Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Days Gone

Ya estás a salvo

Muchos enfermos

 

 

Esta misión comenzará automáticamente al completar la anterior, Aquí no estás a salvo, cuando te encuentras con Lisa.

 

Muchos enfermos

 

En cuanto salgas de la casa verás que habrán aparecido varios engendros y aunque no sea necesario acabar con todos ellos, al menos acaba con el grupo inicial que está cerca de la casa.

 

Muchos enfermos Muchos enfermos

 

Al final, antes de acercarte a la gasolinera, procura ir bien preparado, con los cócteles molotov al máximo así como con una escopeta y tanta munición como puedas para ésta, por que tendrás que enfrentarte a un enorme oso, pero tampoco te preocupes, no es tan difícil como pueda parecer...

 

En Eliteguias se usaron unos pequeños “trucos” que consisten en subirte a lo alto de contenedores para dispararle desde allí, o bien meterte en el interior de la propia gasolinera y atacarle a través de las ventanas, para así estar relativamente a salvo... en cualquier caso, primero lánzale un cóctel molotov y mientras está ardiendo, cambia rápidamente a la escopeta y apunta a la cabeza. Aprovéchate también de los distintos explosivos que hay por la zona para dañarle con la explosión, aunque tendrás que ser preciso y rápido al disparar cuando el oso cargue contra ti.

 

Muchos enfermos Muchos enfermos

 

Cuando logres vencerlo, acércate al contenedor en el que se habrá escondido Lisa y acércate finalmente a la moto, ahora sí, sin más distracciones. Pero esto todavía no se habrá acabado, todavía tienes que llevar a la niña hasta el campamento de Hot Springs, y por el camino tendrás que pasar por un túnel en el que te esperan varios saqueadores.

 

Tras acabar con ellos, vuelve a montarte en la moto, espera a que Lisa se monte y continúa ya sin más interrupciones hasta el campamento. Al completar esta misión habrás desbloqueado las de Fue culpa mía y Un rifle no es una pistola. En Eliteguias vamos a continuar primero con la de Fue culpa mía.