Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Torchlight II

Barra de carga

 

 

La barra de carga es una nueva inclusión en Torchlight II mediante la cual, a medida que combates contra enemigos, ésta se va llenando de energía que se puede utilizar para activar ciertas habilidades especiales. Se llena cuando dañas a los enemigos y se va vaciando con el tiempo ella sola si no hay actividad.

 

Vendrá representada en la parte inferior de la pantalla, sobre la barra de habilidades y la de cada personaje tendrá un diseño propio aparte de sus diferentes funciones.

 

Barra de carga del Embermage

 

Los Embermages con la barra llena entrarán inmediatamente en un estado de “concentración total” que durará 12 segundos, durante los cuales no consumirás nada de maná al utilizar tus habilidades y estas recibirán un bonus de 25% de daño extra.

 

Barra de carga del Berserker

 

Los Berserker que tengan la barra de carga llena entrarán en un estado de frenesí activado por el primer golpe crítico que inflijan cuando la barra esté llena. Este estado durará unos pocos segundos y mientras tanto, todos los ataques del Berserker serán ataques críticos.

 

Barra de carga del Engineer

 

La barra de los Engineer es un tanto diferente al del resto de personajes, influenciando y siendo influenciada por sus habilidades. La barra tendrá 5 esferas y cuando tenga una o más llena, alguna de sus habilidades drenarán dichas esferas para producir efectos más poderosos, mientras que otras se volverán directamente más poderosas sin necesidad de drenarlas, simplemente por tenerlas llenas de energía.

 

Barra de carga del Outlander

 

La barra del Outlander garantiza un % de mejora en la velocidad de lanzamiento de habilidades, probabilidad de esquivar, probabilidad de golpe crítico y velocidad de ataque. Estos bonus van desde el 0 hasta el 10% para cada estadística y es proporcional a cómo esté de llena la barra. Además, cuando la barra está vacía, su siguiente ataque hará daño extra y se garantiza el aturdir al primer enemigo que golpee.