Eliteguias GUÍAS     TRUCOS     LOGROS / TROFEOS     FORO     BUSCAR

Anuncios

Guía Immortals Fenyx Rising

El huevo en el nido

 

 

Se activa automáticamente al completar la misión anterior, Algo de picar.

 

Empieza por hablar con Ares junto a la fortaleza un poco más al Sur de tu posición actual, momento en el que te dará la bendición Pericia de Ares, además del objetivo de abrir la puerta de la fortaleza de Ares.

 

El huevo en el nido

 

Antes (o después si quieres), tendrás que eliminar a un grupo de enemigos (entre los que hay un Cerbero) junto a la entrada y luego pulsar un interruptor que está en lo alto para abrir el portón. El siguiente objetivo será entrar en la propia fortaleza y activar los dos mecanismos, cada uno en un lado distinto.

 

El huevo en el nido

 

Puedes hacerlo en el orden que quieras, aunque en Eliteguias, mientras nos abrimos paso entre algunos enemigos, vamos a seguir todo recto, subiendo esas escaleras grandes hasta entrar al interior del fuerte por esa parte.

 

El huevo en el nido

 

Recoge el cubo pequeño que está en la plataforma de justo delante y lánzala primero a donde indica la cutreflecha en la imagen de arriba. Luego, tienes que irlo lanzando poco a poco hasta la parte elevada de la esquina, mientras tú vas trepando por la pared, por que los láser están tan altos que directamente no puedes saltarlos.

 

El huevo en el nido El huevo en el nido

 

Una vez arriba, ponte sobre el interruptor circular del suelo y lanza el cubo por esa puerta pequeña. Como esta se habrá cerrado, ve por la derecha y planea hasta el otro lado. Derrota a los enemigos y coloca el bloque sobre el interruptor más cercano al lado por el que has venido.

 

El huevo en el nido El huevo en el nido

 

Ve por el lado que te indicamos con las imágenes de arriba, recoge un bloque al fondo del pasillo, y al darte la vuelta tendrás que lanzarlo al otro lado de los láser y trepar por la pared para pasar tú. Entonces deja ese cofre junto al otro interruptor que faltaba.

 

El huevo en el nido

 

Acciona el pedestal que se acaba de desbloquear y pasa por el agujero en la pared por la parte de abajo.

 

El huevo en el nido El huevo en el nido

 

Primero ve por la parte de más a la derecha de esa estructura, agarra a través de las rejas el bloque pequeño y ponlo sobre el interruptor de ese lado. Luego repite lo mismo con el del lado opuesto, pasa por la barrera ya disipada, saca el cubo pequeño del interruptor del suelo, acciona el pedestal para desactivar la barrera (que se había vuelto a activar al sacar el cubo) y manda ese cubo fuera, lánzalo al tejado de esa estructura y finalmente a donde indica la imagen de arriba a la derecha.

 

El huevo en el nido

 

Elimina a los enemigos que te esperan allí y manda el cubo por el agujero en la pared justo encima de la barrera láser. Ponlo sobre el interruptor de esa sala para disipar la barrera y entonces saca el cubo grande para ponerlo sobre el interruptor correspondiente del yunque. Ahora recoge el cubo pequeño, mándalo de nuevo afuera por el agujero de la pared, pasa tú también por él, y colócalo sobre el interruptor con el símbolo de la pluma en el lado opuesto. Entonces ya podrás accionar el pedestal.

 

Sube por las escaleras del lado opuesto a la barrera láser y ya en el exterior, ya podrás activar el pedestal/mecanismo de este lado, ahora ya solo queda uno...

 

El huevo en el nido El huevo en el nido

 

Ve sin más hacia la marca del mapa, eliminando a los enemigos con los que te encuentres y una vez dentro, aparte de que verás brevemente a alguien huir, acciona ese pedestal y ve por la derecha, entrando en ese pasillo por el agujero en la pared y avanzando por el único camino posible hasta el punto que te indicamos con la imagen de arriba a la derecha... por ahora tienes que coger a distancia ese bloque pequeño y asegurarte de que queda sobre el interruptor del suelo.

 

El huevo en el nido El huevo en el nido

 

Ahora vuelve a la sala principal y tendrás que ir pisando los interruptores en un orden muy concreto, empezando por el de esa “caseta” central y siguiendo los láser, algo que resultará muy fácil e intuitivo... El único momento en el que te puedes perder un poco es cuando llegas el de más arriba, ahí tienes que saltar al que está pegado a la pared (fíjate en la cutreflecha) pero antes de pisar ese, ve a por el siguiente, que no se ve en la imagen.

 

El huevo en el nido

 

Cuando pises el último, ya podrás pasar por la puerta de justo al lado para, al salir afuera, accionar el segundo mecanismo. Entonces ve a la sala del fuerte entre las dos estatuas de los caballos para ver una escena en la que por fin consigues la Esencia de Ares.

 

El huevo en el nido

 

Pero prepárate, por que tras la escena tendrás que derrotar al capitán de Tifón, el Lugarteniente fantasmal del Tártaro (sí, cuenta como lugarteniente).

 

Aparte de ser el típico enemigo con escudos mágicos, lo peor no es él, sino que vendrá acompañado por dos enemigos menores que están ahí para hacer bulto así como un Cerbero volador... con el perrete fuera de escena, el lugarteniente no debería de darte muchos problemas.

 

El huevo en el nido

 

Cuando consigas derrotarle recibirás la bendición Furia de Ares y las Alas de la monstruosidad, entonces vuelve al Salón de los Dioses para hablar con Ares y completar la misión, recibiendo con ello el logro/trofeo El dios de la guerra, además de recibir el casco Quijadas de guerras blancas y de activarse las misiones secundarias Mal de la olla y ¿Gallina yo?.

 

Ahora vamos a seguir con la de ¿Quién sois vos?, que ya teníamos activa desde hace un rato.