Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    BUSCAR

Guía Overlord II

Palacio del Emperador

 

 

Esta es la última zona del juego. Así que más vale que te prepares. Antes de nada, ve a la derecha a la zona del portal y las fuentes de esbirros. Usa el portal para volver a la torre, comprar la mejor armadura y/o casco que puedas, mejorar todo lo que puedas a tus esbirros y resucitar a los favoritos.

 

Cuando estés preparado, pasa por la siguiente puerta. No tienes más que ir avanzando hasta la marca del mapa mientras vas eliminando a los diferentes enemigos a lo largo del camino.

 

-Primer encuentro con el devorador

 

Para enfrentarte con el devorador, tienes que llevar esbirros rojos y verdes y algún que otro azul por el agua pringosa. En la primera zona simplemente atácale con todo lo que tengas a las burbujas que tiene por todo el cuerpjo.

 

-Segundo encuentro con el devorador

 

Primero tienes que matar a todos los arqueros y demás enemigos de la zona. Después deja a tus esbirros en una bandera y vuelve a la habitación anterior a por refuerzos. Sigue atacando como antes a las burbujas que tiene por el cuerpo.

 

-Tercer y último encuentro con el devorador

 

Aquí deja a tus esbirros rojos en el balcón para que puedan dispararle a la cabeza. Baja con el resto de esbirros verdes y azules y atácale por la espalda a las burbujas. Ten cuidado con los zombies y esbirros diabólicos que andan por la zona, para matar a esos usa al Overlord.

 

Si haces como te digo y dejas a los rojos arriba en el balcón, estos le atacarán continuamente a la cabeza y a los enemigos que salgan en esa zona y no recibirán ningún daño. Por los esbirros que vallan contigo, si quitas el pringue azul y estás atento a los enemigos que salgan, tampoco te deberían matar a ningún esbirro, como mucho un par de ellos, además tendrás unas fuentes de esbirros en esta misma zona.

 

Al cabo de un rato, el devorador escupirá al emperador, pues tienes que usar la magia de posesión en él para matarlo. Aunque lógicamente no será tan fácil, ya que volverá a tragarlo y tendrás que volver a reventarle las burbujas que le salgan de nuevo.

 

Repite el proceso unas cuantas veces y habrás acabado con el Boss. Si a lo largo de la batalla se aleja mucho del balcón, entonces llama a los esbirros rojos y manéjalos a todos juntos.