Guía Dragon's Dogma 2

Misiones secundarias

Dibujemos una sonrisa en esa cara

 

 

Mientras viajabas por el sur, encontraste a un viejo enano con la espalda dolorida, gimiendo de dolor junto al camino. Sería muy indecoroso que lo abandonaras a su suerte.

 

Dibujemos una sonrisa en esa cara

 

Dibujemos una sonrisa en esa cara

 

Cuando llegas a la Isla volcánica de Agamen, en el momento indicado durante la misión principal El gigantus guardián, ve al punto indicado al Oeste del Campamento y habla con ese enano llamado Gautstafr al que le duele la espalda para comenzar así esta misión.

 

Éste te pedirá unas flores silvestres, 3 en total y de cualquier tipo, que podrás encontrar por ahí cerca en la isla, o incluso tenerlas ya de antes... no son muy complicadas de encontrar.

 

Dibujemos una sonrisa en esa cara Dibujemos una sonrisa en esa cara

 

Dibujemos una sonrisa en esa cara

 

Tras entregárselas, tienes que visitarlo en la Casa de la Caminante del viento, que ya vendrá indicada un poco más sal Norte de donde empiezas loa misión. Una vez allí, tras la escena inicial, entra en la casa y habla dos veces seguidas con él para ofrecerle a escoltarlo.

 

Dibujemos una sonrisa en esa cara

 

Ahora tendrás que acompañar al enano primero al Campamento de más al Este. Aparte de protegerlo de los enemigos que puedan aparecer por el camino, tendrás que ir despacio para que pueda seguirte el ritmo, aunque otra opción es agarrarlo para llevarlo en brazos (no se va a resistir cada cierto tiempo como hacen otros/as).

 

Dibujemos una sonrisa en esa cara Dibujemos una sonrisa en esa cara

 

En el Campamento, sube por las rampas de madera, por la primera escalerilla y luego por la siguiente mostrada en la segunda imagen.

 

Dibujemos una sonrisa en esa cara

 

Continúa hacia el Sur por el túnel hasta llegar a Villa Géiser, momento en el que se completará la misión.

 

NOTA:

Además, si hablas con Cortago tras el mostrador, y le pagas 100 M para darte un baño, conseguirás el logro/trofeo Esto lo cura todo.

 

Recompensas