Guía Final Fantasy XVI

Anagnórisis

 

 

Año 873 de la era valistheana. El atroz encuentro entre Shiva y Titán ha sumido el campo de batalla en el más absoluto de los desconciertos. Tras recuperar la conciencia, Guiverno contempla cómo un apurado Tiamat lo instiga a proseguir con la misión y le recuerda el inexorable destino al que están condenados los marcados.

 

Se activa después de completar El joven Fénix.

 

NOTA:

En este momento se habrán desbloqueado nuevas habilidades de Fénix, "Pirobarrido" y "Onda térmica", indicándote que puedes aprenderlas y mejorarlas en el apartado de habilidades, y luego equipártelas en la sección de Equipo.

 

Anagnórisis

 

Cuando te manden perseguir al ejército en retirada, tan solo tienes que seguir a tus compañeros por un camino totalmente lineal, recogiendo un par de objetos, sin enemigos ni nada.

 

Dominante de Shiva

 

Al final del camino verás una escena y luego tendrás que enfrentarte a la jefaza Dominante de Shiva, la cual vendrá acompañada por varios Soldados sangreférrea... pero tú céntrate únicamente en ella y olvídate de los esbirros.

 

Cuando realice su ataque especial Hielo++ fíjate en las marcas del suelo y simplemente procura estar en todo momento fuera de estas, esquivando en el último momento si ves que es necesario. Aparte de que seguirán cayendo durante un buen rato, también podrá enviarte hielo en línea recta hacia ti, teniendo estavez que esquivarlo hacia un lado.

 

Anagnórisis

 

Tras derrotarla, tendrás que enfrentarte ahí mismo a un grupo de Soldados sangreférrea.

 

Tiamat

 

Pero lo importante viene luego, un combate contra otro jefazo más, tu propio compañero Tiamat, aunque no debería darte muchos problemas.

 

Cuando termines con él, sigue a Cid hasta la guarida, seleccionándola en el mapamundi, para terminar también esta misión y comenzar la siguiente, La guarida.