Eliteguias GUÍAS     TRUCOS     LOGROS / TROFEOS     FORO     BUSCAR

Anuncios

Guía Shadow of the Colossus

Coloso 9

 

 

BASARAN, NIMBUS RECANTO
Dificultad: ****

Puntos débiles: las patas, el cráneo

 

Técnica para vencerlo

 

Parte 1

 

-Basaran es el coloso con más poder que has enfrentado hasta ahora. Pero no dejes que las cuatro estrellas de dificultad te asusten: todos los ingredientes para vencerlo son paciencia, e inteligencia... veamos:

 

-Como podrás ver, los cometas de energía que este coloso dispara son fatales... es algo así como el mismo poder que tenía Kuromori, pero aumentado a la décima potencia.

 

-Lo primero que tienes que hacer apenas Basaran te vea, es bajarte de Agro... el control sobre tu personaje es mucho más fluido que el del caballo.

 

-Ahora bien: estoy seguro de que ya te has fijado en los géisers que hay en el terreno... son como pequeños volcanes, pero en vez de disparar lava, sueltan chorros de agua muy caliente.

 

-Si eres inteligente, ya habrás sospechado que estos géiseres juegan un papel vital en esta batalla: porque en efecto, lo que tienes que hacer es que Basaran pase sobre uno de ellos.

 

-El chorro de agua sobre su panza o pecho lo sacará por completo de balance.

 

-Ahora bien ¿cómo hacer que el coloso te siga hasta uno de esos géiseres? Mucha gente puede confundirse y creer que la solución es meterse justo debajo de este coloso y, a punta de flechazos y otras provocaciones, conducirlo hasta allá. Pero lo cierto es que esta táctica no sólo no da resultado, sino que además es peligrosa, porque Basarán empleará su segundo (y no menos terrible) ataque: saltar con las dos patas delanteras y caer con todo el peso de sus 600.000 toneladas... el terremoto que ocasiona causa mucho daño.

 

-¿Cómo hacer que él te siga, entonces? Sencillo (pero arriesgado): tienes que correr bastante alejado, frente a él (que te vea). Sí, algunas esferas de energía que dispare te harán daño, indefectiblemente, pero si eres rápido y eliges inteligentemente el géiser más cercano, no tendrás problemas. En caso que necesites recargar tu energía, sencillamente corre detrás de él en círculos.

 

Parte 2: ¡RÁPIDO!

 

-Ahora bien: te darás cuenta de que el balance de Basaran se ha visto afectado... porque lo manifiesta levantando dos patas: ahora elige tu arco y flecha y, de la forma más rápido que puedas, acércate bien y carga hasta el máximo dos flechas contra la parte luminiscente (verdosa) de sus dos patas, que son como símbolos de debilidad.

 

-Cuando lo hayas hecho, el coloso, lleno de dolor, no podrá sostenerse más y caerá sobre su caparazón.

 

-Ese es el momento en que tienes que subirte por su panza peluda y (lo más rápido que puedas) escalar hasta el borde de su caparazón, de manera que, cuando se ponga en sus dos patas nuevamente, te cojas del R1 y, con una maroma,
quedes de pie.

 

-Ahora rápidamente (pero sin perder el control) corre hasta su cabeza.

 

-El caparazón no tiene pelaje, pero es tan grande y aparatoso, que aún con el coloso moviéndose, es difícil caerte. La cabeza está llena de pelos.

 

-Cuando saltes a su cabeza, ya de sobra sabes lo que debes hacer: aprovecha su único punto real de debilidad hasta matarlo.

 

-Un consejo: si estás perdiendo mucha energía, ten paciencia y, en vez de pegarle, aprovecha los pocos momentos de quietud del monstruo para soltarte y quedarte de pie sobre su cabeza recuperando energía.

 

Has acabado con uno de los colosos más difíciles de todo el juego. La siguiente pelea tomará lugar en un mar de arena...

 

"Vuestro siguiente rival es... en un desierto abandonado sus huellas están bien escondidas tambaleando la tierra, su mirada fija, está sobre ti"

 

Fuente: Dross