Guía Final Fantasy XVI

Humo y sangre

 

 

Una vez consiguen reunirse, Mid y los demás informan a Clive del alcance del peligro al que se enfrentan las Ciudades Libres. Junto a su hermano y Jill, deciden actuar para rescatar a tantos supervivientes como puedan.

 

Se activa después de completar Sirvientes entre las sombras.

 

Humo y sangre Humo y sangre

 

Tienes que avanzar por las calles de la ciudad mientras te vas enfrentando a orcos y akásicos.

 

Humo y sangre Humo y sangre

 

Es algo que tampoco tiene mucho misterio, ya que se trata de un camino completamente lineal. Al llegar a esa plaza alargada, tras eliminar a los orcos, tendrás que enfrentarte a un Orco caudillo.

 

Sleipnir

 

Y en la última plaza, tras acabar con unos cuantos espíritus, tendrás que enfrentarte al jefazo Sleipnir.

 

Este individuo es bastante ágil, y sobre todo a medida que avanza la pelea, vas a necesitar dominar las esquivas perfectas con R1...

 

En cierto momento colocará un círculo oscuro bajo tus pies que te seguirá todo el rato... lo que tienes que hacer es no parar de moverte y al final, justo antes de que explote, esquivar para evitar que te dañe la explosión.

 

Si te lanza una esfera de fuego, prepárate para esquivarla, teniendo en cuenta que la ventana de tiempo será muy corta. Y lo peor de todo es que podrá lanzarte hasta dos de estos orbes.

 

Tras haberlo noqueado por primera vez verás una escena y luego Sleipnir usará una gran lanza como arma en lugar de la espada. Además, comenzará esta segunda fase con un QTE para esquivar con R1.

 

Cuando, al atacar con su lanza, te mande una gran onda roja, o bien saltas o bien te preparas para realizar una esquiva perfecta con R1.

 

Por lo demás, seguirá con los mismos ataques de antes, pero siendo más agresivo y con más alcance debido a la lanza, así que deberás tener mucho más cuidado.

 

Cuando te dispare un gran rayo de energía, prepárate para esquivar hacia un lado, pero cuando lance varias columnas de fuego verticales, en lugar de esquivar, procura situarte en el medio de cualquiera de ellas.

 

También podrá saltar en el aire e invocar varias hojas que irán cayendo en el suelo sobre las zonas que ya vendrán marcadas y que evidentemente tendrás que evitar a toda costa, sin parar de moverte y estando atento por si necesitas esquivar en el último momento. Ten también cuidado cuando acabe con este ataque, por que al terrizar, entre otras cosas, lanzará varias ondas expansivas seguidas.

 

Cuando invoque multitud de orbes de energía, puedes caminar entre ellos, pero prepárate para realizar esquivas perfectas si se te acercan demasiado.

 

Tras derrotarlo y ver una serie de escenas, regresa a la Guarida para completar esta misión y comenzar la siguiente, Melodía de esperanza.