Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    BUSCAR

Guía Assassin's Creed III

Misiones navales

 

 

Tanto las misiones navales como los contratos de corso se podrán activar hablando con Robert Faulkner en la Hacienda o bien en la jefatura de puerto de cualquier otra zona; a partir de la Secuencia 6.

 

Sobre la forma en general de controlar el Aquila, tu barco, el mejor consejo que te podemos dar en Eliteguias es que escuches a tu tripulación, ya que con su ayuda será más fácil evitar que el barco sufra daños; por ti solo es muy difícil estar atento a todo lo que pasa a tu alrededor. Por otro lado, también podrás mejorar la resistencia del barco gracias a lo que consigas en la Hacienda.

 

Movimiento

 

-Tu decides si quieres ir a toda velocidad pero que te cueste más manejar el barco o bien ir más lento pero tener más libertad de maniobra.

 

-También debes tener en cuenta la dirección del viento, ya que evidentemente si está a tu favor el barco irá más rápido y si está en contra tu velocidad se verá reducida y/o te desviarás hacia el lado contrario del que sople el viento.

 

-Los barcos enemigos no son el único peligro, ya que si chocas contra los acantilados, tu barco sufrirá daños y/o se ralentizará debido a los arrecifes.

 

-Respecto a las olas traicioneras, no te limites a “agarrarte”, además de eso, debes dirigirte hacia ella en lugar de simplemente agarrarte o escapar hacia otra dirección.

 

Batallas navales

 

-Lo ideal es no tener nunca barcos enemigos a ambos lados del Aquila, por razones evidentes. Aún así, cuando veas que puedes acercarte al enemigo perfectamente sin que te rodeen por ambos lados, no vayas directamente hacia ellos, hazlo de manera que acabes teniendo una posición más fácil para el ataque.

 

-Hay dos tipos de cañones, los pesados y los ligeros. Los pesados hacen bastante más daño y son casi imprescindibles contra embarcaciones de gran tamaño, pero tienen un tiempo de recarga elevado; por otro lado los ligeros tardan bastante menos en recargarse aunque a costa de un daño mucho menor.

 

-Al disparar, contra un barco enemigo, podrás concentrar el tiro para mejorar así la precisión, pero hazlo con cautela y mirando bien que te conviene en cada momento... puesto que hay veces en que si el barco enemigo está lejos, necesitas más precisión que otra cosa aunque tardes en disparar, y cuando el enemigo está muy cerca, es absurdo perder tiempo con la carga del tiro.

 

-También deberás tener en cuenta el entorno del mar, es decir, las olas... ya que éstas no solo dificultarán la maniobra del barco e incluso podrán dañarlo, sino que también se interpondrán entre ti y el enemigo, dificultando así el que tu disparo acierte.

 

Barcos enemigos

 

-Cañonero

-Goleta

-Fragata

-Buque de guerra

 

Misiones navales

 

Aquí os indicaremos todas las misiones navales, cada una de ellas en una sección individual en lugar de todas aquí.