Eliteguias GUÍAS     TRUCOS     LOGROS / TROFEOS     FORO     BUSCAR

Anuncios

Guía The Elder Scrolls V: Skyrim

Libros de habilidades

La habitación cerrada

 

 

-Habilidad: Abrir cerraduras

-Peso: 1

-Valor: 75

-Código: 0001B019

 

Se puede encontrar en las siguientes localizaciones.

 

Lugar 1

 

Alftand

 

En la sala del tesoro de Alftand (en el punto indicado entre Hibernalia y Lucero del Alba).

 

Lugar 2

 

Cueva de Cronvangr

 

En la Cueva de Cronvangr, al Sur de Ventalia.

 

Lugar 3

 

En el Salón de la Luna Alta de Morthal. En una estantería de la habitación del piso de arriba, por el lado derecho.

 

Lugar 4

 

Cueva de Ribera Melosa

 

En la Cueva de Ribera Melosa, al Sureste de Carrera Blanca, por el otro lado de la montaña.

 

eliteguias

 

Yana era el tipo de estudiante que su mentor, Arthcamu, despreciaba: una novata profesional. En cambio, apreciaba a todos los delincuentes que solían ser sus pupilos en la fortaleza, desde el típico ladronzuelo hasta el más sofisticado de los chantajistas. Se trataba de niños y jóvenes con grandes aspiraciones profesionales a las que podían contribuir el arte y ciencia del robo. Siempre les interesaban las soluciones fáciles, el camino más corto, pero las personas como Yana siempre buscaban las excepciones, otras posibilidades, lo desconocido. Para las personas pragmáticas como Arthcamu, eso resultaba tremendamente molesto.

 

La doncella guardia roja podía pasarse horas delante de un cerrojo, hurgando en él con cables y ganzúas, jugando con los pernos y martillos, explorando el mecanismo con una sorpresa e interés que no poseía ningún otro delincuente. Mucho después de que sus demás compañeros de estudios hubieran abierto sus respectivos cerrojos de ensayo y pasado a otra cosa, Yana aún jugaba con el suyo. El hecho de que al final siempre consiguiera abrir su cerrojo, por muy complicado que fuera, irritaba aún más si cabe a Arthcamu.

 

“Complicas las cosas demasiado” gritaba, sacudiéndole las orejas. “La velocidad es fundamental, no solo el saber técnico. Estoy seguro de que, aunque pusiera la llave del cerrojo delante de tus narices, aún así no lo abrirías.”

 

Yana soportaba los insultos de Arthcamu con filosofía. Después de todo, le había pagado por adelantado. La velocidad era, sin duda, un factor importante para el ladrón que intentaba entrar en un lugar en el que se supone que no entraría con la guardia de la ciudad patrullando a sus espaldas, aunque Yana sabía que esto no iba con ella. Ella solo deseaba aprender.

 

Arthcamu hizo todo lo que estaba en su mano para empujar a Yana a ser más rápida. Ella parecía crecer con sus golpes físicos y verbales, y cada vez pasaba más y más tiempo en cada cerrojo, estudiando sus idiosincrasias y personalidades. Llegó un momento en el que no pudo soportarlo más. Casi de noche, después de que Yana hubiera perdido bastante tiempo en un cerrojo común, agarró a la muchacha por la oreja y la arrastró a una habitación dentro de la fortaleza, lejos de los otros estudiantes, un lugar en el que les estaba prohibido entrar.

 

La habitación estaba completamente vacía, salvo por una caja situada en el centro. No había ventanas ni puertas, salvo la que conducía a ella. Arthcamu la empujó contra la caja y cerró la puerta a sus espaldas. Se oyó un característico clic en el cerrojo.

 

“Esta es la prueba para mis estudiantes veteranos”, dijo entre risas desde detrás de la puerta. “Veamos si eres capaz de salir.”

 

Yana sonrió y comenzó su lento proceso, como de costumbre, comunicándose con el cerrojo, sacándole información. Pasados unos minutos, escuchó otra vez la voz de Arthcamu desde detrás de la puerta.

 

“Quizás debieras saber que esta es una prueba de velocidad. ¿Ves la caja a tus espaldas? En ella está encerrado un viejo vampiro que ha estado aquí preso durante meses. Y está verdaderamente famélico. Dentro de unos minutos, el sol se pondrá, y si no consigues abrir la puerta, no serás más que un pellejo sin sangre.”

 

Yana dudó por un momento si Arthcamu estaría bromeando o no. Sabía que era un hombre malvado y horrible, pero de ahí a utilizar el asesinato como recurso didáctico... En el momento en que escuchó un eco dentro de la caja, sus dudas se esfumaron. Pasando por alto sus pruebas habituales, insertó un cable en el cerrojo, empujó las clavijas contra la placa del gatillo y abrió la puerta de un golpe.

 

Arthcamu esperaba en el pasillo, riendo con crueldad. “Así que has aprendido el valor del trabajo rápido.”

 

Yana salió corriendo de la fortaleza de Arthcamu, conteniendo sus lágrimas. Estaba seguro de que no seguiría siendo su alumna, pero aún así consideraba que le había enseñado una lección muy importante. Cuando volvió a la mañana siguiente, Arthcamu no pareció sorprendido, pero por dentro se lo llevaban los demonios.

 

“Me marcharé en breve”, dijo la muchacha sosegadamente. “Creo que he desarrollado un nuevo tipo de cerradura y sería estupendo si me pudieras dar tu opinión.”

 

Arthcamu se encogió de hombros y le pidió que le mostrara su diseño.

 

“Me pregunto si podría utilizar la habitación del vampiro para instalar el cerrojo. Creo que una demostración práctica sería más efectiva.”

 

Arthcamu vacilaba, aunque la perspectiva de que la fastidiosa joven se marchara lo puso de buen humor, incluso indulgente. Accedió a su petición de entrar en la habitación. Durante toda la mañana y parte de la tarde trabajó junto al vampiro durmiente, sacando el viejo cerrojo y colocando su nuevo prototipo. Por último, le pidió a su viejo maestro que le echara un vistazo.

 

Examinó el cerrojo como experto en la materia y no encontró nada extraordinario en él.

 

“Este es el primer y único cerrojo a prueba de robos”, le explicó Yana. “La única forma de abrirlo es tener la llave correcta.”

 

Arthcamu se burló y dejó que Yana cerrara la puerta, encerrándolo en la habitación. La puerta hizo clic y él se puso manos a la obra. Para su asombro, el cerrojo era mucho más difícil de lo que se había imaginado. Probó todas las formas posibles para forzarlo y se dio cuenta de que tendría que hacer uso del método de su detestada estudiante e investigar concienzuda y pausadamente el mecanismo.

 

“Ahora tengo que irme”, dijo Yana desde el otro lado de la puerta. “Voy a traer a los guardias de la ciudad a la fortaleza. Sé que las normas lo prohíben, pero creo que por el bien de los aldeanos no puede dejarse libre a un vampiro hambriento. Está anocheciendo y, aunque no consigas abrir la puerta, al vampiro seguro que no le importa usar la llave para abrirla. Recuerda lo que me dijiste: “Estoy seguro de que, aunque pusiera la llave del cerrojo delante de tus narices, aún así no lo abrirías.”

 

“¡Espera!”, gritó Arthcamu. “¡Usaré la llave! ¿Dónde está? ¡Te olvidaste de dármela!”

 

Pero no hubo respuesta, solo el sonido de los pasos que desaparecían por el pasillo detrás de la puerta. Arthcamu se puso a trabajar con ahínco en el cerrojo, pero sus manos temblaban por el miedo. Al no haber ventanas, era imposible adivinar cuánto tiempo había pasado. ¿Pasaban los minutos o las horas? Solo sabía que el viejo vampiro lo sabría bien.

 

Las herramientas no aguantarían mucho más torciéndose y golpeando en las manos sin sosiego de Arthcamu. El cable se partió dentro del cerrojo, igual que le habría pasado a un estudiante. Arthcamu gritó y aporreó la puerta, pero sabía que nadie podía escucharle. Mientras tomaba aliento y tragaba saliva para continuar gritando, escuchó con nitidez el chirrido de la caja que se abría tras él.

 

El viejo vampiro escrutó al maestro cerrajero con una mirada de loco, hambrienta, y se abalanzó sobre él con frenesí. Antes de que Arthcamu muriera, lo vio: la llave colgaba de la cadena que le habían colocado al vampiro mientras dormía.

 

eliteguias

Anuncios

  Información

  Historia principal

  Misiones

  Extras

  Expansiones / DLC

  Otros

 

Comparte esta página:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

 

Información del juego

The Elder Scrolls V: Skyrim

Plataforma: PC, PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch, PlayStation 3, Xbox 360

Desarrollador: Bethesda Softworks

Distribuidor: Bethesda Softworks

Fecha: 11 Noviembre 2011

Foro del juego

Foro de Eliteguias

Si la guía de The Elder Scrolls V: Skyrim no te es suficiente, regístrate en el foro del videojuego y comenta todo lo que quieras. También puedes dar tus propios consejos para ayudar a otros jugadores.

Guías recomendadas
The Elder Scrolls IV: Morrowind The Elder Scrolls IV: Oblivion
Colabora con Eliteguias

Nunca vamos a pedir ni a aceptar donaciones, por que creemos que lo más justo es que ambas partes ganen algo... por lo tanto, la mejor manera que tienes de colaborar económicamente con Eliteguias es comprar tus juegos digitales en Instant-Gaming a través de este enlace (guárdalo en tus favoritos y úsalo cada vez que quieras comprar algo). Con esto se consiguen dos cosas:

 

1: Tu obtienes los juegos más baratos. A veces el descuento es pequeño, otras veces es más grande, pero siempre va a haber un descuento.

 

2: Nosotros nos llevamos una pequeña comisión y eso nos ayuda a seguir creciendo.

Sigue a Eliteguias

Foro de Eliteguias

Síguenos en las redes sociales para estar al día de todas las novedades en los juegos nuevos que vamos añadiendo y/o actualizando con todo tipo de información, así como cualquier noticia que sea de interés.

 

FACEBOOK | TWITTER | YOUTUBE

 

CONTACTO | COLABORA | PRIVACIDAD | AVISO LEGAL

En Eliteguias llevamos desde 2007 destripando cualquier videojuego de PC o consolas para hacer las guías lo más completas y detalladas posibles, cuidando cada detalle y explicándolo todo de la mejor manera para que no te quedes atascado en ningún juego y te lo acabes al 100%.

Copyright © 2007-2020 Eliteguias - Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta web sin el consentimiento expreso del autor del mismo.