Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Sekiro: Shadows Die Twice

Jefazos

Simio guardián

 

 

Simio guardián

 

-Lugar: Pasadizo del valle sumergido

 

Primera fase

 

Procura estar todo el rato (o casi todo) cerca del simio, desviando sus ataques hasta que termine los combos y ataca tú entonces. De los ataques fuertes... cuando arrastre la mano para golpearte evítalo saltando y cuando intente agarrarte tras un salto, esquiva. Cuando salte y quede boca arriba en el suelo arrastrándose, mantente alejado de los brazos e intenta golpearle en la cabeza.

 

Cada cierto momento agarrará mierda del suelo, dará un enorme salto y te la lanzará... si te acierta te envenenará al instante y lo que tienes que hacer es correr hacia él y cuando aterrice, aprovecha para atacarle mientras se recupera. Y hablando de mierda, procura no estar mucho rato detrás de él, por que podrá tirarse unos pedos enormes que aunque no te envenen al instante como las heces, llenarán el medidor igualmente rápido. En cualquier caso, ten algún Antídoto en polvo preparado por si lo necesitas.

 

Cuando se aleje y empiece a gruñir, aprovecha para engancharte a él. Y finalmente, cómo no, Barreno de shinobi te vendrá bastante bien, aunque Conducto llameante también es especialmente efectivo al dejarlo en llamas y poder aturdirlo brevemente, y lo será todavía más si antes le lanzas Aceite.

 

Segunda fase

 

En esta segunda fase el simio resucitará, a pesar de estar sin cabeza (aunque no tiene nada que ver con el Simio sin cabeza, que es otro jefazo aparte).

 

Lo primero es que los petardos ya no le harán efecto y el conducto llameante sí, aunque menos ya que solo lo hará arder pero no lo aturdirá.

 

Ahora puede que no se tire pedos, pero su rugido será mucho más letal que antes, ya que ahora hará subir el medidor de Terror, por lo que deberías tener algún Agente pacificador listo para usar por si lo necesitas.

 

Tiene algún ataque más nuevo, pero estos son los digamos más importantes a tener en cuenta. Y una estrategia (un poco cobarde) que te recomendamos en Eliteguias es no parar de correr en todo momento alejándote del simio mientras esperas a que se lance sobre ti, momento en el que tienes que saltar tú sobre él, atacarle 2 o como mucho 3 veces, escapar y repetir (tedioso y cobarde pero... efectivo).

 

Recompensa

 

Logro/Trofeo Simio guardián

Recuerdo: Simio guardián

Dedo delgado (sirve para desbloquear la herramienta Silbato)