Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Final Fantasy XIII

Cristarium

 

 

Final Fantasy XIII cuenta con un sistema de desarrollo que mucho recuerda a anteriores entregas de la saga, especialmente a la décima. No existen niveles, las únicas cifras que nos indican la evolución de nuestros personajes y las que podemos evolucionar son las de los tres parámetros principales: Vitalidad (VIT), Ataque físico y Ataque mágico.

 

Cabe decir que el sistema está estrechamente unido a la trama del juego, por lo que no podremos acceder a él hasta determinado momento.

 

El Cristarium es un sistema previsible, simple e inalterable, muy básico. Sin embargo, la complejidad para llegar a masterizarlo por completo lo vuelve muy interesante.

 

Cada personaje puede acceder a su propio cristal, formado por seis tableros diferentes que coinciden con los seis roles disponibles en el juego. Analicémoslo a fondo entrando en cualquiera de ellos:


Final Fantasy XIII


Nos situamos en un tablero repleto de casillas unidas por líneas. Activar cada casilla nos permitirá acceder a su beneficio, que puede tratarse de un aumento estadístico (VIT, Fuerza o Magia), una habilidad (en relación al rol), un beneficio especial (permitir llevarnos un accesorio más o disponer de otro segmento ATB) o bien una habilidad táctica (más tarde las veremos a fondo).

 

¿Cómo activamos estas casillas? Mediante los puntos de cristal (PC) que obtenemos en los combates. Cada enemigo tiene asignada una cantidad en concreto y no hay forma de que podamos variarla, salvo con un accesorio que se consigue mucho más adelante, así que aquí se destruye el famoso mito de que obteniendo mayor puntuación en los combates conseguiremos más puntos de cristal. Dicha puntuación sí influirá en otro tipo de puntos que detallaré más adelante, los puntos tácticos.

 

Todos los personajes adquieren PC, independientemente de que hayan participado o no en el combate.

 

Como dije anteriormente, cada personaje posee seis tableros que están asociados cada uno a un determinado rol. En principio no todos podrán acceder a todos los roles, y por tanto no a todos los tableros. Se irán desbloqueando a medida que sucedan los hechos argumentales. He aquí los roles predeterminados de cada uno:

 

-Lightning: castigador y fulminador

-Snow: castigador, fulminador y protector

-Vanille: fulminador y sanador

-Sazh: fulminador

-Hope: fulminador, inspirador y sanador

-Fang: castigador, protector y obstructor

 

Por tanto, se concluye que, por ejemplo, en el tablero del rol Fulminador podremos aprender la habilidad Piro, que no estará disponible en ningún otro tablero. Evolucionar a nuestros personajes por los diferentes tableros adquiriendo habilidades específicas y aumentos orientados al rol en concreto es la base del sistema. Nosotros decidiremos de qué forma nos conviene gastar los puntos de cristal. Al fin y al cabo, llegará un momento en el que todos los personajes puedan maximizar al máximo todos los tableros, pero no será eso lo que nos interese en un principio, pues los PC escasean y hay que saber bien cómo distribuirlos, o al menos tener una ligera idea de en qué queremos convertir al personaje en cuestión.

 

¿Hasta aquí bien? Seis roles, seis tableros por personaje, cada uno de un rol. Debes saber también que los tableros del mismo rol para diferentes personajes no son iguales. Por poner un ejemplo, el tablero del rol castigador para Lightning no es igual que el tablero del mismo rol para Snow. ¿Por qué? En un principio se intenta que cada personaje tenga acceso a habilidades y a aumentos diferentes, de forma que nos veamos obligados o sintamos el interés de jugar con todos. Más adelante, aquella habilidad de castigador que Lightning aprendió muy pronto también la podrá aprender Snow. Y aun así, existen habilidades a las que no todos los personajes tienen acceso. Al principio no debes preocuparte por esto, pero más adelante, cuando hayas elegido un grupo fijo, te interesará conocer los pros y los contras de los personajes que lo conforman.

 

Además, cada rol está compuesto por 5 niveles. Cuanto mayor sea el nivel, más nos costará avanzar por el tablero, pues más PC costarán las casillas, así que deberemos medir más nuestras decisiones y no despilfarrarlos en lo primero que pillemos. El Cristarium en sí consta de 10 etapas, que se irán desbloqueando a medida que avancemos en el juego, así que no es posible sobre-entrenarse en un punto inicial, si era eso lo que esperabas hacer =P

 

Los puntos del recorrido en los que recibiremos las expansiones que permiten aceder a la siguiente etapa son:

 

-Etapa 1: Capítulo 3 (Lago Bresha)

-Etapa 2: Capítulo 4 (Cumbres Infames)

-Etapa 3: Capítulo 5 (Boque de Gapra)

-Etapa 4: Capítulo 6 (Floresta de Sunleth)

-Etapa 5: Capítulo 7 (Palumpolum)

-Etapa 6: Capítulo 8 / 9 (Nautilus / El Palamecia)

-Etapa 7: Capítulo 10 (Quinta Arca)

-Etapa 8: Capítulo 11 (Gran Paals)

-Etapa 9: Capítulo 12 (Eden)

-Etapa 10: Capítulo 13 (Tras derrotar al jefe final)

 

Esta es una básica introducción al Cristarium. El tutorial que acompaña al juego debería ser suficiente para entender cómo funciona y cómo desplazarse por él. Si aun así tienes alguna duda al respecto, siéntete libre de preguntarla. Durante la guía recomendaré el desarrollo de ciertos roles para ciertos personajes, pero eso no quiere decir que tú tengas que hacer lo mismo. Eres libre de elegir qué hacer, aunque te convendría saber que algunos personajes desempeñan ciertos roles mejor que otros. Poner a Hope o a Vanille de protectores no parece ser una buena idea, incluso el resultado se deduce a simple vista solo con fijarnos en la fragilidad de su aspecto.

 

Fuente: Novacrystallis