Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía The Elder Scrolls IV Oblivion

Misiones principales

Romper el asedio de Kvatch

 

 

Tu objetivo aquí es entrar al portal de Oblivion y ver que puedes hacer para ayudar a resistir a las fuerzas del mal. Cuando te acercas al portal, tu y los guardias que te siguen, seréis atacados por un número de enemigos que no deberían ser muy difíciles de eliminar (estarás luchando con más dentro del portal). Cuando estés listo acércate al portal y usa el icono de la puerta para entrar.

 

Cuando pases por la puerta habrá dos enemigos a lo lejos justo en frente de ti que vendrán a atacarte. Usa a los guardias para ayudarte a evitar a esos enemigos. Acércate a la gran puerta directamente enfrente e intenta abrirla. No podrás, pero esto hará que aparezca otro guarda que te ayudará. Puedes hacer que te siga o mandarle de vuelta al campamento. Échate para atrás un poco y entonces gira y sigue al Noreste a través del puente. Busca una especie de vaina que cuelga desde arriba y examínala para encontrar algunos objetos valiosos. Gira de nuevo y esta vez vete por el Oeste. El puente está roto así que ve a la derecha en la intersección y sigue el suelo. Gira a la derecha al final de este camino y ve al Norte.

 

Otra vaina cuelga justo antes de una trampa de rocas que caen, así que asegúrate de ir despacio. Ten cuidado con las rocas en el puente también. Cuando llegues a otro giro, asegúrate de abrir las vainas en el suelo a tu izquierda para conseguir más objetos. El Este es la dirección que tienes que elegir esta vez a medida que te adentras en Oblivion. Haz un giro rápido a la derecha y baja hacia el camino del Sur en donde te encontrarás unos pocos enemigos más. Ten cuidado con las trampas en el suelo al final del camino. Gira a la izquierda y ve al Noreste por el arco y entonces a la izquierda otra vez para alcanzar las puertas de una gran torre llamada la Torre del Portal a la Fiesta Sangrienta.

 

Este lugar se puede complicar, no intentaré guiarte habitación por habitación, sólo diré que tu meta es llegar a la cima de la torre. Adéntrate en una de las salas de lectura y desde ahí sube al salón de la Ciudadela en donde dos enemigos más estarán esperando. Examina la fuente de sangre para restablecer gran parte de tu vida (pero sólo funciona una vez y entonces necesita restaurarse). Ve por la puerta a la Fiesta Sangrienta y entonces sube la cuesta hacia los Corredores de la Salvación. Sigue subiendo y deberías encontrar una habitación con un par de enemigos y un puñado de puertas cerradas. Aunque una de las puertas está abierta y te lleva a otra torre. Cuando entres en la siguiente torre ten cuidado de no caer por el medio. Sube por la cuesta para encontrar un hombre en una jaula.

 

Después de hablar con él, te atacará un enemigo mucho más difícil. Acaba con esta criatura y examina su cuerpo para coger una llave. Una vez que tengas esa llave regresa por la puerta y cruza a la torre anterior. Usa la llave en la puerta cerrada a tu izquierda. Cuando subas por el pasillo ten cuidado con las trampas de pinchos en la pared ya que te matarán casi de un sólo toque. Ve por la puerta a la Fiesta Sangrienta y sube por la rampa. Mata al demonio que está aquí antes de que escape y saquea su cadáver para coger algunos objetos. El mecanismo de al lado es un portal tele-transportador, examínalo para usarlo. Ve por una de las puertas en la cima y usa la fuente de sangre o la de la esencia mágica si las necesitas.

 

Ten cuidado por que en esta zona hay unos enemigos un poco difíciles. Sigue yendo hacia arriba y eventualmente encontrarás lo que es conocido como el Símbolo de Piedra en cima de la Torre. En el instante en el que cojas el símbolo de piedra verás un flash brillante de luz y de repente te encontrarás afuera de la puerta, que ahora está cerrada. Así es como los portales de Oblivion son cerrados, cogiendo el símbolo de piedra. Ahora regresa a donde los guardias que están esperando para hablar contigo, y habla con Matius. Si estás preparado para empezar el ataque, díselo.

 

Cuando estés preparado para seguir con la búsqueda, habla con Matius. Tu búsqueda será actualizada y los guardias empezarán su ataque. Entra en la ciudad con ellos y prepárate para la batalla. Haz todo lo que puedas para ayudar a los guardias. Si no los ayudas lo suficiente, al menos uno o dos de ellos es seguro que mueran, pero no tienen por que. Si quieres mantenerlos con vida sería una buena idea guardar la partida antes de la batalla por si acaso. Una vez que cada enemigo normal haya sido derrotado tendrás un mensaje en la pantalla principal avisándote de eso. Con todos los enemigos muertos mira dentro de las varias cajas y barriles de la zona Asegúrate de examinar los edificios en ruinas a tu izquierda, el primero tiene un cofre cerrado con una espada larga de hierro y algunas flechas. En el edificio vecino entra en la pequeña choza para encontrar otro cofre.

 

Acércate a la puerta de la Capilla de Acatos y entra. Habla con Martin y cuéntale todo lo que sabes, sobre como él es el hijo de Uriel Septim. Tendrás una actualización en tu misión anterior después de que hables con él, pero te dice que no quiere ir a ningún sitio hasta que el grupo entero pueda salir junto. Si no has hablado con Matius afuera, hazlo y te dirá que es hora de sacar a todo el mundo fuera. Ahora habla con Matius una vez más para completar esta Misión.

 

Aunque esta misión realmente se transforma en una nueva llamada The Battle for Castle Kvatch. No forma parte de la historia principal del juego y es una de las muchas misiones opcionales. Puedes hacerla ahora, más tarde o nunca, tu mismo… Necesitas decidir ahora si quieres empezar esta nueva búsqueda o enfocar tu energía en ayudar a rescatar a Martin. Si eliges la última, busca la información en la búsqueda correspondiente a Encontrar al heredero.