Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Assassin's Creed: Origins

Fortalezas enemigas

 

 

Las fortalezas enemigas pueden ser de tres tipos, todas ellas indicadas en el mapa del juego con los símbolos rojos y con lanzas de color blanco, cada uno de ellos con sus propios objetivos:

 

-Ejército pequeño (1 lanza)

Matar al capitán y conseguir uno o ningún tesoro.

 

-Ejército mediano (2 lanzas)

Matar al capitán y al comandante, y conseguir 2 tesoros.

 

-Fuerte (3 lanzas)

Matar a 2 capitanes y un comandante, y conseguir 4 tesoros.

 

El ejército pequeño sería la dificultad fácil, el ejército mediano la dificultad media y los fuertes la dificultad difícil por decirlo de alguna forma, aunque eso es algo que ya habrás deducido por ti mismo/a.

 

En total hay 10 fuertes, 16 ejércitos medianos y 78 ejércitos pequeños.

 

Consejos

 

Algunas de estas fortalezas ya formarán parte de las misiones principales y/o secundarias y ya te daremos en esas secciones las indicaciones que hagan falta, aunque otros muchos tendrás que visitarlos por libre, en cualquier caso, ten en cuenta los siguientes consejos generales que te indicamos a continuación en Eliteguias.

 

-Lo primero evidentemente será utilizar al águila para marcar a todos los enemigos, incluidos los capitanes/comandantes, los cuales vendrán indicados con un icono especial.

 

-En cuanto decidas pasar a la acción, siempre es bueno comenzar desde arriba hacia abajo, es decir, subir primero a los puntos elevados no solo para poder ver mejor toda la base, sino para eliminar a cualquier vigía y que no te vea cuando antes a nivel del suelo.

 

-Lo ideal es mantener el sigilo en todas las ocasiones, aunque eso no siempre es posible, así que cuando las cosas se tuerzan no dudes en usar las balistas fijas contra los enemigos o utilizar las jarras de aceite para hacerlas explotar al prenderles fuego.

 

-También conviene localizar los braseros antes de que los enemigos los usen para dar la voz de alarma cuando te detecten, puesto que así puedes colocar una trampa y cuando los soldados vayan a usarlo, saldrán volando por los aires. Sino, procura acabar rápidamente con quien vaya a encenderlos, por que sino llegarán refuerzos.

 

-No solo puedes valerte de la hierba alta para esconderte de los enemigos, sino también de los típicos montones de paja o los puestos con una tela.

 

-Si es posible, procura infiltrarte en las fortalezas de noche, ya que habrá menos actividad enemiga (consulta la sección de cómo hacer pasar rápido el tiempo).