Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Mass Effect 2

Misiones secundarias

N7: Repetidor de comunicaciones de la Manada Sangrienta

 

 

Para empezar esta misión, utilizando el mapa de la galaxia viaja a la Nebulosa Creciente y estarás en el sistema Tasale. Ahora mira al Noroeste en la órbita exterior y ve a Lusarn. En la pantalla que gastas combustible viaja de nuevo a Lusarn. Los planetas no tendrán nombres a no ser que los hayas explorado previamente; pues fíjate en la tercera órbita empezando por el exterior y por la zona Este, un poco más abajo del planeta violeta verás uno que al examinarlo descubrirás que se llama Tarith. Inicia el escáner para descubrir la anomalía lanzándole la sonda y poder aterrizar en él.

 

Verás que el planeta entero está cubierto por una niebla que te dificulta la visibilidad. Al principio verás todo perfectamente, pero más adelante ya no. Pues bien, lo que tienes que hacer es activar una baliza y el camino a la siguiente baliza será mostrado por un rayo de luz. Tienes que ir avanzando así, de baliza en baliza activándolas según vayas llegando a cada una de ellas para ver la siguiente.

 

Por el camino te encontrarás pad de datos que te explicarán lo que sucede por la zona. Pero no sólo eso, por que también llegarás a bifurcaciones y entonces tienes uqe asegurarte de ir por los dos caminos puesto que a parte de los pad de datos que son una mera curiosidad (pero no por ello tienes que dejar de leerlos) también te encontrarás con contenedores de platino.

 

Por los enemigos a los que te enfrentarás, son los Klixen, los cuales ya has luchado con ellos al menos en una ocasión, pero por sino, te recuerdo que tienes que acabar con ellos antes de que se acerquen a ti, por que al morir, éstos explotarán y te dañarán si estás cerca. Al estar en este planeta, tienes que fijarte en el sonido, por que los escucharás antes de verlos.

 

Todo esto es muy fácil, lo que pasa es que es muy cansino. Pues bien, acabarás llegando a una zona en la que ves salir a una nave y unos enemigos de la manada sangrienta te esperan allí, incluido uno que se llama Salamul, el cual tiene barrera y armadura, además de estar armado con una escopeta, y ya sabes lo que eso significa, que no tienes que dejar que se te acerque, así que retrocede camino abajo si hace falta.

 

Cuando estén todos muertos, vete hasta el fondo y hackea la terminal para terminar así la misión, pero no sólo eso, por que también habrás activado otra misión secundaria en N7, "Base de la Manada Sangrienta".