Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR  Facebook Twitter

Guía Dragon Quest XI: Ecos de un Pasado Perdido

Estados perniciosos

 

 

Sueño

Si alguien está dormido, estará completamente desprotegido frente a los ataques, pero también es muy posible que se despierte al recibirlos. Por otro lado, los conjuros suelen cumplir su trabajo sin despertar al objetivo.

 

Deslumbramiento y ceguera

El conjuro Engaño ilusorio y ciertas habilidades pueden cegar al objetivo, lo que hará que fallen al atacar. Pero esto no afectará a sus conjuros: estos seguirán dando en el clavo.

 

Seducción y confusión

La confusión y la seducción pueden dejarte perplejo, pero a veces, el sobresalto del ataque de un aliado puede hacer que salgas de este lamentable estado. ¡En ocasiones hace falta un toque de atención!.

 

Envenenamiento

Quienes se ven afectados por el veneno recibirán daño cada vez que sea su turno y este desagradable efecto continuará hasta después de la batalla. El efecto perjudicial se irá desvaneciendo por sí solo, pero es mejor curarse con objetos o habilidades.

 

Maldiciones

Recibir una maldición puede hacer que pierdas el turno en un combate, entre otros grandes males. Algunos objetos y habilidades pueden librarte de una maldición, pero si nada funciona, puedes acudir a una iglesia para que te bendigan.