Eliteguias GUÍAS    TRUCOS    LOGROS / TROFEOS    FORO    COLABORA    BUSCAR

Guía Dragon Quest XI: Ecos de un Pasado Perdido

Los brotes de Yggdrasil y la Torre del Tiempo Perdido

 

 

Si has estado siguiendo por orden las indicaciones que te dimos en Eliteguias en la sección anterior, entre otras muchas cosas, habrás encontrado ya uno de los tres brotes de Yggdrasil, pero aún quedan otros dos más, así que vamos con ello ahora.

 

Brotes de Yggdrasil

 

Brote de Yggdrasil

 

Móntate en la Cetácea y si te fijas en el mapa de El Cielo, verás que quedan dos puntos con sus correspondientes símbolos de exclamación “Laguna di Gondolia: muelle de ballenas” al Suroeste y “Distrandam: muelle de ballenas” al Noreste, así que ve hasta cada uno de ellos y sigue el único camino disponible hasta los correspondientes brotes, viendo una escena en cada uno de ellos.

 

grupo al completo

 

Tras haber visto las 3 escenas, cuando estés en ese “extraño escenario” y recuperes el control tras una escena... acércate al árbol y tiéndele la mano para ver una nueva escena.... y otra más después. Finalmente habla con Morcant y tras eso, Verónica y Serena habrán aprendido el poder de inspiración “Megaexplosión mágica”.

 

Igoltap

 

Pues bien, estando ya en el mundo real, transpórtate al Refugio Celestial y habla con el Venerable de los vigías, Igoltap, en el Lugar legendario para conseguir con ello la Rueda del Tiempo (de nuevo...).

 

espíritu del tiempo

 

Móntate en la Cetácea de nuevo y dirígete a “Tierra Perdida”, que es el p unto un poco más al Noroeste del gran árbol y que ya estará marcado con el símbolo de exclamación. Entonces entra en la “Torre del Tiempo Perdido” usando la Rueda del Tiempo en la puerta. Una vez dentro, avanza por los engranajes hasta llegar al “Altar de las Eras” en lo alto, en donde tienes que hablar con el Espíritu del Tiempo.

 

Cetácea

 

Verás una escena en la que la Cetácea habrá “megaevolucionado” y ello te permitirá acceder al lugar de la batalla final, aunque aún hay algo más que hacer antes de eso, así que por ahora continúa leyendo en Las Pruebas de Dristán. En cualquier caso, habrás recibido ya el trofeo Señor de los cielos.