Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía The Elder Scrolls IV: Oblivion

Hermandad Oscura

Ejecución programada

 

 

Habla con Vicente en la Hermandad Oscura sobre “Contrato” para obtener tu siguiente misión, un elfo oscuro. Lo podrás encontrar en la celda opuesta a la celda en la que estabas al empezar el juego. Vicente te dará la llave a las Alcantarillas de la Ciudad Imperial. Ve a la Ciudad Imperial, sigue la marca a las alcantarillas de la prisión imperial justo al Noreste de la Ciudad Imperial.

 

Entra en las alcantarillas usando la llave que Vicente te dio. Las condiciones especiales de este contrato es completar la misión sin matar a ningún guardia. Tendrás que usar sigilo para pasar desapercibido entre todos los guardias. Al entrar en las alcantarillas inmediatamente gira a la derecha. Sigue el camino hasta el puente y pasa por la puerta que lleva a las alcantarillas.

 

Esta siguiente zona sólo tiene un camino, así que síguelo hasta entrar a la última habitación con una puerta cerrada. Fuerza la cerradura en la puerta y pasa por ella hasta el segmento final de las alcantarillas. Sigue la marca de tu mapa hasta una trampilla cerrada en la cima de una escalera. Que lleva al Santuario. Al entrar, pasa sigilosamente por los guardias y cuando llegues a la puerta que lleva a los subterráneos imperiales pasa por ella. Avanza sigilosamente por esta zona y pasa por una puerta de madera que lleva a la prisión imperial cuando llegues a ella.

 

Acabarás llegando a tu vieja celda en la que habías empezado el juego, justo enfrente de la de Valen Dreth. Espera a que no haya guardias presentes y vete a dicha celda, habla con él y elige “No decir nada”. Mata a Dreth de cualquier forma y sal de la prisión. Al salir de la prisión regresa a Cheydinhal y ve al Santuario de la Hermandad Oscura. Una vez allí, habla con Vicente.

 

Hay una alternativa para hacer esta misión y es que si tienes dificultades en pasar sigilosamente entre los guardias, puedes simplemente entrar a lo loco y echar a correr por todas las alcantarillas y subterráneos (la misión dice no matar a nadie, no que no te descubran), aunque casi es menos recomendable esta forma, tu pruébala y ya verás por qué lo digo.