Guía Final Fantasy XVI

Misiones secundarias (DLC Marea Creciente)

Curiosidad insaciable

 

 

Bilos, a cargo de la despensa de la aldea, quiere ofrecerle sus servicios a Clive. Sin embargo, asuntos más apremiantes aguardan, pues no hay rastro de la diablilla de su hija Ruqa y tampoco sabe dónde puede haber ido.

 

Curiosidad insaciable

 

Curiosidad insaciable

 

Tras visitar por primera vez el Consultorio al llegar a Haven, habla con Bilos en el punto indicado y acepta ayudarle a buscar a su hija para comenzar esta secundaria.

 

Curiosidad insaciable

 

Lo primero que hay que hacer es hablar con el guardia que está en la puerta Sur del poblado.

 

Curiosidad insaciable Curiosidad insaciable

 

Sal ya del poblado hacia el Sur y en cuanto puedas ve a la izquierda (Este según el mapa) a la Ribera del riachuelo, en donde tendrás que hablar con Ruqa.

 

Tras la escena, estarás ya de vuelta en la aldea y esta misión ya se habrá completado.

 

Clive localiza a Ruqa en la ribera del río y esta lo asalta a preguntas sobre el mundo exterior. Al igual que la mayoría de mysidianos, nunca ha atravesado la ilusión, pues es una tarea peligrosa que solo aquellos designados para comerciar con el exterior pueden hacer. Los guiles son necesarios para efectuar estas transacciones, así que el dinero de Clive es más que bienvenido en la aldea del pueblo del agua.

 

Recompensas

 

5.600 EXP

Sebo sempiterno x1

Piel de bestia x25

Estará disponible la despensa de pueblo (una tienda)