Eliteguias GUÍAS     TRUCOS     LOGROS / TROFEOS     FORO     BUSCAR

Anuncios

Guía Shadow of the Colossus

Coloso 16

 

 

MALUS, GRANDIS SUPERNUS
Dificultad: *****

Puntos débiles: el cráneo

 

ATENCIÓN

 

El final está cerca. El último coloso se halla directamente al norte del castillo, hasta el último tramo de tierra, en el punto F-8 del mapa.

 

"Finalmente, el coloso final... el ritual está pronto a acabar el deseo está próximo a ser cumplido pero ahora alguien amenaza con entrometerse date prisa, pues el tiempo, es corto...

 

Cómo encontrar al jefe final

 

-El camino es muy fácil al principio... de hecho, será inclusive lineal. Pero llegará un punto en el que, guiado por el haz de luz de tu espada, estarás a las pies de un templo en cuyas puertas hay un halo de luz circular.

 

-Tienes que posarte en el altar plano del suelo, que tiene un círculo blanco en el medio, y reflejar la luz de tu espada hacia el otrora círculo de la puerta.

 

-Ahora sube con Agro todas las escaleras: justo antes del último tramo, te darás cuenta que el frente está signado por un puente: no lo cruces con Wander (cometerías un grave error), hazlo con el caballo: ¡a toda velocidad!

 

-Algo muy triste ocurre...

 

-Ahora bien: de derecha a izquierda, no hay ninguna escalera. ¿Qué hacer? Si has aprendido algo durante lo largo de este juego, es que hay paredes que se pueden escalar, y la que tienes justo al frente no es la excepción: hazlo, y más tarde, de roca en roca, consigue tu camino hasta la cima.

 

-Pronto, entrarás por una puerta, y subirás varios escalones, hasta estar de frente ante un precipicio: ¿ves las columnas circulares a los lados? Súbete a través de ellas.

 

-Pronto, te las verás contra el terrible

 

Giga: Malus. El coloso más grande de todos.

 

-Lo primero que tienes que entender es que los ataques de energía de Malus son demasiado poderosos. Cada uno de sus proyectiles es equiparable a un misil de guerra.

 

-Sube las escaleras, y refúgiate detrás de la columna de la derecha (que está destruida) concentra la cámara hacia esta dirección: ¿ves un hoyo en el suelo, a un lado? Pues salta dentro.

 

-Sigue el camino: a la salida, estarás no sólo mucho más cerca de tu enemigo, sino además tendrás una serie de barricadas grandes e indestructibles al frente, tras las cuales puedes refugiarte sin problemas.

 

-Ahora bien: mira hacia la derecha: tienes que pasar tras cada uno de estos escudos de roca, hasta llegar al último... ahí, hay otro agujero en el que tienes que saltar.

 

-Te daré un consejo: cuando estés ya en el último escudo, "salta" tras este para provocar que Malus lance otro proyectil, inmediatamente después arrójate en el hoyo.

 

-Sigue el camino: esta vez, al final, tendrás que ver hacia tu izquierda y saltar al semicírculo adornado en el que te puedes sujetar. Rodéalo con tus manos sujetas al concreto y tus piernas guindando al abismo, y salta del otro lado. Ten cuidado, no te desesperes.

 

-Ten mucho cuidado y actúa rápido: si Malus lanza otro proyectil, el temblor que éste ocasionará puede tirarte al precipicio.

 

-Ahora bien: corre rápido hacia adelante, refúgiate entre las rocas, y busca un tercer túnel por el cual entrar y proseguir el ya largo camino hacia Malus.

 

-Ahora estarás muy, pero muy cerca de él.

 

-Cuando salgas a la superficie, deberás mirar a la derecha: sí... nuevamente los escudos a medio destruir tras los que te has resguardado en dos oportunidades antes. Tienes que ir hacia la derecha, y saltar por otro hoyo.

 

-En esta oportunidad, vas a salir justo debajo de la falda del coloso.

 

-Súbete por la falda, y sal afuera. Contornea al gigante hasta que llegues a una pared en la que te puedes subir para seguir el recorrido en el piso de arriba.

 

-En este punto, yo ya no puedo decirte qué hacer o qué no hacer, porque tú lo sabes muy bien: tienes que aprovechar cada oportunidad para seguir ascendiento, y sobre todo, tienes que examinar bien las paredes para darte cuenta cuál puedes escalar, y cuál no. El trabajo quedará de tu parte, y tu objetivo es ir a la espalda del coloso.

 

-Una vez que hieras su espalda, él bajará una mano para ver qué es lo que lo está
estorbando: tu objetivo ahora es la palma de su mano. Agárrate a ella.

 

-No intentes moverte una vez estés en la palma, porque Malus la enderezará y podrás ponerte de pie ¡y apenas lo haga rápido, súbete por el brazo y agárrate de lo que puedas antes de llegar al brazo!

 

-Desde este punto, podrás tener una oportunidad de saltar de nuevo y cogerte del pelaje de su brazo.

 

-Recuerda seleccionar la espada para que veas los símbolos de debilidad.

 

-Una vez en el brazo, da otra puñalada más con tu espada al símbolo de debilidad.

 

-El coloso utilizará la otra mano para ver qué le han hecho: salta encima de ella.

 

-Una vez que estés ahí, apuñálale en la palma (aunque no hayan símbolos de debilidad) y encarámate justo en el reverso de la palma de la mano.

 

-Malus la colocará pronto en una posición en que se quedará viéndote, sin moverla: dispárale una flecha en el hombro izquierdo.

 

-¡Agárrate duro! El coloso acariciará su hombro, adolorido: salta encima.

 

-Si necesitas descansar, tú sabes cómo hacerlo, más ten mucho, pero mucho cuidado.

 

-Ahora dirígete a su cráneo: ahí está el último símbolo de debilidad. Tú ya sabes lo que debes hacer.

 

Ahora siéntate, y disfruta del final

 

Fuente: Dross