Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Dragon Quest XI: Ecos de un Pasado Perdido

Heliodor en la oscuridad

 

 

Después de haber derrotado a los monstruos a las afueras del Último Bastión, el rey te habrá dado la Llave de la alcantarilla. Entonces sal del poblado por la parte Norte para reunirte con Hendrik y ya iréis automáticamente a la iglesia en las Colinas de Heliodor.

 

Alcantarillas de Heliodor

 

Graba la partida y luego dirígete con Hendrik (el cual por ahora sigue siendo solo un invitado) a las Alcantarillas de Heliodor por la parte Norte, mientras os vais enfrentando a los nuevos monstruos por el camino. Trepa por el acantilado y entra en la cueva para llegar a las alcantarillas.

 

Dragón Negro

 

¿Te acuerdas del dragón que os había perseguido al inicio del juego? Pues antes de nada ve al Norte por las cuevas y te lo encontrarás allí durmiendo, así que dale su merecido (de paso recibirás un galardón por ello). Entonces da media vuelta y ve al Oeste a la siguiente sección de las alcantarillas.

 

Alcantarillas de Heliodor Alcantarillas de Heliodor

 

Avanza por el único camino disponible y entra en la primera habitación, abriendo la puerta con tu nueva llave, entonces rompe las tinajas para conseguir una Simiente de fuerza. En la siguiente hay un cofre con Elixir de sabio. Tras cruzar el puente gira a la derecha para cruzar otro más y antes de nada, ve a las 2 habitaciones de la parte Norte para encontrar una Minimedalla y una Panacea perfecta. Si sigues hacia el Norte y pasas por la puerta metálica, llegarás a un cofre con Cenizas de santo. Ahora da media vuelta y ve al Oeste par llegar a las Mazmorras, no sin antes abrir otro cofre más que contiene un Elixir de sabio.

 

Mazmorras de Heliodor

 

Entra en la sala de justo enfrente (Sur según el mapa) para abrir unos cofres que contienen 5.000 monedas de oro y un Casco de hierro, además de un Cofre caníbal que soltará una Simiente de destreza cuando lo derrotes. Luego ve a las habitaciones de la parte Sur para encontrarte unas vasijas con Boñiga de caballo y en la otra más vasijas con una Simiente de defensa, además de una cama para descansar y un lugar para guardar la partida.

 

Mazmorras de Heliodor

 

Ahora baja por las escaleras en la parte central para llegar al nivel inferior de las mazmorras. En la primera sala a la izquierda hay unas vasijas con Vendaje mugriento y un cofre con Cenizas de santo. Las demás celdas contienen una Boñiga de vaca y una Minimedalla al romper las vasijas. Regresa a la parte de arriba y sube las escaleras de más al Oeste para llegar al nivel inferior del Castillo.

 

Castillo de Heliodor

 

Entra en la primera habitación a la derecha para conseguir una Espada de platino en el cofre y el libro de recetas El abogado del diablo en la estantería de la derecha. En el siguiente pasillo ve primero a la izquierda (Norte) hasta la despensa de la cocina, en donde encontrarás un par de barriles con Medicinas especiales x3.

 

Castillo de Heliodor Castillo de Heliodor

 

Ve al hall principal por la parte Sur para ver una escena y luego sal al pequeño jardín al Oeste, en donde verás una escena más al examinar la raíz de Yggdrasil. Regresa a la despensa de la cocina y examina esa estantería para revelar un pasaje secreto (antes no pasaba nada si la examinabas).

 

En la habitación en la que comienzas, abre el armario para conseguir una Capa de cuero y examina las estanterías para recoger el libro de recetas Breve compendio de recetas regias. En la sala contigua tienes un armario con Guantes de marqués y un cofre con el libro de recetas Sortijas salvavidas. Y en una de las habitaciones al sur tienes un cofre con un Lingote de oro.

 

Castillo de Heliodor

 

Ve hacia la sala del trono y antes de nada abre el cofre a la derecha para conseguir un Elixir de sabio. Entonces pasa por la puerta y prepárate para un jefazo.

 

Tiriano

 

Tiriano no es que sea un jefazo muy complicado, además por ahora pocas opciones tienes... Empieza por usar la habilidad “Guardia de espadachín” con el protagonista para aumentar el número de paradas realizadas, luego limítate a atacar al jefazo, centrándote en el clon cuando éste aparezca. Hendrik debería ser capaz de encargarse el solo del tema de la curación, pero si ves que te hace falta una ayuda extra, para de atacar y usa el conjuro “Casicuración”.

 

Tras el combate conseguirás el Orbe Púrpura y la oscuridad permanente se habrá disipado. Entonces móntate en uno de los caballos y dirígete de vuelta al Último Bastión (o mejor aún, teletranspórtate). Ve a la parte de más al Sur para ver una escena en la que además de haberse disipado la oscuridad, sale el sol y te reúnes con todo el mundo (no con tu grupo, aún queda para eso...).

 

Aparte de eso, recibirás el trofeo Valor del bastión y a partir de ahora Hendrik se unirá definitivamente a tu grupo, así que párate un momento a equiparlo correctamente (y de configurarlo para que cumpla órdenes), graba la partida y dirígete a Monte Zascalaya.