Eliteguias GUÍAS     TRUCOS     LOGROS / TROFEOS     FORO     BUSCAR

Anuncios

Guía Shadow of Rome

Capítulo 1: La maldad de los hombres

Prisión de Syracuse (Octavio)

 

 

Aquí está tu primer test real y peligroso de cautela. Los guardas no se limitarán a encarcelarte si te cazan, simplemente te matarán.

 

Revisa tu mapa. La puerta de más al norte es tu meta. La llave para esa puerta está justo en la izquierda de más abajo, el punto verde. Un hombre está en ese punto.

 

Lo primero que tienes que hacer es salir a la izquierda desde el pasillo en el que empiezas. Mira el guardia en tu mapa, cuando sea seguro camina normal o agachado hacia las cajas cerca de su ruta por donde patrulla. Agáchate hasta que pase y cuando sea seguro y te de la espalda, ve hacia la puerta en la izquierda; pero recuerda, ve tranquilo y despacio, si corres se dará la vuelta. Coger monedas aquí es algo peligroso, sólo ve a por las más fáciles. Ahora estarás en un largo pasillo; ve todo el rato hacia el Norte, hacia la puerta objetivo, que por supuesto está cerrada.

 

Ahora gira a la derecha, verás una pequeña puerta en el centro de las vallas; pues ve por ella. ¿Ves los puntos verdes en la esquina superior derecha de tu mapa? Pues vamos para ahí. Vete hacia el centro del mapa desde allí y entonces vete a la habitación con los puntos verdes. Es vital que vallas agachado. Coge cualquier moneda que veas que estás seguro, y si no déjala y coge también alguna cuerda. Evita las jarras, son demasiado ruidosas. Ve con la cuerda de vuelta hacia donde vinimos, la puerta marcada como meta.

 

Tendrás la casa del guardia cerca tuya, con el hombre en el punto verde. También hay otros dos hombres cerca de él, esto es por lo que elegimos la cuerda y no las jarras. Puedes ir a por todos, pero es algo complicado, por lo que te recomiendo que vayas cautelosamente por detrás del guardia que está frente a la llave, lo estrangules, cojas tu llave y vayas hacia la puerta objetivo. Pasa por ella para ir a la siguiente parte de la Prisión.

 

Interior

 

Ahora que estás dentro, corre hacia la izquierda cuando puedas. Evita el centro de la habitación y pégate a la pared para evitar la mirada del enemigo. Vete en la primera habitación que veas. Ponte el uniforme de guardia que veas. Ahora regresa a donde empezaste y en lugar de ir a la izquierda, ve a la derecha. Vete todo el camino hacia el montón de chatarra y cajas. Encuentra la moneda plateada de la fortuna y entonces busca una caja cercana a la que subirse. Súbete a dicha caja y vete a la cima de la pared más lejana de la habitación. Camina agachado por el agujero hacia la cima y déjate caer en la siguiente zona.

 

La puerta justo a tu derecha es donde tienes que ir, pero está cerrada. No te preocupes, simplemente pégate a la pared de la derecha y vete por la siguiente puerta de ese mismo lado. Vete hacia tu objetivo según el mapa. Ve hacia donde el mapa dice que hay una moneda. Deberías oír el viento en esta habitación. Sube por la piedra que sale cerca de la pared, coge tu moneda y ve a la siguiente habitación. Abre la puerta por la que originalmente querías entrar y después sube por las escaleras.

 

Desde aquí ve a la izquierda y ten cuidado con el guardia cercano. Camina lentamente. Vete a la celda de más lejos que puedas entrar. Tiene barras rotas en un lado. Sigue el único camino que puedes desde aquí y sube por la escalera por la que viniste. Graba la partida y prepárate para una pelea contra un Boss.

 

Boss

 

A parte de cubrirte claro, tienes que coger la antorcha más cercana y quemar las cuatro cuerdas, dos en cada lado. Y ya está. Dicho así suena fácil, pero en la práctica puede que no lo sea tanto.

 

Cuando lo tengas echo, suelta la antorcha, corre por el puente que hiciste y trepa hacia el puente roto en donde estaban ellos. Ahora pasarás a manejar a Agrippa de nuevo.