Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    BUSCAR

Guía God of War: Ragnarok

El santuario perdido

 

 

El santuario perdido

 

Después de haber seguido al lobo al final de la misión anterior, El secreto de Gróa, habrás conocido a una chica llamada Angrboda, y en ese momento dará comienzo esta nueva misión, en la que de nuevo manejarás a Atreus.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Síguela por el Bosque de Hierro y al poco rato, métete por ese tronco y destroza el bloqueo con una flecha sónica. Repite lo mismo con el siguiente y tras trepar por la montaña, tendréis que enfrentaros a un par de Draugr.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Cuando la chica suba por los troncos, tú sigue por el camino de la izquierda, abriendo un cofre rojo con Hierro forjado x4 y Madera de Ýdalir x1. Luego tienes que dispararle una flecha sónica a esa piedra en lo alto de la cadena para revelar un punto de enganche.

 

El santuario perdido

 

Elimina a las Pesadillas y luego tírate por el bordillo de la izquierda para subir por otro más al fondo, también a la izquierda. Antes de subir por otro bordillo más, esta vez de madera, destruye las tablas de la derecha para conseguir el pergamino del saber “El árbol”.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Ahora ve por el otro lado, rompiendo en realidad, no trepando, y sube por el bordillo de piedra. Desde aquí primero dispárale una flecha al punto indicado del árbol para que así el punto de enganche baje un poco y puedas usarlo desde abajo para cruzar al otro lado, en donde te espera un cofre con plata (y algunas Pesadillas). Luego balancéate por otro enganche más y tras deshacerte de un grupo de Pesadillas, asegúrate de abrir el Cofre legendario 1 de Jótunheim.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Date media vuelta desde el cofre y sube por el bordillo de la izquierda. Aunque no lo parezca, a ese árbol que tienes justo delante según subes, puedes trepar, así que hazlo y deslízate por él hacia la izquierda hasta que puedas subir a su cima. Entonces dispárale una flecha sónica a esa piedra para revelar así un enganche por el que tienes que balancearte.

 

El santuario perdido

 

Al poco rato te encontrarás con un draugr y a partir de ahora ya podrás darle órdenes a la chica, de la misma manera que hacías con Atreus al manejar a Kratos. Además, cuando los enemigos estén recubiertos con el polvo morado, dispárales una flecha antes de que se les acabe el efecto, para detonarlo y causarles así más daño. Con la zona despejada, interactúa con la roca frente a la que te espera Angrboda para continuar.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

La chica querrá echar una carrera, así que simplemente ve siguiéndola por el único camino disponible, totalmente lineal, así que aunque la pierdas de vista tampoco pasa nada. En cierto momento tendrás que enfrentarte a un nuevo tipo de enemigos, los Tatzelwurms, momento en el que ya podrás usar la habilidad “Invocar Halcón” de Angrboda manteniendo pulsado Cuadrado en lugar de pulsarlo solo una vez.

 

El santuario perdido

 

Entonces continúa siguiéndola hasta llegar a la Casa del Árbol, en donde verás una escena.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Al recuperar el control, sal de la casa y recoge esa cesta sobre el banco. Luego móntate en Jalla cuando el animal aparezca.

 

El santuario perdido

 

Al poco rato serás tú mismo quien maneje a Jalla, así que avanza por el Río Vimur (también hay zonas brillantes en las que conseguir objetos, como cuando vas en la barca). Cuando te encuentres con la primera fruta, ya la recogerá la chica, pero la segunda tienes que hacerlo tú, pulsando Círculo al acercarte.

 

El santuario perdido

 

Un poco más adelante, el río estará bloqueado por la parte derecha, así que ve a la izquierda y sube por ese bordillo donde están los tablones de madera.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Recoge la fruta cuando la chica se suba a la rama del árbol y luego tírate por el bordillo para montarte en Jalla, no sin antes dispararle a la almeja gigante para que suelte un objeto (desde el animal no puedes disparar).

 

El santuario perdido

 

Otro bloqueo en el camino, así que sube por el bordillo de la derecha. Espera a que Jalla empuje el árbol para que puedas coger la fruta y entonces móntate en ella de nuevo.

 

El santuario perdido

 

Cuando tengas que subirte por el próximo bordillo, recoge un par de frutas del suelo y luego tendrás que dispararle una flecha al bloqueo para que Jalla pueda pasar por él. Antes de continuar, súbete al bordillo que te indicamos en Eliteguias con la cutreflecha de la izquierda en la imagen de arriba, para llegar a un cofre rojo con Cuero sin curtir x3 y Restos de bestia x6. Dispara también a la almeja desde ahí para recoger los objetos.

 

El santuario perdido

 

Cuando estés de vuelta en la Casa del árbol, deja las frutas en el cubo indicado y luego examina ese cofre/armario para recoger el Atuendo de campeón de los Jötnar, el Arco de Jötnar (tendrás que fabricarlo luego) y la posibilidad de fabricar también el accesorio Afinación sónica. También puedes examinar las pinturas y las estatuas que hay por esa zona.

 

El santuario perdido

 

Cuando estés listo, móntate de nuevo en el Jalla. En cuanto os bajéis (ya será automático), acércate a ese árbol del fondo para recoger unas raíces.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Móntate de nuevo en el Jalla y al poco rato os atacarán unos enemigos, pero aquí lo importante es que Atreus conseguirá su propia Ira espartana, con la cual te transformarás en lobo, así que úsalo para eliminar a los enemigos. Con la zona despejada, recoge unas raíces y prepárate para enfrentarte a un draugr ligeramente más fuerte, acompañado por más de los “normales”. Tras eliminarlos a todos, pasa por el nuevo camino desbloqueado.

 

El santuario perdido

 

Móntate en Jalla para volver a la Casa del árbol y deja las raíces en el cubo indicado. Luego móntate de nuevo en Jalla y esta vez en el río ve a esa cueva de la derecha (tu amiga ya te lo indicará).

 

El santuario perdido

 

Antes de entrar en el agua, bájate un momento para dispararle a la almeja, luego atraviesa el lago y sube por el bordillo del fondo. Aquí lanza unas cuantas piedras siguiendo las indicaciones en pantalla y al cabo de un rato aparecerá un gran número de draugr... Tras acabar con todos, sigue lanzando algunas piedras más si quieres y cuando estés listo, móntate de nuevo en Jalla para continuar por el río.

 

El santuario perdido

 

Antes de nada ve a por el Cofre legendario 2 de Jötunheim y entonces sigue por el río hasta llegar a tierra firme en la Senda de los Jötnar, en donde tienes que montarte en un elevador para subir en él.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Al salir de éste, sigue a Angrboda por el cañón mientras eliminas a los enemigos. Tras pasar por entre unas piedras, elimina a otro grupo de enemigos y esta vez pasa por la apertura en la pared. Luego avanza por el Valle de los Muertos hasta ver una escena.

 

El santuario perdido

 

Al recuperar el control, da media vuelta, quedarás ahí atrapado tu solo y tendrás que vértelas con un Wulver, que no llega ni a la categoría de mini-jefazo pero es un enemigo que se las trae... En cualquier caso, cuando consigas derrotarlo, ya podrás engancharte al bordillo donde te espera la chica para salir ya de allí.

 

El santuario perdido

 

Regresa al elevador para bajar en él junto a Jalla y luego espera a que la chica despeje el acceso al pasaje oculto para ir por él. Al salir de éste, tendrás que bajar por ese agujero para entra en el sumidero.

 

El santuario perdido

 

El objetivo aquí dentro será eliminar los nidos de los engendros (así como cualquier otro enemigo con el que te encuentres) y como está tan oscuro, cada vez que te encuentres una antorcha, pulsa Cuadrado para que tu amiga se encargue de encenderlas.

 

El santuario perdido

 

Tras eliminar el primer nido, ve todo a la izquierda (no te preocupes por el cofre legendario por ahora) y al final, el segundo nido (que no tienes por que seguir el orden que te proponemos en Eliteguias, pero bueno) estará en lo alto de la pared. Lo que hay a nivel del suelo es un cofre rojo con Hierro forjado x4 y Madera de Ýdalir x1.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Da media vuelta, pasando de nuevo de largo el cofre legendario, y sube por ese bordillo a la izquierda. De los dos caminos posibles, tú ve primero por la izquierda y tras saltar por el agujero, otra vez más a la izquierda para encontrar el pergamino de saber “Pinturas”.

 

El santuario perdido

 

Da media vuelta y según vienes ahora, sube por el bordillo de la izquierda, sigue por ese lado a la izquierda hasta dejarte caer por un bordillo. Por la izquierda solo debería haber plata, así que sigue por la derecha.

 

El santuario perdido

 

Si sigues recto regresarás al inicio, así que sube por el bordillo de la izquierda nada más verlo. Si cruzas ese pequeño puente de madera te encontrarás con un cofre rojo, pero... solo contiene bichos, así que puedes pasar de él y saltar directamente por la columna de la derecha.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Ve por la izquierda desde esa piedra sónica (destrúyela con una flecha sónica para crear un atajo), por donde está el cofre con plata, sube por dos bordillos y encontrarás allí el tercer nido.

 

Da media vuelta, pasa de largo el atajo de la piedra sónica y cruza el puente a la izquierda. Cruza otro puente más, el cual tiene un agujero que debes saltar y en la siguiente intersección, por la izquierda hay otra piedra sónica que solo sirve como atajo, así que para continuar ve por la derecha.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

En la siguiente intersección ve primero por la derecha y a través de ese agujero verás una piedra sónica, así que destrúyela. Entonces ve por ese camino despejado para encontrar el cuarto y último nido. Tendrás que salir a la superficie, pero antes de nada, ve a por el Cofre legendario 3.

 

Madre bergsra

 

Da media vuelta para salir de aquí y al final tendrás que enfrentarte a la jefaza/minijefaza Madre bergsra. Cuando consigas eliminarla, recoge la habilidad de arco Vista fija de tirador. Entonces trepa por la cuerda para salir de allí.

 

Una vez afuera, rodea el sumidero y móntate en Jalla para avanzar por el único camino disponible en el río y sube por el bordillo para ver una breve escena. Luego continúa avanzando un poco más y verás otra escena.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Al recuperar el control, sigue a Angrboda, abriéndote paso entre algunos enemigos y al llegar a ese enorme tronco, sube por el bordillo de la izquierda y dispara una flecha sónica a esa piedra, entonces métete en el interior del tronco y pasa por ese agujero que has creado. Sube por un par de bordillos y dispárale a esa otra piedra en el interior del tronco, entonces vuelve a entrar en éste y ya podrás continuar.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Acaba con todos los enemigos de esta zona y entonces espera a que la chica trepe por la pared y destroce la placa para que puedas subir tú también. Abre el cofre rojo que contiene Cuero sin curtir x3 y Madera de Ýdalir x1, luego continúa avanzando hasta llegara a la casa de Grýla.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Ve por el lado derecho de ésta y sube por los bordillos. Usa ese gancho para balancearte hasta el otro lado, date la vuelta y dispárale una flecha sónica a la piedra de dentro de la jaula para bajarla un poco y que así la chica pueda cruzar también. Entonces ésta trepará por la pared y pateará la placa metálica para que puedas subir tú también.

 

El santuario perdido

 

Déjate caer al interior de la casa y examina la enorme llave de esa enorme puerta (bueno, toda la casa en sí es enorme) para bajar al sótano.

 

El santuario perdido

 

En cierto momento te toparás con un barril que bloquea el camino, así que sube por la derecha y dispárale una flecha sónica al barril desde donde te indicamos en Eliteguias con esta imagen de arriba.

 

El santuario perdido El santuario perdido

 

Continúa hasta que veas una escena y al recuperar el control sal del sótano, sube por el bordillo e interactúa con la taza para ponerla de pie. Entonces, en cuanto puedas, acércate al lobo para liberarlo.

 

Grýla

 

Da toda la vuelta hasta volver a la cocina e interactúa con el gancho de la jaula para cruzar hasta el caldero, pulsa repetidamente Círculo para quitarle un fragmento de salud y entonces comenzará el combate contra la propia Grýla, una jefaza de verdad.

 

Primero céntrate en mantener la distancia en todo momento y siempre que veas que la runa/piedra del caldero empieza a brillar de color morado, dispárale una flecha (una normal vale) para irle quitando un poquito de vida y cuando la barra blanca se llene, quedará brevemente aturdida, momento en el que tienes que aprovechar para atacarla tanto como puedas (bueno, realmente tendrás que seguir atacando al caldero).

 

En cierto momento realizará un ataque con área de efecto que abarcará todo el suelo, así que súbete rápido a cualquier zona alta de la sala para estar a salvo. En este momento notarás que hay unas velas, por ahí en lo alto, así que espera a que Gryla esté cerca y pulsa cuadrado para que Angrboda la deje brevemente aturdida.

 

Si en algún momento te lanza unos proyectiles, en lugar de simplemente escapar, dispárales con el arco para destruirlos.

 

Cuando consigas derrotarla, recibirás el trofeo El caldero.

 

El santuario perdido

 

Sigue a Angrboda hasta su casa por el camino completamente lineal. Una vez allí, examina la losa que ya vendrá marcada para ver una escena.

 

El santuario perdido

 

Cuando recuperes el control, estarás de nuevo en Midgard y te atacará un grupo de enemigos, así que acaba con ellos y luego interactúa con el acceso místico.

 

Vanadis

 

Estarás manejando de nuevo a Kratos y tendrás que enfrentarte a más enemigos como los de antes, a los cuales le seguirá otra jefaza más, Vanadís, comenzando con un QTE en el que tienes que pulsar repetidamente Círculo.

 

Aunque ella sea muy rápida y constantemente se aleje para atacarte a distancia, tú por tu parte intenta estar siempre lo más cerca posible de ella, mejor bloqueando sus ataques que intentando esquivarlos (menos evidentemente los que son inbloqueables).

 

Cuando le hayas quitado suficiente vida verás un aviso en pantalla sobre que ahora Ira de Furia se sustituye por Valor y que usar Valor curará en lugar de hacer daño (puedes cambiarlo si quieres, ya te lo indicarán más adelante).

 

Por lo demás, a partir de este momento, aparte de que te disparará sus flechas con más frecuencia, también creará pequeños charcos de veneno. Además, Ateus se puede ver afectado por dicho veneno, así que presta atención y si es necesario acércate a él y pulsa Cuadrado para que se recupere.

 

Cuando consigas derrotarla, recibirás el trofeo Bronca en el jardín y ya se habrá completado esta misión, dando comienzo la siguiente, La hora de la verdad.

 

Recompensas

 

Ninguna