Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía The Elder Scrolls IV Oblivion

Misiones principales

Miscarcand

 

 

Como ya se dijo antes, el tercer objeto del ritual es la Gran Piedra de Welkynd. Cuando selecciones esta como tu misión activa, verás Miscarcand localizado en algún lugar entre Skingrad y Kvatch. Si todavía no lo has encontrado entonces tendrás que caminar hasta allí. Sin embargo puedes ahorrar tiempo haciendo un viaje rápido a Skingrad. Miscarcand es un gran lugar con unas ruinas, que como ya dije, está entre las dos ciudades en la localización marcada en tu brújula. Cuando llegues allí, sube hasta el medio y localiza una escalera en espiral de piedra que te lleva hacia abajo hacia una puerta. Abre la puerta para entrar en las ruinas.

 

Este lugar es bastante oscuro, así que ten a mano una antorcha. Te encontrarás con unos pocos enemigos nada más entrar, no son muy complicados, así que encárgate rápidamente de ellos. Gira a la derecha en la esquina y baja las escaleras. Baja al nivel inferior y mata cualquier goblin que te ataque. En el lado Este encontrarás un par de Piedras Welkynd (no son de las Grandes) en el suelo, y también hay una caja para ser abierta. Ve por el pasillo que lleva afuera de aquí al Norte y sube las escaleras y entonces gira y empieza a ir al Sur.

 

Llegarás a una bifurcación en donde podrás ir a la derecha, pero la puerta está cerrada. Encontrarás otro camino que se bifurca a la izquierda (Este) pero que te lleva de vuelta a la gran habitación. Tienes que seguir moviéndote hacia el Sur abriendo la puerta delante de ti. Ten cuidado con los zombies que verás por aquí, son fáciles, pero no te descuides con ellos. Puedes seguir este camino superior hasta el final, pero sólo te llevará a una puerta cerrada. Tu única opción en este punto es saltar para abajo. Pero espera, antes de lanzarte a lo loco hacia abajo, ten en cuenta que hay un montón de enemigos. Aquí tendrás varias opciones, si te fijas, se matarán unos a otros, así que puedes esperar a que se maten entre ellos, puedes matarlos desde lejos si eres mago o arquero, o también puedes lanzarte al combate para no perder puntos de experiencia esperando quieto.

 

Cuando todo acabe (hayas intervenido o no) coge los objetos y suponiendo que estés en el lado abierto de más al Este de esta zona inferior, hay cuatro pilares de piedra y en la cima de cada una de ellas, hay una Piedra Welkyn. Después de cogerlas, gira corriendo al pasillo de salida del Oeste. Mata a cualquier goblin que encuentres en la cima de las escaleras y después coge la Piedra Welkynd del suelo. Hay una caja y un cofre del tesoro con una cerradura media al lado. Encontrarás otro cofre en el otro lado de la habitación, el cual no está cerrado. Mira ese objeto brillante que sobre sale de algo parecido a un panel en la pared. Examínalo para presionar el botón y activar…algo que verás en un momento.

 

Sube las escaleras y pulsa el botón para bajar la puerta que antes estaba cerrada. Ahora gira a la derecha y ve al Sur de nuevo. De repente estarás en un lugar familiar, por encima de esa gran habitación. Esta vez, cuando siguas el camino hasta el final, la puerta no estará cerrada. Abre la puerta y sigue, baja hasta abajo. Hay muchos enemigos escaleras abajo en esa primera habitación, así que asegúrate de que estás preparado. Después de derrotarlos a todos, coge el objeto del medio de la habitación “la jaula de piedra de Varla”.

 

Sobre la esquina de más al Noreste encontrarás un botón en la pared que puede ser pulsado, así que no esperes más y hazlo. Ahora puedes regresar al medio de la habitación en donde la jaula ha sido levantada y coger la Piedra Varla. Esta piedra tiene el poder de restaurar la carga de todos tus objetos encantados. Úsala una vez y se acabará (también tiene un buen precio de venta). También podrás coger una Piedra Wikynd en la pared de más al Sur. Toma la salida en el lado Sureste que lleva al Sur.

 

Acabaras en otra gran habitación con otra sección baja llena de enemigos. Sin embargo, ahora no vamos a bajar. Coge la Piedra Welkynd justo a tu izquierda cuando entras y después anda un poco más al Norte para encontrar otra más a tu izquierda. Gira a la derecha bajando por el pasillo que lleva al Este y coge una tercera Piedra Welkynd cuando la pases a la derecha. Al lado de la Piedra Welkynd está el Cofre del Tesoro Ayleid (es sólo el típico cofre pero con una pinta diferente) que tiene una cerradura media. Continua al Este pasando por la puerta y prepárate para enfrentarte a unos enemigos en esta zona. Cuando entres en esta siguiente habitación Vete al Sur a través de la puerta e inmediatamente verás uno de esos extraños cofres en un borde en la pared; coge lo de dentro y baja por las escaleras.

 

En este pasillo tendrás que localizar un botón en la pared del Sur y pulsarlo para abrir una puerta que alcanzarás pronto. Deja este pasillo al Norte y estarás de vuelta en esa gran habitación, pero esta vez en la zona inferior. Si queda algún enemigo vivo aquí abajo, asegúrate de eliminarlo. Arriba en el fondo Norte encontrarás otros cuatro pilares de piedra cada uno de ellos con una Piedra Welkynd en la cima. A parte, al Sur de estos pilares, hay un cofre Ayleid. Cuando estés listo para continuar, ve por la puerta del Norte. Hay un par de zombies aquí, ten cuidado con ellos, no tienen mucha defensa pero sus ataques son fuertes. Continua al Norte a Morimath.

 

Aquí abajo tendrás que tener mucho cuidado por que hay muchos zombies, y eso … nunca es bueno. Mátalos uno por uno, espera a que ataquen (pero no dejes que te den) y como son muy lentos, aprovecha esto para darle un par de golpes antes de que vuelvan a atacar, si tienes un poco de paciencia y no vas a lo loco, no te será muy complicado. Gira a la izquierda al fondo de las escaleras y ve al Oeste por la habitación parecida a la de la zona anterior. Inmediatamente cuando pases por la puerta, mira a tu derecha para encontrar un Cofre Ayleid, y lo mismo a tu izquierda. Sigue hacia adelante y ve al Sur, verás algo brillante.

 

La Gran Piedra Welkynd está en la cima de la plataforma justo enfrente de ti. Puedes coger la piedra en cualquier momento, pero ten en cuenta que cuando la cojas, aparecerán dos zombies y un Jefazo. Asegúrate de que estás completamente curado y ten lanzada cualquier magia de apoyo antes de coger el objeto. Pues bien, coge la Piedra y de repente el Rey de Miscarcand aparecerá detrás de ti. Es más que nada un mago, así que un luchador cuerpo a cuerpo no debería tener muchos problemas para acabar con él, ya que sus defensas son muy bajas. Intenta hacerlo lo más rápido posible antes de que los zombies te den problemas.

 

Cuando hayas matado a ese jefazo, la pared que lleva al Norte se abrirá. Abre el Barril de Ayleid con una cerradura fácil y después coge la Piedra Welkynd de la pared de detrás. Bajando por ese pequeño pasillo sin salida al Este hay un par de cofres con algunos objetos decentes dentro. Asegúrate de ponerte en el botón en el centro y después baja por el pasillo de más al Oeste. Si no puedes entrar por esta puerta, significa que no cogiste la llave del cuerpo del Rey, así que regresa y cógela ahora. Ten cuidado con los zombies en la cima de las escaleras. No te olvides del cofre de Ayled en la pared a tu derecha. Continua bajando por el camino casi lineal hasta que llegues a una bifurcación de cuatro caminos en la cima de las escaleras y quizás algunos zombies.

 

Ve primero por el camino del Sur y abre el cofre, entonces ve por la bifurcación del Norte para dos más. Para salir de esta mazmorra necesitarás ir por el camino del Oeste. Después de pasar por la puerta mira a tu derecha para un cofre que está en una plataforma en la pared. Abre la cerradura media para coger unos cuantos objetos buenos. Pulsa el botón en el suelo y la pared delante de ti descenderá al suelo y te darás cuenta de que estás justo de vuelta en la entrada de la mazmorra. Pues ahora escapa de aquí y ve de vuelta al Templo Soberano de las Nubes.

 

Cuando estés de vuelta en el Templo Soberano de las Nubes, deberías encontrar a Martin hablando con Jauffre. Jauffre se da cuenta de que has regresado y le dice a Martin que explique todo, para ver que piensas de su plan. Habla con Martin y dale la Gran Piedra Welkynd. Te dirá que el cuarto objeto es la Gran Piedra de Sigil. Pero desafortunadamente estas piedras están directamente conectadas con las puertas de Oblivion, y para coger una van a tener que dejar que el Amanecer Mítico abra una y ataque Bruma.

 

Martin te pedirá que hables con la Condesa, para explicarle la situación y hacerla entender la decisión de Martin. Ahora conseguirás una nueva misión llamada Defensa de Bruma. Puedes saltar directamente hacia esa sección y hacerla ahora mismo o continuar el orden de esta guía, tu mismo, pero ten en cuenta que si sigues el orden propuesto y haces primero Aliados de Bruma, después te será más fácil la de Defensa de Bruma.