Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR  Facebook Twitter

Guía Dragon Age: Inquisition

La amenaza persiste

 

 

Comenzarás esta misión tras haber completado el prólogo (La cólera del cielo) dentro de una casa y antes de nada, tendrás activa la misión secundaria Conoce a tu enemigo.

 

La amenaza persiste La amenaza persiste

 

Podrás explorar el poblado si quieres, aunque poco hay que hacer por ahora más allá de las típicas entradas de códice y demás objetos, así que ve directamente a la Capilla y pasa por la puerta del fondo para hablar con Cassandra y Leliana, seguido de una escena en la que al parecer el juego todavía comienza oficialmente ahora.

 

Mesa de Guerra

 

Verás que se ha activado otra misión secundaria llamada La flor y nata de Refugio, pero vamos a dejarlas para más adelante por ahora dirígete de nuevo a la capilla para ver unas conversaciones mediante las cuales accederás a la Mesa de Guerra, que es en donde se realizan las Operaciones. Aunque esta parte en concreto sea obligatoria para avanzar en la historia principal, tanto las Operaciones como todo lo relacionado con la Inquisición, en concreto la misión/operación Explorar las Tierras Interiores, en Eliteguias ya te lo explicaremos en su sección correspondiente de la guía.

 

El caso es que para continuar avanzando en la historia tienes que aceptar viajar a “Las Tierras Interiores”, pero no en este momento, sino que vamos a dejarlo para un poco más adelante ya que hay unas cuantas cosas que es recomendable que hagas ahora.

 

Para empezar, realiza algunas operaciones (de nuevo, mira en su sección para más detalles) y como estas son automáticas (no tienes que hacer tú nada), mientras tanto ve a hacer las misiones secundarias de la zona de Refugio (en su sección correspondiente ya las dividimos por zonas, así que no hace falta que os las indiquemos aquí todas las que se pueden hacer).

 

Hacia las Tierras Interiores

 

En cuanto estés listo para continuar con la historia principal, sal a pie de Refugio para abrir el mapa del mundo y selecciona la zona “Las Tierras Interiores” para viajar hasta allí, no sin antes elegir a los miembros de tu grupo, que en este momento deberían ser tan solo Varric, Cassandra y Solas.

 

Nada más llegar verás una pequeña escena tras la cual tendrás activas las misiones secundarias de esta nueva zona El señor de los caballos, Grietas en las afueras y Mantener las Tierras Interiores. Las Tierras Interiores es una zona bastante amplia en la que hay numerosas misiones secundarias aparte de esas tres que ya tienes, pero antes de nada vamos a hacer la parte de la historia principal correspondiente a esta zona.

 

Defender la encrucijada Madre Giselle

 

La marca de la misión está muy cerca, así que dirígete hacia allí y tu objetivo será defender la encrucijada de varias oleadas de enemigos que irán apareciendo. Tras la batalla verás una escena con Giselle.

 

Cabo Vale

 

Ahora tendrás que hablar con el cabo Vale y explora todas las opciones de conversación posibles, aunque lo importante es preguntarle por el caballerizo Dennet.

 

El siguiente objetivo principal será viajar a la zona de “Val Royeaux” y para ello verás que hay un segundo objetivo que trata de conseguir 4 puntos de poder; la razón de ello ya os la diremos más adelante (aunque como habrás podido imaginar, tiene que ver con las Operaciones y el poder necesario para desbloquearlas).

 

¿Cómo conseguir esos puntos de poder? En el propio juego ya te lo indican: cierra grietas del velo para estabilizar zonas, levanta nuevos campamentos para expandir el alcance de la Inquisición y cómo no, completa misiones secundarias. Respecto a las grietas y los campamentos no hay nada que explicar, al menos no en esta sección de la guía, así que por lo demás, en Eliteguias te recomendamos que te lo tomes con calma y hagas todas las misiones secundarias que puedas en esta zona de Las Tierras Interiores (y ya que estamos, empezando por las 3 que tienes desbloqueadas ya automáticamente).

 

Cuando ya hayas conseguido los puntos de poder necesarios o si eres un completista, cuando ya hayas completado todo lo que puedes completar en esta zona, regresa a la mesa de guerra en Refugio y realiza la operación Habla con la Capilla en Val Royeaux, que básicamente sirve para desbloquear la zona de Val Royeaux y para lo cual necesitas 4 puntos de poder (ya deberías tener bastantes más que de sobra si te has dedicado a completar todo lo que te ofrecen las Tierras Interiores). También te recomiendan que tengas nivel entre 4 y 7, algo que incluso deberías sobrepasar si, de nuevo, has realizado todas las misiones.

 

Val Royeaux Val Royeaux

 

Ya en la ciudad, avanza por el pasillo inicial y no te olvides de leer las placas ya que aunque no desbloqueen nada en el códice, te darán algo de experiencia. En la plaza ve a la izquierda para ver unas escenas/diálogos.

 

Al recuperar el control verás que se ha activado otra misión principal llamada Campeones de los justos, pero aún hay que seguir con esta. Aparte de eso, en esta ciudad también tendrás disponibles desde ahora mismo algunas secundarias (ten en cuenta que están bajo la sección “El círculo interno”) las cuales serán Un amigo de Jenny la Roja y La encantadora imperial. En Eliteguias te recomendamos que las hagas ahora, puesto que con ellas conseguirás 2 nuevas aliadas para tu grupo.

 

Fiona

 

Misiones y exploración de la ciudad aparte, en cuanto salgas de ella (sea a donde sea), verás una escena con Fiona tras la cual habrás activado otra misión principal más llamada En quedos susurros, pero al igual que la anterior, primero hay que acabar ésta.

 

Cuando estés listo para continuar, regresa a Refugio y entra en la Capilla para ver unas escenas/diálogos con los que habrás completado la misión (en un principio la respuesta que elijas ahora no tiene mayor importancia todavía).

 

Ahora tendrás que tomar una decisión de si ponerte de parte de los templarios o de los magos, en cualquier caso en Eliteguias ya te daremos las explicaciones necesarias en ambas misiones, En quedos susurros y Campeones de los justos.