Guía Final Fantasy XVI

DLC

Marea creciente / The Rising Tide

 

 

Muchas son las cartas que llegan solicitando ayuda a Clive. En raras ocasiones carecen de remitente; en aún más raras ocasiones hablan de salvar a un eikon que lleva décadas desaparecido. Esta parece ser una de ellas.

 

Al igual que el DLC anterior , Ecos de los empíreos, no podrás acceder a The Rising Tide directamente, sino que tienes que avanzar hasta el mismo punto de la historia principal, casi al final, en De vuelta a su origen (también cargando la partida tras haber completado la historia).

 

Además, también será necesario haber completado las misiones secundarias La promesa de un padre y Mi tesoro.

 

Marea creciente

 

Una vez cumplas esas condiciones ve a la habitación de Clive en la guarida y examina la mesa para leer la carta “Sin remitente”, entonces acepta la petición para comenzar esta misión, recibiendo ya de paso el trofeo Pleamar.

 

Marea creciente Marea creciente

 

Entonces, lo primero será viajar hasta Northreach para habla allí con Leyla en el punto que te indicamos en Eliteguias dentro de la zona delimitada.

 

Marea creciente Marea creciente

 

Ahora sal de la ciudad y ve a la costa al Noroeste. Cuando llegues, interactúa con la tienda y mira la barca que está en el agua desde la cima del acantilado. Acto seguido inspecciona la hoguera frente a la tienda.

 

Abre el mapamundi y viaja hasta el Cañón Olvidado, en el punto ya marcado. Habrás llegado a la nueva región de Mysidia, recibiendo con ello el trofeo Tierras ignotas.

 

Marea creciente Marea creciente

 

Avanza por el único camino disponible junto con Shula, encargándote de algunos enemigos, hasta el punto marcado, en donde verás una escena al borde del acantilado. Entonces continúa, de nuevo por el único camino posible, hasta finalmente llegar a Haven, la aldea de Shula, en donde verás otra escena.

 

Marea creciente

 

Lo primero que tienes que hacer es ir al Consultorio para ver una escena tras la cual Shula te entregará la insignia del Arroyo Incesante.

 

NOTA:

En este mismo momento tienes 2 misiones secundarias nuevas, Díselo con flores y Curiosidad insaciable, así que vamos a hacerlas ahora antes de continuar.

 

Marea creciente

 

Cuando estés listo, sal del poblado por la puerta Norte y ve siguiendo las marcas principales hacia el Noreste, mientras te encargas de los enemigos con los que te vayas encontrando. Al llegar al puente colgante en la Bahía Ventocaudal, tendrás que viajar desde el mapamundi a “La ola”.

 

Marea creciente Marea creciente

 

Sigue a Shula por el camino mientras te va hablando y tras otra escena más, tendrás que enfrentarte al minijefazo Perykos, utilizando las habilidades de Leviatán que acabas de conseguir en este momento.

 

NOTA:

Hay 2 trofeos relacionados con este nuevo eikon de Leviatán, así que consulta su correspondiente sección de la guía para más detalles.

 

Al derrotarlo, aparte de que habrás recibido el trofeo Ley seca, estarás automáticamente de vuelta en Haven y tendrás que ir otra vez al Consistorio para ver una escena.

 

NOTA:

Antes de seguir avanzando más en la historia principal, en este mismo momento tienes disponibles las siguientes misiones secundarias:

 

 

Marea creciente Marea creciente

 

Cuando estés listo, toma la salida norte del poblado y ve siguiendo las marcas hasta cruzar ese portón de madera. Luego ábrete paso entre algunos enemigos mientras avanzas hacia el Suroeste por el “Paso de la Doncella”, incluyendo un Bengal del templo al final, y entonces, al llegar al obelisco tienes que viajar a “Acrópolis del Tiempo” desde el mapamundi.

 

Marea creciente Marea creciente

 

Asciende por el único camino disponible mientras te enfrentas a varios tomberis normales, y en la cima tendrás que vértelas con un Maestro tomberi.

 

Hreidmar

 

Sigue ascendiendo por el templo por el único camino posible mientras te abres paso entre enemigos “normales” y al llegar a la cima, tras una escena tendrás que enfrentarte al jefazo Hreidmar.

 

Marea creciente

 

Tras la pelea, entra en el propio templo y luego, aunque sigamos sin mapa de la zona local, el camino es completamente lineal, con unos cuantos enemigos entre medias, entre los que se incluyen los adorables tomberis (liderados por un Maestro Tomberi al final).

 

Guardián del Tiempo

 

Pero prepárate cuando llegues a la cima, por que tendrás que enfrentarte al jefazo Guardián del Tiempo. Cuando consigas derrotarlo recibirás el trofeo Sin tiempo para morir.

 

Marea creciente

 

Ahora viaja a “La ola” desde el mapamundi y al recuperar el control tras la escena, avanza por el camino totalmente lineal mientras te abres paso entre algunos enemigos.

 

Leviatán

 

Leviatán

 

Al final verás una escena y luego tendrás que enfrentarte a Leviatán manejando a Ifrit, batalla que tendrá lugar en dos escenarios distintos, pero que, en ambos casos, poco hay que decir al respecto.

 

Lo realmente crítico viene cuando se cubre con una gran esfera y tendrás que hacerle daño lo más rápido posible para agotarle esa barra de salud morada, utilizando las habilidades especiales de Ifrit nada más estar disponibles (Ignofulgor tiene gran alcance, así que no esperes a acortar distancias para usarla y hazlo YA).

 

¿Qué pasa si no se la agotas a tiempo esa barra? Pues que te lanzará una gigantesca ola (“Rugido oceánico”) que abarca toda la pantalla, no habiendo forma posible de esquivarla y cuando te alcance... Game Over, independientemente de la vida que tengas y de los Destellos sanadores que te quedan...

 

La única forma de librarse es quitándole esa barra morada a tiempo.

 

A partir de aquí, cuando use “Vórtice”, esquiva todo el rato seguido hacia un mismo lado (da igual izquierda o derecha).

 

Cuando use un enorme remolino “Manga de agua”, esquiva todo el rato seguido hacia la izquierda (en dificultad Final Fantasy te matará si te alcanza, sin importar las cargas de curación que tengas).

 

Cuando logres derrotarlo verás una serie de escenas tras las cuales ya se habrá completado el DLC Marea creciente... o al menos la historia principal de éste, luego aún quedan algunas cosas que en Eliteguias ya te explicamos en la siguiente nota.

 

NOTA:

Monolito de Areté

 

Lo primero será volver a la Guarida para conseguir el nuevo eikon Artema en el Monolito de Areté. Y ya que estás ahí, puedes probar ahora el Portal de Kairós, ya que al completarlo recibirás el trofeo Occasio calva.

 

Cronolito de Tetis

 

Cronolito de Tetis

 

Luego aún nos queda la ordalía del agua, una prueba que no se encuentra en el monolito de Areté, sino en el Cronolito de Tetis, en el punto indicado de Mysidia, pero solo accesible desde “Ríopetro” al Oeste, no desde Bahía Ventocaudal.

 

En cualquier caso, esta ordalía del agua consiste en derrotar a varias oleadas (nunca mejor dicho) de enemigos utilizando solo a Leviatán. Cuando lo consigas, recibirás el trofeo Aún respiro.

 

Y ya por último, dispones de 4 misiones secundarias nuevas, solo disponibles ahora que has completado la historia del DLC.

 

 

Cuando las completes todas, aún tendrás una nueva misión más, Agua de vida (la última ya).

 

Recompensas

 

Emblema del pueblo del agua x1

Numisma plateada x2

Trofeo Marea creciente

Si además lo vences en dificultad “Final Fantasy”, también recibirás el trofeo Quebrantaste cabezas de monstruos.