Guía Shadow of the Tomb Raider

Criptas

Cripta de Qispi

 

 

-Localización: La Ciudad Oculta (El último emperador)

 

Cripta de Qispi Cripta de Qispi

 

Cuando cruzas el puente después de haber liberado a Unuratu de la celda, gira a la izquierda, cuélgate del bordillo y deslízate por él a la izquierda hasta que puedas bajar y engancharte a la pared escalable. Entonces desciende un poco en rápel y balancéate hasta poder llegar a tierra firme. Antes de entrar, no te olvides del Alijo de supervivencia 15.

 

Cripta de Qispi

 

Entonces métete por el hueco en la pared para entrar en la propia cripta. Avanza por el pasillo y luego déjate caer sin miedo por la rampa, no te pasará nada.

 

Cripta de Qispi Cripta de Qispi

 

En la habitación a la que llegas, primero recoge el documento Reconocimiento. Entonces engánchate a la estructura de madera al final del pasillo (da un doble salto para engancharte a su bordillo) para que ésta descienda hasta abajo de todo, junto al sarcófago de la cripta.

 

Cripta de Qispi

 

Ve por el siguiente pasillo, pero ten cuidado con el cable trampa que hay al inicio, así como alguno más en ese pasillo, aunque también puedes meterte por el pequeño hueco que hay a la derecha de dicho pasillo e ir por uno contiguo, libre de trampas... da igual, ambos llevan al mismo lugar.

 

Cripta de Qispi

 

Al llegar al otro lado, examina el mural Qispi, el comerciante y recoge el documento Crimen y castigo. Entonces rompe la pared del fondo con el piolet y pasa por el hueco. En este pasillo salta un agujero, evita el cable trampa, salta otro agujero más y métete por el pequeño hueco de la pared al fondo.

 

Cripta de Qispi

 

En esta sala da media vuelta y dispara una flecha a cualquiera de los dos tablones para tirar de él y ponerlo en posición vertical, de manera que así puedas trepar hasta la parte superior.

 

Cripta de Qispi Cripta de Qispi

 

Ahora salta a la celda colgante y primero dispara flechas a dos tablones más para ponerlos verticales (imagen de arriba a la derecha). Entonces salta desde la celda al bordillo de la pared (imagen de la izquierda) y a partir de ahí la escalada ya será bastante intuitiva.

 

Cripta de Qispi

 

Tras subirte a la segunda celda de más arriba, salta hasta la pared escalable, pero usando el piolet en el aire para engancharte, sino no lo conseguirás. Luego pasa por un pequeño túnel y en la siguiente sala, por la rampa por la que te deslizaste inicialmente no podrás subir, así que salta al bordillo de la derecha, dispara una flecha a los tablones de madera para ponerlos en vertical y poder subir por él hasta la pared escalable. Deslízate hacia a la izquierda y hacia arriba, y en el pasillo lanza una cuerda a la barricada para destrozarla tirando de la cuerda. Salta al pequeño pasillo de enfrente y ya estarás en la salida de la cripta.

 

Recompensa

 

Atuendo ancestral: Grebas de madera de Yaway