Eliteguias GUÍAS     TRUCOS     LOGROS / TROFEOS     FORO     BUSCAR

Anuncios

Guía Assassin's Creed: Valhalla

Misterios

Animales legendarios/alfa

 

 

Los animales legendarios, o alfa, como prefieras llamarlo, son los típicos “jefazos imposibles” y opcionales que estarán esperándote en diferentes lugares del mundo. Son criaturas muy poderosas y no deberías enfrentarte a ellos hasta que tu personaje esté bien preparado con todas las habilidades posibles y el mejor equipamiento.

 

Forman parte de los coleccionables de Misterios, y vienen representados en el mapa con el icono azul de una garra. Aparte del logro/trofeo propio por derrotarlos a todos, Caza mayor, también forman parte del de Completista total. Además, cuando construyes la "Caseta del cazador" en tu asentamiento, Wallace te dará recompensas por cada uno de ellos.

 

En Eliteguias te indicaremos donde localizarlos a todos, y ten en cuenta que podrás hacerlo incluso después de haber completado la historia principal.

 

Bestia de las colinas

 

-Lugar: Shropshire

 

Para poder llegar a donde está esta bestia, tienes que meterte en la cueva de las Ruinas Viroconium (un poco más al Este del icono de la propia bestia) y avanzar por el único camino disponible. Será como uno oso de los comunes, pero mucho más grande y peligroso. Como siempre, comienza disparándole con un arco a sus puntos débiles, que en este caso son las patas traseras y también el pecho, al cual solo le podrás disparar cuando se levante sobre sus dos patas traseras con la intención de hacerte una caricia...

 

[Ver imagen]

 

Cerda de batalla de Alfred

 

-Lugar: Suthesexe

 

Dirígete a la Granja de Tuicca para encontrarte con este enorme toro blanco. Ten en cuenta que está rodeado de varios toros normales por los extremos de la granja, así que aunque en un principio no te ataquen a no ser que te acerques, sería recomendable acabar con ellos primero por si acaso.

 

Respecto al toro blanco, sus puntos débiles son la parte superior de ambas patas traseras y también la izquierda delantera, así que procura atacarle primero a dichos puntos para vaciarle la barra de resistencia.

 

[Ver imagen]

 

Gatos monteses del Weald

 

-Lugar: Hampshire

 

Encontrarás a este animal legendario en el punto indicado del bosque, aunque en realidad no se trata de uno, sino de dos animales, un Lince anciano y un Lince joven, los cuales irán a por ti ambos a la vez.

 

[Ver imagen]

 

Gemad-Wulf

 

-Lugar: Lincolnshire

 

Viaja hasta Caistor Lupus, que coincide con una de las atalayas, y muy cerca de ahí estará este lobo. En un principio no parece para tanto, sobre todo comparado con el resto... simplemente limítate a atacarle primero con el arco a sus puntos débiles, que son las partes superiores de las patas delanteras, vamos, los hombros, y luego dedícate a hacer paradas (o a cubrirte) y a esquivar sus ataques rojos.

 

El problema viene que de vez en cuanto saltará a la parte alta del escenario y llamará a un par de lobos, para, al rato, unirse también a la fiesta... así que en este momento procura eliminar tan rápido como puedas a los lobos normales para reducir su número cuanto antes.

 

[Ver imagen]

 

Los devoracadáveres

 

-Lugar: Oxfordshire

 

No es uno sino 3 lobos a los que tendrás que enfrentarte, Hwit-Wulf, Eald-Wulf y Niht-Wulf. Céntrate en ellos de uno en uno a la vez y no “repartas los golpes” entre varios. Cuando antes reduzcas sus números, mejor.

 

[Ver imagen]

 

Los puercos de sangre

 

-Lugar: Yorkshire

 

En realidad es un único jabalí, no el principal y varios secundarios como su nombre sugiere. Y sus puntos débiles son las partes superiores de cualquiera de sus 4 patas. Aparte de eso, lo único complicado es que cada cierto tiempo el jabalí se alejará de Eivor para esconderse entre las hierbas y cargar contra ti con un ataque rojo, siguiendo así durante un buen rato y mientras tanto sin poder centrar la vista en él para localizarle.

 

[Ver imagen]

 

Oso de las Aguas Azules

 

-Lugar: Hordafylke

 

Dirígete a esa pequeña isla llamada “Bolrikbjorn” para enfrentarte a este no tan pequeño oso blanco. Sus debilidades son ambas rodillas y el hombro izquierdo (por lo visto el derecho no), así que comienza la pelea disparándole ahí con el arco para vaciarle la barra de resistencia.

 

[Ver imagen]

 

O Yan Do' Ne

 

-Lugar: Vinlandia

 

Primero céntrate en dispararle flechas a sus puntos débiles, que son todas sus patas menos la delantera derecha. Por lo demás, no te debería resultar muy complicado, tan solo tienes que esquivar hacia los lados no solo su cornamenta, sino también sus coces (así que no te relajes si crees que atacándole por la espalda vas a estar a salvo).

 

[Ver imagen]

 

Perro negro

 

-Lugar: Anglia Oriental

 

La mayoría de sus ataques son de los normales, así que aprovecha para realizar paradas, ya que además te resultará muy fácil en esta ocasión. Cuando se aleja demasiado para cargar contra ti... se trata de una taque de los rojos, así que en esa ocasión prepárate para esquivar.

 

Aunque tenga una barra de resistencia muy grande y para cuando se la vacíes ya casi no le quede vida... tú céntrate igualmente en las paradas para dejarlo brevemente noqueado y poder atacarle en ese momento (no lo intentes en cualquier otro si quieres ir a lo seguro).

 

[Ver imagen]

 

Steinnbjorn

 

-Lugar: Jotunheim

 

Sino es el enemigo más fuerte, sí que es es de los que más... En cualquier caso, el único consejo que te podemos dar en Eliteguias es que lo deje para el final del todo cuando tengas el mayor nivel posible y el mejor equipamiento, mejorado todo lo que puedas.

 

Por lo demás, centra la vista en él y dedícate a golpearle mientras vas esquivando sus ataques. Así no es que vayas a estar seguro del todo, pero sí que correrás menos peligro que combatiendo a distancia. Y o no se los vimos, o este osito no tiene ningún punto débil.

 

[Ver imagen]

 

Venado de Picos Sangrientos

 

-Lugar: Rygjafylke

 

Antes de empezar a esquivar sus ataques para lanzar los suyos, primero usa tu arco para disparale en un costado, justo sobre las patas delanteras, así se quedará aturdido y podrás aprovechar para hacerle gran daño. Luego ve intercalando lo ya dicho de esquivar con dispararle a la cabeza con el arco siempre que puedas.

 

[Ver imagen]