Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Devil May Cry 4

Misión 2

 

 

Mata a los enemigos que vendrán a por ti y destroza los bancos para coger orbes rojas. Cuando entres en el almacén, sigue los pasos que aparentemente llevan a una pared lisa y haz un doble salto hacia arriba de la pared encima tuya. Esto te llevará a una orbe dorada, que puedes usar para continuar cuando mueras. Cuando tengas la orbe dorada, sube por las escaleras y mata el resto de enemigos que hay aquí.

 

En la terraza pasa por la puerta para llegar a la catedral. Vete al fondo de este área y coge el item del altar en frente tuya y conseguirás una nueva habilidad. Simplemente enfoca algo y usa el botón de dicha habilidad para mandar un brazo a que coja lo que enfocaste. Cuando estés listo para continuar, ponte en la plataforma azul, enfoca el punto que aparecerá y engánchate a el para seguir hacia delante. Continua avanzando de la misma manera para llegar a la salida. La orbe roja que viste antes está al lado de la puerta de salida. Cógela con el “gancho” antes de salir.

 

Sigue por avanzando por la calle y encontrarás la primera misión secreta. Pues bien, dejando a un lado esa misión (está descrita en su correspondiente sección), sigue avanzando por la calle hasta entrar en una larga batalla. En el distrito residencial sigue avanzando por los callejones hasta llegar a una enorme orbe roja. Golpéala repetidamente para romperla en más orbes rojas que podrás coger. Cerca de ahí, un pequeño rastro de orbes diminutos rojos te conducirá hasta los tejados, en donde puedes encontrar un fragmento de orbe azul.

 

En el puerto hay una orbe roja a la que puedes llegar haciendo un doble salto justo afuera de la salida de la primera cueva de aquí. Cuando la tengas, vete al Suroeste y usa el brazo para ir a través de los puertos. Pasa por la entrada que encontrarás. Mata a todos los enemigos de aquí y después golpea el pedestal azul hasta que puedas continuar. Pasa por la puerta en lo alto de la habitación y examina los controles para bajar el puente. Regresa al puente y crúzalo.

 

Métete en el agua cerca del principio de este área y encontrarás unas pocas orbes rojas, entonces sigue hacia arriba y verás una estatua a la que tendrás que golpear hasta alcanzar el grado B para conseguir un puñado de orbes rojas y otro fragmento de orbe azul. Cerca de aquí hay otra estatua en donde podrás canjear las orbes rojas que tengas. Te recomiendo que compres al menos una orbe azul.

 

Boss: Berial

 

Dejando a un lado su apariencia, no es que sea un Boss muy difícil, pero al no tener muchas habilidades a estas alturas del juego… aunque no te preocupes si te golpea alguna que otra vez ya que cuando destroce el escenario con sus ataques, aparecerán orbes verdes que recuperarán energía.

 

Al empezar dispárale con la pistola y deja que se acerque. Es recomendable intentar no llevar al enemigo hasta las casas para que no las destroce hasta que no necesites las orbes verdes, sino las estarás desperdiciando. Cuando le ataques con la espada, puedes intentar atacarle por la espalda aunque puede resultar difícil, por lo que mejor empieza atacándole en los pies y cuando el te ataque, engánchate con el brazo a su cabeza y golpéale en el aire.

 

Cuando le hayas echo suficiente daño, Berial caerá al suelo, en ese momento lánzale tu ataque especial, pero ten cuidado cuando se levante, ya que el ataque que lanzará en ese momento causará daño en un área extensa alrededor de él, así que tendrás que alejarte rápidamente en cuanto empiece la animación. Las casas cercanas se destruirán así que rápidamente coge las orbes verdes si las necesitas.

Después de esto la batalla continuará pero Berial usará nuevos ataques, esquívalos como mejor puedas y continua como hasta ahora para derrotarlo.