Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Monster Hunter 3 Ultimate

Misiones de la Aldea

La furia del volcán

 

 

Cómo activar

 

Te la dará la chica del gremio después de haber completado la solicitud de población Una oportunidad.

 

Detalles

 

-Cliente: Cazador marcado

 

No te molestes en seguir leyendo si no eres un cazador verdadero de los que disfrutan con esa sensación en las entrañas de cuando estás al borde del abismo. ¿Sigues ahí? Ve al volcán, algo te espera.

 

-Nivel Misión: 5

-Tipo: Cacería

-Rango: Bajo

 

-Éxito: Caza un Uragaan

-Fracaso: Recompensa cae a 0 o acaba el tiempo.

-Términos: Ninguna

-Lugar: Volcán

-Límite: 50 minutos

-Tarifa: 510z

-Monstruos principales: Rhenoplos, Uroktor

 

Recompensa

 

-Dinero: 5600z

-Objetos: Concha Uragaan, Hueso monstruo+, Roca de lava, Escama Uragaan, Esfera armadura+, Amuleto misterio.

 

Desarrollo

 

A Uragaan lo encontrarás inicialmente en la zona 7 del Volcán.

 

Sus ataques más obvios ya los verás venir, que son cuando golpea con la mandíbula repetidas veces en el suelo o bien cuando se pone a rodar por toda la zona en la que esté, y son relativamente fáciles de esquivar si estás atento.

 

Sus ataques más preocupantes es cuando suelta un humo de color azul (el cual te dejará aturdido y luego dormido) y otro de color amarillo (te quemará). Cuando veas que se prepara a lanzarlo (se queda quieto sobre sus patas traseras) escapa antes de que te alcance.

 

Su piel es bastante dura, aunque si te acercas a sus patas traseras y le atacas en ellas o en su panza, le dañarás con cualquier arma.

 

El otro problema es su enorme cantidad de vida, por lo que aunque tengas que mantenerte a la defensiva, no te relajes mucho, por que sino no te dará tiempo de derrotarlo antes de que se agote el tiempo.

 

Respecto a los objetivos opcionales uno consiste en dañarle la parte más característica de su cuerpo, que es la mandíbula. Y el otro consiste en conseguir una lágrima de Wyvern, lo cual se logra al causarle el suficiente daño para que suelte un objeto brillante.