos' que comandan el FC Barcelona, será para Xavi, para Messi o para Iniesta.

Un premio que sin duda también es para el estilo, la manera de entender el fútbol del FC Barcelona, la filosofía Barça y sobre todo para un edificio cercano al Camp Nou: 'la Masia', que ha visto crecer como futbolistas a Xavi a Andrés y a Leo. Ellos son los tres finalistas del Balón de Oro 2010 que entregan conjuntamente la FIFA y "France Football".

Es la tercera vez que el podio del premio, creado en 1956, recae en tres jugadores del mismo club, algo que sucedió con el Milan en 1988 y 1989.

Esos dos años el ganador fue el holandés Marco van Basten, respaldado el primer año por sus compatriotas Ruud Gullit y Frank Rijkaard y el segundo por el italiano Franco Baresi y, de nuevo Rijkaard.

Por primera vez el Balón de Oro se unifica con el premio del mejor jugador de la FIFA, lo que hará que el ganador sea elegido por los votos de los periodistas de la revista francesa, de los seleccionadores y de los capitanes de los equipos nacionales.

El vencedor, que será desvelado el próximo 10 de enero en Zúrich, será elegido gracias a los votos de 154 periodistas y de los 208 seleccionadores y capitanes de los equipos que componen la FIFA.

Messi, ganador de la pasada edición tanto del Balón de Oro como del premio de la FIFA, vuelve a repetir como uno de los favoritos, aunque en esta ocasión puede pesarle la influencia del Mundial, ganado por España, lo que beneficia a sus dos compañeros de club.

El argentino fue el mejor jugador con la "albiceleste", pero el equipo no pudo superar los cuartos de final. A ello, el rosarino antepone las buenas prestaciones con la camiseta "blaugrana".

Xavi, tercero de la pasada edición en los dos galardones, aparece en muchas quinielas como el principal favorito del premio, aunque Iniesta cuenta con el privilegio de haber logrado el tanto que dio a España el título en Sudáfrica en la final contra Holanda.

Los dos optan a convertirse en el segundo jugador español en ganar el Balón de Oro, un mérito que hasta ahora sólo Luis Suárez tiene en sus vitrinas, tras haberlo ganado en 1960.

El Barcelona, además, logrará su octavo Balón de Oro, con lo que iguala a la Juventus de Turín y al Milan como los clubes más recompensados.

La Liga española sumará su décimo cuarto premio, lo que le acerca a los 18 que ha logrado el campeonato italiano.

Messi, por su parte, opta a convertirse en el sexto jugador que suma dos Balones de Oro, algo que lograron Alfredo di Stéfano (57, 59), Frank Beckenbauer (72, 76), Kevin Keegan (78, 79), Karl Heinz Rummenigge (80, 81) y Ronaldo (97, 2002).

Sólo tres jugadores han ganado en tres ocasiones el Balón de Oro: el holandés Johan Cruyff (71, 73 y 74), el francés Michel Platini (83, 84 y 85) y el holandés Marco van Basten (88, 89 y 92).
Fuente: SPORT

Infernus.
 
El Barça supera el Rubin con un triunfo 'made in Masía'

foto455922cas.jpg


Nunca antes en la historia un club había copado los tres finalistas al premio al mejor futbolista del año con tres genios formados en sus categorías inferiores. Iniesta, Messi y Xavi han logrado, por tanto, un hito insólito. Y, curiosamente, sin ninguno de ellos en el campo -tan sólo el '10' entró tras el descanso- el equipo continuó este martes su dinámica ganadora. En un duelo intrascendente, por estar ya clasificado para octavos como líder de su grupo, el Barça se impuso por primera vez al Rubin Kazan, un rival que se le resistía. Y ahora, de cara a la siguiente fase, ya se conocen cuatro de los rivales que le pueden tocar en suerte: dos franceses -Olympique de Lyon y Marsella- y dos 'cocos' italianos, el Milan y el Inter.

Descanso para los titulares

En una temporada tan intensa y repleta de partidos la ocasión era perfecta para que Pep Guardiola diera descanso a sus titulares habituales. Con el equipo ya clasificado de antemano, el técnico barcelonista tuvo muy en cuenta el 'maratón' que le espera a sus discípulos hasta el próximo mes de junio y presentó un once inédito, con sólo dos de sus 'fijos' en su alineación inicial -Piqué y Busquets-, seis suplentes -Pinto, Maxwell, Adriano, Mascherano, Bojan y Jeffrén- y tres del filial -Fontàs, Dos Santos y Thiago- que cumplieron con creces.

El Barça sólo se jugaba la honrilla y los nada despreciables 800.000 euros que la UEFA paga por cada triunfo en la competición. Y una vez más el triunfo no se le escapó. El equipo, eso sí, pagó la falta de rodaje y de ensamblaje de sus nuevas piezas durante la primera mitad. La falta de conjunción hizo que los primeros 45 minutos fueran más bien soporíferos, a pesar de que los jóvenes talentos del filial hicieron todo lo posible dejando destellos de su innegable calidad. Fontàs estuvo sólido como central junto a Piqué, y Jonathan dos Santos y Thiago cumplieron como veteranos en la medular.

Y fue precisamente este último el único que puso en leves apuros al meta Rizhikov durante el primer periodo, con tres disparos lejanos en el 5', el 25' y el 45'. Poco más hizo, por su parte, el Rubin. El escaso trabajo que le dio a Pinto fue un centro-chut envenenado de Ansaldi que obligó a lucirse al gaditano. Ahí acabó todo.

Jeffrén y Bojan se lesionan

Fue un duelo muy accidentado. El Barça perdió a sus dos delanteros en el tramo inicial debido a las lesiones de Jeffrén y Bojan Krkic. El primero fue sustituido por Víctor Vázquez en el 12' a causa de una lesión en el adductor del muslo izquierdo. La mala suerte se está cebando con el venezolano. Cabe recordar que, en su último encuentro como titular, en la Copa del Rey ante el Ceuta, Jeffrén sufrió una lesión en el hombro que le mantuvo un mes de baja. Y en cuanto a Bojan, el de Linyola cedió su puesto a Bartra a la media hora tras sufrir un golpe en la cara en un choque fortuito con Bocchetti. Parecía una maldición.

Goles del filial

Los goles se hicieron esperar hasta la reanudación. Y los dos llevaron la firma del Barça B. El primero llegó en el 50', y fue obra de un defensa, Fontàs. El catalán remachó dentro del área una buena internada de Thiago por la derecha. Su zurdazo topó en la mano de un defensa ruso, pero el esférico acabó entrando en la red (1-0, 50').

Casi tanto o más celebrado que el gol fue el momento en el que, justo un minuto después, Leo Messi salió a calentar en la banda. Los cerca de 50.000 espectadores que se dieron cita en el Camp Nou estallaron de júbilo y corearon al unísono su nombre al ver salir del banquillo al argentino. Lo mismo ocurrió cuando, en el 62', entró en sustitución de Jonathan dos Santos.

Al '10' del Barça le da igual jugar una final de Champions que una pachanga entre amigos. Una vez más quedó demostrado. Lo hace todo bien y su motivación es siempre la misma, sea cual sea el rival. Es un gustazo verlo jugar, una delicia. En el 65', estuvo a punto de marcar al enviar rozando la escuadra un obús desde la frontal.

La fiesta la culminó Víctor Vázquez. El canterano marcó el 2-0 en el 82'. Adriano recuperó el balón en la media, se lo cedió y Vázquez, desde la frontal, batió a Ryzhikov con un potente disparo. El Barça pasó por primera vez invicto a la siguiente fase desde que Guardiola se hizo cargo del banquillo. No hay nadie que se le resista...
Fuente: SPORT

se nota que eres fan del barsa no infernus? jajaja ;-)

¿Quieres decir? ^^

Infernus.
 
De manita en manita se va a por la Liga

foto456267cas.jpg


Pep Guardiola parece tomarse más que en serio el partido del próximo sábado en el campo del Espanyol. Una buena muestra de ello es que, y a pesar que esta semana no habrá ningún partido intersemanal, decidió reservar a dos jugadores habituales en el once titular. En un caso, el de Piqué, se entiende que porque tenía cuatro tarjetas y la quinta le habría supuesto no poder jugar contra los de Pochettino. Y en el otro caso, el de Sergio Busquets, sí que parece claro que el técnico quería darle más días de descanso y, a la vez, 'premiar' a un Mascherano que esta temporada ha ido de menos a más.

Así, con Abidal acompañando a Puyol en el centro de la defensa y Mascherano en el pivote defensivo, el Barça salió, como siempre, a controlar el balón y buscar el gol lo más rápidamente posible para hacer lo más difícil. Es cierto que en los primeros minutos le costó un poco conseguirlo porque delante se encontró con una Real Sociedad valiente, atrevida, que le plantó cara a coste, eso si, de un gran desgaste físico.

Pero solo fueron cinco minutos en los que al Barça le costó tener el balón. En ese minuto, Villa hizo el primer disparo entre los tres palos (sin problemas para Bravo) y ese fue el punto de partida. El momento que puso en marcha la gran máquina de fútbol que es este Barça. El momento en que la magia volvió al Camp Nou. El momento en que los aficionados ya pudieron sacar el babero. El momento, en definitiva, en que empezaba lo que es este Barça: el mayor espectáculo del mundo.

Y el mayor espectáculo del mundo tuvo su primera recompensa en el minuto 8, cuando Messi se disfrazó de Xavi y le dio una gran asistencia a Pedro para que desde la línea de fondo centrara y Villa, con un disparo potente a bocajarro, rematara al fondo de la portería. Era el 1-0.

La Real Sociedad, y eso hay que agradecérselo, se mantuvo en todo momento valiente, presionando al Barça en prácticamente todo el campo. Pero, claro, cualquier desmarque, cualquier regate, cualquier pase que inventa cualquier jugador del Barcelona es suficiente para romper la mejor presión del rival. El Barça, por eso, siguió a la suya. Gustando y gustándose. Messi pudo marcar el 2-0 en el minuto 28 pero tras un gran pase de Villa el disparo del argentino lo sacó bajo palos un defensa.

Pero no importaba. Todo el mundo sabía que si no entraba entonces ya entraría más tarde. Y, claro, entró. Minuto 32. Rondo monumental del Barça con participación final de Alves, Iniesta, Pedro y pase a Iniesta que con un gran disparo al primer palo, donde estaba Bravo, mete el balón por el único agujero posible. Era el 2-0, resultado con el que se llegó al descanso.

Y el descanso de 45 minutos, de poco sirvió. El Barça salió de nuevo tan enchufado como se había ido a descansar. Sacó de centro, hizo otro gran rondo de 45 minutos y lo culminó con una triple pared entre Alves y Messi y gol del argentino. Otro partido decidido y otro monumento al fútbol en plena construcción.

El segundo tiempo fue un gran monólogo del Barça. La Real acusó tanto el esfuerzo físico de la primera parte como el golpe moral que suponía para algunos de sus jóvenes jugadores ir perdiendo por 3-0. Su suerte fue que el Barça había decidido ya levantar el pie del acelerador. No diremos que iban caminando, pero casi, casi. Lo más importante era mantener el control del balón y que la Real no pasara del centro del campo.

Conseguido esto, se trataba de seguir buscando la excelencia y si, además, caía el cuarto gol, mejor que mejor. Lo pudo marcar Messi, pero mandó el balón al poste en el minuto 33.

El partido, en los últimos minutos, fue cada vez más aburrido y sólo lo animó la entrada de un Tamudo al que el público le recordó lo que disfrutaba cuando le marcaba un gol al Barça.

Pero el show no se había acabado. Faltaban aún dos goles. Primero, el segundo gol de Messi. Bojan le dio el balón cuando el argentino estaba en el límite del área de la Real Sociedad por la derecha del ataque. Leo fue entrando en el área, de derecha a izquierda, sorteando a todos los defensas que le salían al paso y acabó rematando raso al segundo palo, lejos del alcance del portero Bravo. Y el 5-0 definitivo lo marcó Bojan. Robó un balón ya en campo del Real, se fue hacia la portería de Bravo, chutó, el portero despejó su balón y a la segunda no falló. Chuto potente y alto. Y barraca.

Era la culminació de otra noche de gran fútbol, de una exquisitez futbolística que nadie recuerda haber visto hasta el momento. Y la pregunta que queda en el aire. ¿Qué nos falta por ver?

Fuente:
SPORT

Infernus.
 
Arsenal-Barça, en octavos de final

foto456623cas.jpg


El rival del FC Barcelona en los octavos de final de la Champions League será el Arsenal de Cesc Fàbregas. El jugador catalán, que no quería el Barça en las próximas eliminatorias, verá como vuelve a enfrentarse al equipo azulgrana. Olympique de Lyon-Real Madrid y Valencia-Schalke, los otros emparejamientos de los equipos de la Liga BBVA. Los partidos de ida se jugarán entre el 15-16 y el 22-23 de febrero de 2011, mientras que los de vuelta tendrán lugar entre el 8-9 y el15-16 de marzo.

Para muchos, el duelo de ida de los pasados cuartos de final de la Champions fue una final anticipada. Los de Pep Guardiola desplegaron un juego ambicioso que deslumbró el Emirates Stadium y a toda Europa, pero los dos goles del traspasado Ibrahimovic fueron anulados por Walcott y Cesc, de penalti y a falta de seis minutos para el final.

El Camp Nou, que como en esta ocasión acogerá la vuelta, dictó sentencia, aunque es esa ocasión más bien lo hicieron Messi y sus cuatro goles (4-1). Los 'gunners', considerados el Barça de la 'Premier' por su juego de toque y ofensivo, no supieron plantar cara en Barcelona.

En el caso de la eliminatoria del Arsenal-FC Barcelona de la Champions 2010-2011, el partido de ida se jugará el 16 de febrero de 2011 en el Emirates Stadium y la vuelta en el Camp Nou, el día 8 de marzo.

Así ha quedado el cuadro de los octavos de final de la Champions League:

Shakthar Donetsz-Roma
Tottenham-Milan
Schalke 04-Valencia
Bayern Munich - Inter de Milán
Real Madrid - Olympique de Lyon
FC Barcelona - Arsenal
Chelsea-Copenhague

Fuente:
Mundo Deportivo

Infernus.
 
El Barça tumba al Espanyol con una nueva 'manita'

foto456725cas.jpg


Cuando el Barça impone su fútbol exquisito no hay quien le tosa. Este equipo nos está mal acostumbrando, resolviendo partidos que se prevén difíciles en tan sólo 45 minutos. Ya ocurrió el día del Madrid y este sábado la historia volvió a repetirse ante otro de los rivales más incómodos para los de Guardiola.

El Espanyol, arropado por su público y que llegaba a la cita en la mejor situación de los últimos años, se había conjurado para desactivar al eterno rival desde el primer minuto, pero nada más lejos de la realidad. Pese a que la primera llegada la protagonizó Luis García, el Barça tomó el control del partido y maniató a los blanquiazules, que tuvieron prácticamente imposible salir de su campo durante los primeros minutos del choque.

El dibujo de Pochettino, defensa adelantada y líneas muy juntas, lo fueron borrando poco a poco los de Guardiola a base de ocasiones. Busquets pudo abrir el marcador en el 3’ con una tijera que se fue por muy poco tras un corner y Messi falló inexplicablemente a puerta vacía un pase de Dani Alves (10’). Luis García y Osvaldo intentaban tímidamente pisar el área de Valdés pero la defensa estrella culé formada por Alves, Piqué, Puyol y Abidal eliminaron cualquier atisbo de peligro. El gol culé, tan difícil en otras visitas a la casa del Espanyol, era cuestión de tiempo. Xavi probó las manos de Kameni con un disparo lejano y en la siguiente jugada llegó el primer gol del líder. Busquets inició un contraataque, cedió el balón a Messi y este se sacó una asistencia (la enésima esta temporada) para que Pedro batiese al meta camerunés en el minuto 18. Los locales protestaron el tanto porque Callejón estaba en el suelo, sin embargo las imágenes confirmaron que el jugador se levantó con el gol y se fue al suelo instantes después.

Dos minutos después Valdés le robó el balón a Luis García instantes antes de rematar, ante el enfado y los pitos de la parroquia perica. El Barça tocaba y tocaba, jugaba con la confianza que tiene aquel que se sabe la lección y volvió a golpear antes del descanso con una nueva diana. Corría el minuto 29 cuando una gran jugada colectiva en la que participaron hasta cinco jugadores fue rematada por Xavi casi sin ángulo. Un premio al gran trabajo de un equipo que cuando muestra sus armas es imbatible por cualquier equipo del mundo. Nuevamente se repitió la historia y como ya ocurriera después del primer gol Valdés volvió a evitar el gol local sacando una mano providencial ante un disparo de Callejón. La impotencia empezó a evidenciarse en el cuadro blanquizul, cuyos jugadores empezaron a atizar los tobillos de Xavi, Messi y compañía, lo que les valió enfilar el túnel de los vestuarios con tres amonestaciones.

FESTIVAL DE GOLES

La segunda parte empezó con el mismo guión que la primera, un Barça avasallador que pudo ampliar el marcador por medio de Pedro e Iniesta. Sin embargo, el canario, que vuelve a estar en un momento de forma tremendo se convirtió en el hombre del partido al dirigir y culminar la jugada del tercer gol (60’), después de aprovechar un rechace de Kameni a tiro de Messi.

Dos minutos después Osvaldo recortó distancias tras adentrarse en el área. Sin embargo la reacción llegó demasiado tarde ya que la victoria no se le podría escapar a los de Guardiola, que no sólo mantuvieron sino aumentaron la ventaja.

David Villa volvió a reivindicarse con dos goles para cerrar una nueva goleada una semana después de haber endosado otros cinco goles a La Real Sociedad y otros tantos al Real Madrid hace tres semanas.

Señoras y señores, disfrutemos de este equipo y estos momentos porque el espectáculo que nos brindan en cada partido es un regalo para la vista que recordaremos durante años.

Con esta nueva victoria el Barça empezará 2011 como líder indiscutible con 43 puntos igualando la mejor racha de victorias en Liga con Guardiola (10 victorias).


Fuente: SPORT

Infernus.
 
El Barça se estrella contra la muralla vasca

foto457008cas.jpg


Tras la ‘manita’ al Espanyol, el Barça reemprendía este martes su carrera por el título de Copa ante un viejo conocido: el Athletic de Bilbao. Un rival que en esta ocasión puso las cosas mucho más difíciles al Barça.

Como es habitual en los partidos de Copa el técnico del Barça, Pep Guardiola, introdujo varios cambios en el once titular, en el que la ausencia de Leo Messi fue la nota más destacada. Pero el argentino no fue el único que se quedó en el banquillo de entrada. Abidal sustituyó a Puyol en el eje de la defensa, Busquets dio paso a Mascherano, que, junto a Xavi y Keita, se encargaron de la creación del juego azulgrana. Pedro, Iniesta y Bojan fueron el tridente azulgrana.

Fue especialmente en esta fase del juego donde el Barça más notó las ausencias. Y es que el Athletic, que jugaba sin su máximo exponente en ataque, Fernando Llorente, basó toda su estrategia en cerrarse atrás y verlas venir. Con una defensa que en ocasiones llegó a tener hasta más de siete hombres, a los azulgranas les costó Dios y ayuda crear peligro durante la primera mitad.

Las mejores ocasiones nacieron de las botas de Andrés Iniesta, el mejor azulgrana durante los 45 primeros minutos, a quien, sin embargo, le faltó suerte en la definición. Primero lo probó desde fuera del área, con dos potentes disparos que el meta del conjunto vasco, Gorka Iraizoz, consiguió enviar a corner (min.24 y 28), y después se asoció con Pedro en el área para que el canario se inventara un bonito pase en profundidad que desgraciadamente tampoco encontró rematador (min. 44).

TRIDENTE DE ORO PARA LA SEGUNDAD MITAD

Al Barça le hacía falta subir de revoluciones y Guardiola apostó por la fórmula mágica. Tan sólo siete minutos después del inicio de la segunda mitad Leo Messi saltaba al terreno de juego, devolviendo a Iniesta a su posición natural.

Los azulgranas sumaban una velocidad, pero seguía faltando pólvora. De hecho, Bojan pudo hacer el primero a los 10 minutos de la segunda mitad, cuando Pedro colocó en el área pequeña un precioso centro al que el de Linyola no llegó a rematar a tiempo. Fue precisamente el nueve del Barça el segundo sacrificado de Guardiola que, ante la ausencia de goles, decidió acabar con una nueva oportunidad sin aprovechar para Bojan. Villa tomó el relevo (min. 63).

Con el tridente de oro sobre el campo, los azulgranas dispusieron de sus mejores minutos en ataque. La más clara, un gran pase en diagonal de Xavi a Villa que, el asturiano no pudo alcanzar por bien poco (min. 76). El gol se resistía y Guardiola decidió mover su última pieza para intentar romper la muralla defensiva del Athletic, que durante la segunda mitad acabó de renunciar a jugar en ataque. Adriano sustituyó a Mascherano, en un intento de sumar el juego de bandas a los recursos del ataque azulgrana [min. 7].

GOL ANULADO

Sin embargo, las dos mejores oportunidades del Barça antes del final tuvieron un guión diferente. La primera la protagonizó Villa, que llegó a colar a la malla un rebote del balón en el área. Un gol que no llegó a subir al marcador porque el asturiano estaba en posición incorrecta. La segunda la protagonizó Piqué que, solo ante el portero, remató fuera a seis minutos para el final.

Al final 0 a 0 en el marcador y todos los deberes por hacer en San Mamés. El Barça se pone un nuevo reto: jugarse a un partido en territorio rival la eliminatoria. ¿Habrá premio o carbón para los de Guardiola? El 5 de enero lo veremos. Lo que está claro es que no faltará emoción en la Noche de Reyes.


Fuente: SPORT

Infernus.
 
El año 2010 del Barça

1291066987006.jpg


Sin la increíble fertilidad del 2009, pero con idéntico brillo. Así se podría definir para el Barça el año 2010 que está a punto de echar el cierre. De los seis títulos conquistados la temporada pasada (Copa, Liga, Champions, Supercopa de Europa, Supercopa de España y Mundial de clubs) se ha pasado a dos (Liga y Supercopa de España), pero en cambio el nivel de juego incluso ha aumentado y se han sumado dos manitas ante dos rivales históricos: Real Madrid y Espanyol.

Una Liga récord de 99 puntos
El pasado 16 de mayo el Barça conquistó el título de Liga con una puntuación histórica: 99 puntos. Los de Guardiola sumaron tres puntos más que el Real Madrid. En el cómputo del año 2010, el Barça ha disputado un total de 39 partidos de Liga, con 33 victorias, cuatro empates y dos únicas derrotas y un bagaje de 104 puntos.

Revancha ante el Sevilla
Después de quedar eliminado de la Copa del Rey a principios de año a manos del Sevilla -equipo que a la postre acabó campeón-, el conjunto azulgrana ajustó cuentas en septiembre con los andaluces imponiéndose en la Supercopa de España. Los azulgrana perdieron en la ida en el Pizjuán (3-1), pero lograron darle la vuelta a la eliminatoria con su triunfo en el Camp Nou (4-0).

Messi, el rey del gol
Una vez más Leo Messi se convirtió en el máximo goleador del equipo acumulando unas cifras de vértigo. El crack argentino sumó la friolera de 58 goles en todas las competiciones. Pedro fue segundo con 20 dianas, mientras que Villa, en sólo cuatro meses en el club, cerrará el año como tercer máximo artillero azulgrana, con 13 dianas.

El sueño roto del Bernabéu
Una de las grandes ilusiones fijadas para el 2010 era la final de la Champions League en el Bernabéu. El Barça fue avanzando con paso firme pero se quedó a las puertas de la final. El Inter de José Mourinho, ayudado por el arbitraje del portugués Olegario Benquerença, venció en la ida (3-1) después de que el Barça sufriera un accidentado viaje a Milán por la nube tóxica del volcán islandés y la expedición culé tuviera que verse obligada a cambiar el avión por el autocar. En el encuentro de vuelta, disputado en el Camp Nou, el Barça logró imponerse pero no obtuvo suficiente renta (1-0) como para eliminar al Inter y plantarse en la final.

Triunfo en el Bernabéu y manita
El Barça de Guardiola será recordado de por vida por uno de los hitos logrados en este 2010 y que tiene relación con el eterno rival. Los azulgrana no sólo consiguieron dar uno de los golpes definitivos a la Liga 09-10 imponiéndose en el Bernabéu por 0-2, sino que además golearon al conjunto blanco en el encuentro de la primera vuelta del presente campeonato en el Camp Nou. La manita al Madrid no sólo será recordada por la goleada en sí, sino sobre todo por la imagen de superioridad que mostró de principio a fin ante el equipo de Mourinho, que a priori acudía al Estadi convencido de acabar con la hegemonía azulgrana.

Fin al fortín de Cornellà con un 1-5
El Barça despidió la Liga en este 2010 derribando el fortín de Cornellà-El Prat. El conjunto azulgrana no sólo se convirtió en el primer equipo que lograba vencer allí esta temporada, sino que encima se impuso por goleada. Después de encadenar tres manitas (Sevilla, Real Madrid y Real Sociedad) y hacerle un ocho al Almería [0-8], los azulgrana volvieron a marcar cinco tantos (1-5).

El mejor equipo de la historia
A la impecable trayectoria acumulada desde que Pep Guardiola se hizo cargo del equipo, el Barça ha acumulado nuevas goleadas y nuevas exhibiciones de fútbol que han despertado aún más el interés por el club azulgrana en todo el mundo. De hecho, dos de los periódicos deportivos más prestigiosos de Europa, como L'Equipe o la Gazzetta dello Sport, les dedicaron sus portadas al Barça planteando el debate de si el de Pep Guardiola no era ya el mejor de todos los tiempos, por encima del Brasil de los 70, el Madrid de Di Stéfano, el Barça de les Cinc Copes...

Triplete culé en el Balón de Oro
Una muestra más del reconocimiento mundial al fútbol que practica el Barça lo evidencia la elección de los tres finalistas que optan al Balón de Oro. Por primera vez en la historia, un club consigue colocar a tres de los jugadores salidos de su cantera en el podio: Messi, Xavi e Iniesta.
Fuente: Mundo Deportivo

Infernus.
 
Afellay: "Estoy en el mejor club del mundo"

afellaybcn6.jpg


Afellay declaró sentirse “muy contento”, aunque “un poco nervioso”, por estar “en el mejor club del mundo”, en sus primeras declaraciones ofrecidas a los canales corporativos del club, Barça TV y FCBarcelona.cat.

"Es muy especial estar aquí, estoy muy contento", afirmó. 'Ibi' es consciente que llega a uno de los clubes más grandes del mundo y ya ha empezado a notar lo que ello supone desde el primer día.

“Todavía no me he dado cuenta de todo lo que he conseguido”.Acabo de llegar, es mi primer día en la ciudad, pero no creo que tarde demasiado en ser consciente de todo”, manifestó.

Para Afellay jugar a las órdenes de Pep Guardiola es un aténtico es "un sueño muy grande" asegurando que "todos los jugadores sueñan con jugar en el Barça. Pregúntale a cualquier jugador del mundo y cualquiera te dirá que quiere jugar aquí, donde se practica el mejor fútbol del mundo".


Fuente: SPORT

Infernus.
 
Cinco jugadores del Barça en el 11 ideal del 2010 según 'L'Equipe'

messixavioiniestasonlos.jpg


Cinco jugadores españoles, de los cuales cuatro del Barcelona forman parte de la alineación ideal este año para el diario deportivo francés 'L'Equipe', que también incluye otra estrella del equipo catalán, el argentino Lionel Messi.

El portero Iker Casillas, del Real Madrid, es el único de los cinco futbolistas españoles escogidos por 'L'Équipe' como su once ideal en su edición de hoy (los otros son Gerard Piqué, Xavi, Sergio Busquets y Andrés Iniesta) que no pertenece al Barça.

También figuran en la lista de los mejores para el periódico francés los brasileños Douglas Maicon y Lucio, ambos del Inter de Milán como el holandés Wesley Sneijder, el alemán Bastian Schweinsteiger del Bayern de Múnich y el portugués Fabio Coentrao del Benfica. El palmarés de este año queda marcada por el Mundial conquistado por primera vez por España, y por eso se han escogido a cinco miembros de su selección, y por la victoria en la Liga de Campeones del Inter de Milán, que coloca a tres de sus futbolistas.

'L'Équipe' considera, por tercer año consecutivo a Iker Casillas como "el mejor portero del mundo", muy por delante de su más inmediato seguidor el brasileño del Inter de Milán César. De Piqué, estima que su asociación con Carles Puyol tanto en el Barcelona como en la selección francesa "ha sido crucial" para que haya brillado como lo ha hecho en 2010.

A Sergio Busquets lo describe como "el central del Barça y de España, pero también el indispensable garante del equilibrio colectivo de los dos equipos desde una posición de centinela que ocupa con calma, inteligencia, sangre fría y precisión en el gesto".

Xavi, según 'L'Équipe', es "un jugador maravilloso, indisociable de su cómplice Iniesta", quien ha obtenido los mismos puntos que él y aparece como "uno de los grandes símbolos de la dominación de un cierto fútbol" desarrollado por el Barcelona.

Messi, aunque no hiciera un gran papel en el Mundial con una selección argentina eliminada en cuartos de final, es un jugador en el que "lo excepcional se conjuga con lo ordinario" y "partido a partido constituye el regalo para todos los telespectadores del mundo", de acuerdo con el periódico francés.

De Maicon, señala que ha sido uno de los hombres básicos para los cuatro títulos que ha conseguido este año el Inter de Milán, y ha desplazado como uno de los mejores laterales a Daniel Alves.

En cuanto a Lucio, representa el "símbolo del Inter de José Mourinho" gracias a "una excepcional fiabilidad defensiva, sólida, lúcida y rigurosa" e incluso sabe "cometer faltas 'útiles'". Fabio Coentrao es "el invitado sorpresa" en el once ideal de 'L'Équipe', gracias a lo que demostró en Sudáfrica y a ser uno de los que ha permitido al Benfica volver a la cumbre del fútbol portugués.

Schweinsteiger, más allá de su "nombre impronunciable", ha orquestado el encumbramiento de su equipo a fuerza de mostrar un "registro muy amplio, excelente recuperando balones y en el pase". Por último Sneijder, "inexplicablemente rechazado por el Real Madrid, ha transformado el Inter desde su llegada en el verano de 2009 para arrastrar al club lombardo en una formidable espiral positiva".


Fuente: Mundo Deportivo

Infernus.
 
Atrás
Arriba