Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía The Elder Scrolls IV Oblivion

Misiones principales

Defensa de Bruma

 

 

Ahora ve al Castillo de Bruma y habla con la Condesa Narina Carvain. Después de hablar con ella, aceptará conocer a Martin en la capilla. Sigue a Narina Carvain hacia afuera y baja a la capilla en donde encontrarás a Martin. Ella y Martin discuten el plan y ambos se dan cuenta de que este desesperado acto es la única manera que tienen para parar a las fuerzas del mal de Oblivion.

 

Cuando estés listo, habla con Narina Carvain. Asegúrate de que tienes una partida guardada aparte aquí. Todavía tienes la oportunidad de regresar a los Aliados de Bruma para conseguir más ciudades que te ayuden. Una vez que selecciones “deja que la batalla empiece” ya no habrá vuelta atrás.

 

Deja la capilla con Martin a tu lado. Todo el mundo empezará a correr cuando ellos salgan afuera. Te encontrarás con todos los aliados de la búsqueda anterior en las puertas de Oblivion. Obviamente de cuantas más ciudades reclamases ayuda, más aliados tendrás. Martin se adelanta y empieza a hablar a todos tus aliados.

 

Aquí lo más importante es que mantengas a Martin con vida, así que procura no separarte mucho de él. Lo que no te se tiene que ocurrir hacer es ir tu sólo a lo loco para intentar matar a todos los enemigos. Inevitablemente te se podría escapar alguno y ese podría ser el que matase a Martin. O sea que mejor mantente a la defensiva.

 

A medida que avanza la batalla, más puertas de Oblivion se abrirán y vendrán todavía más enemigos. Llegará un momento en el que haya tantos enemigos que te volverás loco y ya no sabrás que hacer con ellos. Cuando se hayan abierto unas 3 puertas, aparecerá un mensaje en la pantalla diciendo que la Gran Puerta se abrió. La Gran Puerta es mucho más grande que una normal, así que no hay pérdida para localizarla. Dicho esto, inmediatamente cuando veas el mensaje, ve hacia la puerta y todo habrá acabado.

 

Ahora sigamos con La gran puerta.