Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    BUSCAR

Guía Assassin's Creed IV: Black Flag

Secuencia 2

La animada Habana

 

 

Objetivos opcionales para el 100% de sincronización

-Embiste al ratero

-Usa bombas de humo para escapar del combate

 

Después de tu primer contacto con el Animus, estarás ya en la Habana con tu amigo el mercader Stede Bonnet.

 

La animada Habana

 

En cuanto recuperes el control, sigue a Bonnet por las calles hasta llegar a la taberna, aunque antes os pararéis frente a una tienda y tendrás que comprar un par de espadas.

 

La animada Habana La animada Habana

 

Tras la compra, Bonnet no tiene ni idea de donde está la taberna, así que súbete a lo alto de esa iglesia para sincronizar la ciudad desde la primera atalaya, descubriendo de paso en donde está la taberna.

 

La animada Habana

 

Al terminar de sincronizar, realiza un salto de fe en el fardo de heno justo abajo y recibirás el objetivo opcional de atrapar al ratero, que lógicamente al verte a ti saldrá huyendo de la zona. Persíguelo por las calles y cuando estés lo suficientemente cerca primero embístelo y luego pulsa el botón indicado para saquearlo.

 

La animada Habana La animada Habana

 

En cuanto tengas el dinero del ratero, regresa junto a Bonnet y continua hasta llegar a la taberna, ya sin más interrupciones. Esta vez los problemas vendrán una vez dentro de la propia taberna, ya que tendrás que pelear contra unos individuos, lo cual te servirá como tutorial para aprender lo necesario sobre los contraataques.

 

La diversión se acabarán cuando lleguen los soldados, ya que tendrás que escapar de la zona. Uno de los objetivos opcionales es utilizar bombas de humo para escapar del combate, en el juego ya te explicarán como utilizarlas, así que ya sabes. En cualquier caso, tras escapar de la zona, tendrás que huir de ahí y esconderte dentro de fardos de heno u objetos por el estilo para volverte invisible y perder de vista a los que te persiguen... algo de sobra conocido en un Assassin's Creed.

 

En cuanto los pierdas de vista habrás completado este primer recuerdo de la Secuencia 2.