Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    BUSCAR

Guía Nioh 2

Misiones secundarias

Un ferviente rugido

 

 

-Región: Surcar

-Nivel recomendado: 47

-Desbloqueo: Completa la misión principal Misterioso castillo de una noche.

-Santuarios: 2

-Kodama: 5

-Recompensa:

9.400 Oro

4.272 Amrita

Espíritu guardián Okuri Inu, Gesto ¡Perdón!, Lanza de capitán, Tamahagane excelente x3, Piedra de afilar x2.

 

 

Habla con el personaje al inicio si quieres y luego usa el primer Santuario. Avanza hasta el templo, en donde hay varios enemigos humanos afuera, entra adentro para enfrentarte al yokai de la niebla si quieres y luego ve primero por la derecha para encontrarte allí al primer Kodama. De vuelta en el templo, esta vez ve por la izquierda, antes de seguir por el camino, mira junto a las escaleras para encontrar el segundo Kodama.

 

NOTA:

Un ferviente rugido

 

Cada vez que te encuentres con una roca como esa, destrúyela para disipar el veneno.

 

Un ferviente rugido

 

Adéntrate en el camino de las nubes venenosas y, encargándote del Cíclope que saldrá de la neblina, ve a la izquierda hasta llegar al segundo Santuario. Entonces entra en la cueva y verás a un individuo luchando contra 2 Gakis, se trata de Toshiie Maeda, así que ayúdalo y entonces se unirá a ti.

 

Un ferviente rugido Un ferviente rugido

 

En la siguiente sala de la cueva nos encontraremos un Waira, pero también un soldado hereje y un minero lanzando cosas desde lo alto. Tras derrotarlos, sal por la derecha y en la sala de los moradores, deshazte de la pared Nurikabe y allí dentro encontrarás el tercer Kodama, además de un cofre.

 

Ahora, en esta misma sala de los moradores, ve por el otro pasillo, el de la derecha, y en la intersección, aparte de tener cuidado con el azulejo, el cual activará la trampa de pinchos de la pared, a la izquierda está el cuarto Kodama.

 

Un ferviente rugido

 

Regresa a la sala del Waira y esta vez ve por la izquierda, ten cuidado con la trampa del suelo, el morador y el soldado hereje y continúa hasta llegar a un suelo de madera, en donde aparte de un Gaki, te encontrarás con un Enki.

 

Un ferviente rugido Un ferviente rugido

 

En la intersección ve de frente (de hecho es el único sitio por el que puedes ir), y en la zona de la neblina venenosa, pasa por una puerta a la derecha y baja por la escalerilla de esa casa. Aparte de los guardias humanos, sube por las escaleras a la izquierda y abre la puerta para crear un atajo, y luego da media vuelta y pasa por la puerta roja del fondo, no sin antes mandar para casa al quinto y último Kodama.

 

Un ferviente rugido

 

Aquí te espera el enemigo final de la misión, por que no llega ni a mini-jefazo... el caso es que se trata de un humano ligeramente más fuerte de lo normal, acompañado por dos simples guardias, uno de ellos un arquero. Finalmente, habla con tu compañero para ver una escena y completar la misión.