Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía The Daedalus Encounter

Misión de rutina; En el interior de la nave Alien

 

 

MISIÓN DE RUTINA

 

Un par de días más tarde, el Artemis circulaba por el sistema Draylak y encontraba una nave abandonada de los Vakkar en el interior de una zona de asteroides. Casey habia sido alojado en el interior de una sonda dotada de una movilidad ilimitada y Ari sugirió que fuera Casey el que probara sus nuevas habilidades explorando la nave enemiga.

 

Casey activó el botón STARTUP, luego el DIAGNOSTICS para comprobar el correcto funcionamiento del sistema y, finalmente, el botón DEPLOY para separarse del Artemis y lanzarse al espacio. La sonda atravesó el cinturón de asteroides, analizó la nave abandonada y se acercó a una escotilla que se abrió al disparar el láser contra el botón azul situado en la parte superior. Casey activò el botón FLOODLIGHT para iluminar el interior de la nave enemiga y exploró su interior hasta encontrar un pequeño objeto que flotaba libremente. Después de atraparlo mediante el GRAPPLE-ARM y comprobar su naturaleza con la opción ANALYSIS, Ari comprobó que el objeto carecía de interés y pidió a Casey que lo abandonara. La sonda completó la exploración de la nave sin encontrar nada importante y regresó al Artemis.

 

Zack propuso realizar un salto hisperespacial para dirigir el Artemis a una zona en la que se adivinaba la presencia de abundantes restos de guerra, y aunque Ari consideraba la maniobra como demasiado peligrosa, Casey se mostró partidario de realizarla.

 

Así que los dos pilotos prepararon la nave para el salto espacial, pero su sorpresa fue mayúscula cuando el Artemis reapareció en el punto de destino y comprobaron que se dirigían a gran velocidad hacia una gigantesca nave alienígena cuya  construcción completamente desconocida no había sido advertida por los sistemas de radar.

 

Ari y Zack nada pudieron hacer por evitar el desastre y el Artemis chocó frontalmente contra la nave alienígena.

 

El choque fue terriblemente violento, hasta el punto de que los dos pilotos quedaron inconscientes en sus asientos y todos los sistemas del Artemis se desactivaron. Soamente Casey parecía mantener todas sus constantes activas y pudo restablecer el suministro de energía a los cuatro sistemas principales de la nave.

 

EN EL INTERIOR DE LA NAVE ALIEN

 

Los controles de la nave volvieron a funcionar y los dos pilotos recuperaron el conocimiento. Entonces, se dieron cuenta de la magnitud del desastre. El Artemis se había incrustado en la gigantesca nave alienígena y era imposible despegarlo de ella, y, para colmo de males la nave extraterrestre se dirigía a la corona de una estrella binaria que acabaría carbonízándoles a todos si no conseguían desviar el rumbo. La única posibilidad de salvación consistía en entrar en la nave alienígena, localizar su sistema de navegación y variar su rumbo para alejarla de la atracción de la estrella.

 

Casey analizó la nave alienígena y salió de nuevo al espacio utilizando la secuencia STARTUP - DIAGNOSTICS - DEPLOY. Cuando la senda encontró un agujero en el casco de la nave lo suficientemente grande como para utilizarlo como entrada Ari y Zack abandonaron la cabina del Artemis, se colocaron sendos trajes espaciales y se dirigieron al punto donde Casey les esperaba. La sonda iluminó el interior de la nave utilizando el botón FLOODLIGHT y encontró un túnel por el que descendió seguida de los dos pilotos. Finalmente, encontró una puerta circular y después de analizarla consiguió abrirla enviando una señal amarilla.

 

La puerta volvió a cerrarse cuando habían llegado a una pequeña sala. Arí descubrió que la atmósfera en el interior de la nave era respirable, y tanto ella como Zack decidieron quitarse los trajes espaciales. Repentinamente, un alienígena moribundo cayó a su lado y no pudieron hacer nada por salvarle, pero sólo entonces quedaron a la vista las paredes de la sala y se dieron cuenta de que tenía cuatro puertas. En una de ellas había quedado atrapado un alienígena similar al primero y, aunque no consiguieron abrir completamente la puerta, había un hueco lo suficientemente grande como para que Casey pasara por él. La senda exploro durante unos segundos la sala situada detrás de la puerta, regresó al lugar donde se encontraban sus amigos y, cuando le preguntaron si había encontrado algo parecido a un control de navegación, contestó negativamente.

 

Cruzaron una de las puertas restantes, visitaron una sala en la que no encontraron nada interesante y cruzaron la cuarta y última puerta. Después de atravesar un pasillo en el que encontraron más aliens muertos, llegaron a una extraña sala mucho más grande que la anterior. En el centro, había una especie de pilar de luz que se elevaba hasta la parte más alta de la cúpula y a su alrededor seis puertas de colores diferentes con unos extraños símbolos sobre ellas. Habían entrado por la puerta roja y Ari sugirió que comenzaran a explorar a partir de la puerta situada a su derecha, de color amarillo.

 

Fuente: Juegomania.org