Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Legend of Mana (Remaster)

Eventos

Un emperador derrocado

 

 

Un emperador derrocado

 

Después de haber completado el evento Principios musicales, coloca el artefacto “Cuchara trémula” justo encima de la Jungla, tal y como te indicamos con la imagen de arriba, creando así la nueva zona del Inframundo, que es donde vamos a ir ahora.

 

Un emperador derrocado

 

Estarás en la zona de la Lápida Macabra, así que examina la propia lápida para entrar oficialmente en el Inframundo, momento en el que además se activará ya este evento.

 

NOTA:

Seguramente estés pensando en llevar a Bud contigo para hacer ya uno de los requisitos del evento ¡En busca de los sabios!, pero si lo llevas contigo, entonces al examinar la lápida ya mencionada, no pasará nada. Dicho esto, no te preocupes, que podrás ir con Bud más adelante al Inframundo, y ya te avisaremos en Eliteguias cuando sea el momento.

 

Un emperador derrocado

 

Pues bien, una vez dentro, ya hablarás automáticamente con Larc, así que acepta su ayuda para que se una a tu grupo y te acompañe por esta zona.

 

Un emperador derrocado Un emperador derrocado

 

Toma la salida de la izquierda y habla con las Fantasombras en la siguiente pantalla... nada de importancia, tu sigue hacia la derecha. Ve una vez más a la derecha y luego ve por el pasaje que está en la parte superior. Toma la siguiente salida y estarás en el segundo nivel.

 

Un emperador derrocado Un emperador derrocado

 

Avanza hasta llegar a la sala mostrada por la imagen de arriba a la izquierda y primero toma la salida de la derecha para entrar en la Cámara del ritual, donde te encontrarás de nuevo con las Fantasombras... habla con ellas.

 

Un emperador derrocado Un emperador derrocado

 

Sal de aquí y ahora toma la salida de abajo a la izquierda. Nada más entrar, Larc hará un comentario, entonces pasa por la única puerta que está abierta (toma la salida de más a la derecha y luego ya verás la puerta antes del pequeño puente). Ese es el despacho de Olbohn, así que habla con él.

 

Al poco rato aparecerá una fantasombra, así que habla con ella y elige ir a la cámara del ritual. Aquí ya habías estado antes, el caso es que ahora al hablar con esas fantasombras (bueno, con la de más arriba), dará comienzo el ritual de fuego.

 

Según sales de la sala del ritual, toma la salida de abajo a la izquierda, ve a la derecha y pasa por la primera puerta antes del pequeño puente para abrir un cofre con Aullido fantasmal, cruza el puente y para continuar tienes que pasar por la primera puerta, pero antes toma la salida de más al fondo para llegar al nivel del despacho de Olbohn, cruza el puente y pasa por la primera puerta para abrir un cofre con Pluma angelical y por la segunda para un Ojo peligroso. Da media vuelta y ahora sí, pasa por esa puerta mencionada antes.

 

Ya en el tercer nivel, avanza por el único camino disponible, mientras te abres paso entre algunos enemigos, y al final, cuando te lo pregunten al pasar por la última puerta, dile que estás listo.

 

Hitodama

 

Al otro lado, en el Altar de los Rostros mudos, te espera el jefazo Hitodama. A esta pequeña llama de fuego le gusta desvanecerse con bastante frecuencia, y mientras lo hace, una de las caras de la sala cobrará vida y te disparará rayos, así que cuando esto suceda limítate a esquivarlos (no intentes atacarlas por que no podrás). Entonces, simplemente ataca a Hitodama nada más lo veas aparecer y en cuanto tengas disponibles los ataques especiales, úsalos rápidamente, por que este jefazo será capaz de vaciarte la barra de estos.

 

Cuando consigas derrotarlo, verás una escena en la que conoces a Drakonis, así que acepta su propuesta y luego ya aparecerás en el exterior, momento en el que recibirás el artefacto “Farol calavera” y ya se terminará este evento.

 

NOTA:

Si “pierdes” a Larc, siempre puedes volver junto a la Lápida en el Inframundo y hablar con él para que se vuelva a unir al grupo.

 

NOTA:

Antes de continuar, pásate por casa para actualizar el Diario de Cactolillo hablando con él.

 

Ahora sigamos con el evento ¡Gramofín está muy harto!.