Eliteguias GUÍAS     TRUCOS     LOGROS / TROFEOS     FORO     BUSCAR

Anuncios

Guía Assassin's Creed: Valhalla

Orden de los Antiguos

 

 

Recuerdas el Culto de Kosmos de Assassin's Creeed: Odyssey ¿verdad? Pues la Orden de los Antiguos es básicamente lo mismo, una organización secreta de paganos que se han infiltrado en todos los estratos de la sociedad para difundir su visión dogmática del mundo, con su propia sección en el menú del juego en donde podrás ver información sobre ellos.

 

Hay 45 objetivos de la orden en total, 13 de de ellos teniendo que eliminarlos obligatoriamente durante la historia principal y los 32 restantes debiendo buscarlos por tu propia cuenta. Obligatorios o no, estos miembros se dividen en dos tipos:

 

-Los digamos principales, que vienen representados en el esquema central, y tienen una posición fija en el mapa.

 

-Los fanáticos, que son los que vienen representados en los laterales del esquema y estarán en constante movimiento. Aunque no estén quietos en el mismo punto, lo que sí que es fijo es la ruta que siguen.

 

Cómo encontrarlos

 

Por poder puedes ir directamente a por ellos sin encontrar ninguna pista ni nada, por ejemplo siguiendo las indicaciones que te demos en Eliteguias... pero salvo los que eliminas obligatoriamente, el resto lo normal es encontrarlos mediante las pistas, ya sea las que te dan los que hayas matado antes y/o las que encuentres por el mundo.

 

En cualquier caso, podrás ver dichas pistas en el menú correspondiente de la Orden. Aquí te indicaremos como conseguir las pistas y luego tan solo tienes que entrar en su menú dentro de la Orden y elegir la opción de seguirlos para que se te muestre en el juego la localización exacta.

 

Por otro lado, los miembros principales de la Orden siguen un sistema jerárquico (palatines, clérigos, maeses y el gran maese o líder) y al eliminar a los de menor rango también obtendrás pistas sobre los de rango mayor.

 

Y por último, si te indicamos que una pista para X miembro se consigue en X sitio es posible que aunque los lugares sean fijos, las pistas que se encuentren en ellos sean aleatorias y que por lo tanto tú la consigas para otro miembro diferente al indicado... en cualquier caso, no te preocupes por que las pistas las vas a tener igualmente todas.

 

Cómo encontrar a los fanáticos

 

Eso es para los “principales”, respecto a los fanáticos, los cuales no tienen pistas... aparte de lo ya dicho de que no tienen una posición fija, durante cierta misión principal El peso de la corona, al derrotar a Leofrith, puedes decidir si perdonarle o matarle... pues bien, si lo matas, entonces los fanáticos irán a por ti, pero si le perdonas la vida no pasa nada, todavía podrás enfrentarte a ellos, pero tendrás que ser tú quien los busque personalmente. Eso si, para evitar que vayan a por ti, deberás completar la nueva misión Se busca (solo disponible si tomaste esa decisión ya mencionada, sino saltarás a la siguiente principal).

 

Aparecerán marcados en el mapa con el icono de un casco cuando estén cerca y entonces puedes escanearlos con la vista de Odín y ya quedarán marcados en el mapa, así los tendrás localizados para más adelante, por mucho que se muevan.

 

Lo lógico es que hagas que te persigan, es más sencillo y ahorras tiempo, pero con el fin de poder describiros mejor su localización en la guía, en Eliteguias vamos a elegir que no nos persigan.

 

NOTA:

En cualquier caso, cuando los encuentres todos, recibirás el logro/trofeo El desorden de los Antiguos. Y a medida que avanzas en esto, acabarás llegando a Vinlandia, algo que te proporcionará el logro/trofeo Nuevas tierras.

 

Por otro lado, ten en cuenta que la Orden de los Antiguos tiene que ver con construir la Guarida de los Ocultos en tu asentamiento y con la misión Destruir la Orden, que consiste en eso, en darles caza.

 

LOCALIZACIÓN DE FANÁTICOS

 

Ten en cuenta que su localización es "aleatoria", ya que están en constante movimiento y que las indicaciones que te damos es donde se encontraron en Eliteguias. En cualquier caso, al sincronizar las atalayas ya deberían venir marcados en el mapa (aunque sin identificar, pero marcados con su icono).

 

Beorhtsige

 

Quitailusiones, un nórdico fornido, se enorgullece de su barba pelirroja. "¡Está teñida con la sangre de is víctimas!", suele decir.

 

Más o menos por el centro de Gloucestershire.

 

Bercthun

 

Bercthun sirve a la Campana como mensajero y factótum. Le gusta aplastar tortugas con sus propias manos. Si no ves ninguna tortuga cerca, ¡huye!.

 

Por la parte Suroeste de Winchester.

 

Callin

 

Penagrande es un ermitaño que vive en el bosque y se mantiene inmóvil hasta que los pajarillos se acercan a él. Entonces los estrangula y se alimenta de su carne con alegre desenfreno.

 

Por la parte Este de Yorkshire, más o menos a la misma altura que la ciudad de York.

 

Cola

 

A Cola, una persona pugnaz y sorprendentemente fuerte, le gusta pelear de cerca, pero también sabe manejar el arco. Su lema es "La sangre dice la verdad".

 

Cola le entrega comunicados urgentes a la Azuela.

 

Se mueve entre la esquina Sureste de Yorkshire y la Oeste de Lincolnshire.

 

Cudberct

 

Cudberct, un hombre intenso y profundo, lamenta la muerte de sus víctimas y a menudo destina plata a sus funerales.

 

Es un ayudante leal del Yunque.

 

Por la parte Sur de Oxfordshire.

 

Eorforwine

 

Eorforwine sufrió unas quemaduras horribles en un accidente durante su niñez y le aterra pensar que alguien pueda ver su rostro desfigurado. ALivia su furia con arrebatos de violencia.

 

Por la parte Noreste de Cambridgeshire.

 

Heike

 

Fiel, audaz, leal, no muy inteligente, y letal.

 

Más o menos por el centro de Essex, un poco al Suroeste.

 

Horsa

 

El semblante serio de Horsa, a quien llaman Mueca, infunde un miedo paralizante en las almas de quienes lo contemplan, y con razón.

 

Horsa es muy fiable y suele servir al Torno.

 

Por la parte Noreste de Oxfordshire.

 

Hrothgar

 

Los enemigos entran en pánico al ver acercarse la reluciente coronilla de Hrothgar, quien se deleita especialmente con el sonido de los huesos rotos, sobre todo del cráneo.

 

El Aceite lo contrata para cualquier tarea que requiera brutalidad.

 

Por la parte Sureste de Suthesexe.

 

Kendall

 

Kendall la Chupasangre, astuta y veloz, se dio a conocer por cortar suficientes gargantas como para rellenar cubas con sangre. Es una de las favoritas de la Orden, que le asigna objetivos importantes.

 

Por la parte Sur de Cambridgeshire, a la altura de "Meldeburne".

 

Osgar

 

Osgar, tan delgado como falso, procede de una familia de viticultores. Le gusta empinar el codo después de una buena cuchillada.

 

El Podón le confía la implementación de sus planes.

 

Por la parte Sur de Lincolnshire.

 

Redwalda

 

El padre de Redwalda era un señor pudiente a quien Redwalda asesinó en su lecho: no por ninguna hernecia, sino por mero placer.

 

En Eliteguias se lo encontró por la parte Sur de Leicestershire, cerca de "Venonis".

 

Wealdmaer

 

Wealdmaer, quizá el fanático de la Orden más cortés, ha escrito una serie de poemas en torno al tema "Cabezas separadas de los hombros".

 

Es amigo íntimo del Dardo, con quien disfruta de alguna que otra buena partida de ajedrez.

 

Más o menos en el medio de la región de Shropshire, a la altura de la Abadía de Wenlocan.

 

Woden

 

Woden, abandonado a su muerte en un túmulo lleno de paganos, trepó hasta escapar y pasó los dos años siguientes buscando de uno en uno a quienes habían masacrado a sus convecinos. Nadie sobrevivió al encuentro.

 

Woden es un correo de mucha confianza que suele transmitir los mensajes de la Hoz.

 

Por la parte sureste de la región de Kent.

 

Wuffa

 

La ágil y flexible Wuffa prefiere limitarse a herir de muerte a sus objetivos en lugar de acabar directamente con sus vidas. "Me gusta ver cómo mueren desangrados", asegura. "Hay que disfrutar el momento".

 

Wuffa y la Lanza de Fresno suelen beber juntos.

 

Por la parte Suroeste de Anglia Oriental.

 

LOCALIZACIÓN DE LOS MIEMBROS DE LA ORDEN

 

Abadesa Ingeborg

 

Clériga Ingeborg, la Tea

 

Una airada sacerdotisa le lavó una vez la lengua a la joven Ingeborg por soltar "embustes y herejías". Aquel día, Ingeborg se dio cuenta de que el saber era poder y de que la Iglesia lo controlaba.

 

Entonces, empezó a ascender por la jerarquía de la Iglesia, pero la Orden le ofreció aún más saber y, por tanto, más poder.

 

Ya la matas de manera obligatoria durante la misión principal Fuego a la Tea.

 

Alfred

 

Gran maese Alfred, el Padre

 

El joven Alfred solo tenía veintidós años cuando heredó de su hermano Aethelred el título de “el Padre”, una gran responsabilidad que su padre había introducido en la familia.

 

Alfred, cristiano devoto desde su juventud, se exasperaba con las creencias paganas de la orden que ahora dirigía y urdió un gran plan para deshacerse de aquella responsabilidad de una vez por todas.

 

Lo primero será haber matado a absolutamente TODOS los demás miembros de la Orden de los Antiguos, no te puedes dejar ni un fanático vivo... Y luego, tienes que completar también la historia principal, con su última misión Información sobre Hampshire.

 

Entonces, el proceso de matarlo será mediante la misión de Ravensthorpe El Pobre Soldado (perteneciente a Hampshire).

 

Alguacil Derby

 

Maese Derby, el Vicio

 

Cuando Derby se incorporó a la Orden, ya había conseguido el cargo de alguacil en su ciudad natal.

 

Hacer cumplir las reglas era un placer para él, por lo que consideró su puesto de maese en la Orden como un medio para imponerlas con aún más severidad y aumentar su placer en consecuencia.

 

Mata a los 6 miembros de la Orden que lo preceden en el árbol: Eanbhert, Tata, defensor del wyrd de Otta, Gunilla, Abadesa Ingeborg, Grigorii y Audun.

 

Audun

 

Clérigo Audun, la Cripta

 

Cuando los días de saqueo de Audun se acabaron, optó por vivir sus últimos años de vida como hombre rico e importante en la ciudad de York. Recibió halagos de Halfdan y aceptó el anillo de un thane tras el saqueo de York. Sin embargo, cuando la Orden lo tentó con riqueza y poder a mansalva, ¿cómo iba a resistirse?

 

Ya lo matas de manera obligatoria durante la misión principal Cerrar la Cripta.

 

Avgos Mano de Lanza

 

Platino Avgos, la Flecha

 

Avgos Mano de Lanza, o la Flecha, dominaba los proyectiles desde la niñez. Aunque su pueblo vivía en paz, sus héroes eran guerreros. Se fugó para hacerse vikingo con el Gran ejército pagano y ascendió entre sus filas, pero no tanto como ambicionaba. Se unió a la Orden cuando le ofrecieron un poder que ni el mismísimo Odín podría darle.

 

Ya lo matas de manera obligatoria durante la misión principal Disparando la Flecha.

 

Beneseck de Bath

 

Palatino Beneseck, la Campana

 

A Beneseck lo adoptó el Rastrillo cuando era niño. Estaba claro que le complacía el asesinato, pero era necesario torcer su voluntad para que sirviera a la Orden. El método del Rastrillo consistió en someterlo día y noche al tañido constante de una campana. El sonido se convirtió en una señal que activaba sus instintos asesinos primitivos.

 

La Campana adquirió especial destreza para llenar de plata las arcas de la Orden. Se presentaba como un hombre caritativo y, de esta forma, conocía a los ricos donantes que mantenían el monasterio. Así le resultaba fácil visitarlos, matarlos, desvalijarlos y enterrarlos anónimamente en el cementerio de la abadìa.

 

-Primera pista: Mata al fanático Bercthun.

 

-Segunda pista: Dirígete al Bloqueo del Ember (Suthesexe) y sube al segundo pisto del edificio marcado. Allí verás una rejilla metálica en el suelo, así que a punta tu arco a través de ella para destrozar la cerradura de la puerta en el piso de abajo. Ahora sal, entra por la puerta a ese primer piso y encontrarás la pista sobre una mesa.

 

[Ver imagen]

 

Ealhferth

 

Clérigo Ealhferth, la Daga

 

Ealhferth nació en una familia pobre pero devota de colonos cristianos en las tierras del norte. Era fiel a su madre y la seguía a todas partes. Ella, a su vez, lo abrazaba y le susurraba asombrosos relatos sobre el amor y la bondad sin fin de Dios.

 

Por eso, su muerte a manos de los herejes saqueadores nórdicos le resultó aún más difícil de asimilar. Desde aquel día, la Daga le declaró la guerra a Dios, pero solo consumó su ansiada venganza gracias a la Orden. Se hizo pasar por emisario de Dios en Winchester para así controlar a señores y campesinos desde el púlpito.

 

Ya lo matas obligatoriamente durante la misión principal Apuñalar a la Daga en Winchester.

 

Eanbhert

 

Clérigo Eanbhert, la Vitela

 

Eanbhert es un hombre meticuloso, prudente con todo lo que se propone y riguroso en su trabajo. Durante su formación como escriba, llegaron a sus manos unos documentos excepcionales que apuntaban a la existencia de una orden secreta entre sus compatriotas.

 

Después de dar con ellos, se incorporó también a la Orden. Su precisión le ha dado muchos frutos: enseguida ascendió al rango de clérigo y, pese a recibir los encargos más complejos, los ejecuta con minuciosidad.

 

-Primera pista: Mata a Hunta, hijo de Hunta.

 

-Segunda pista: Ve a la Madriguera de los ladonres (Gloucestershire) y entra en esa casa desde el túnel inferior para encontrar dentro la pista.

 

[Ver imagen]

 

Fulke

 

Maesa Fulke, el Instrumento

 

Fulke, hija de una pescadera de la ciudad de Brujas, creció en un entorno pintoresco estimulado por rutas comerciales de gran alcance. Se empapó de los relatos de mercaderes procedentes de lugares tan remotos como el mar Báltico y anhelaba una vida de aventuras. Aprendió sola a leer y devoraba cualquier texto que se encontraba, lo que le inculcó una curiosa mezcla de creencias y certezas.

 

Halló referencias a los artefactos Isu y se dispuso a buscarlos con vehemencia, lo que la situó en la órbita de la Orden. Pese a sus insólitas creencias, sus talentos no pasaron desapercibidos y pronto ascendió desde el rango de palatina hasta maesa, aunque retuvo el título honorífico de “Palatina” por motivos que solo ella conoce.

 

Se descubre al completar la misión principal Información sobre Oxfordshire y te enfrentas a ella de manera obligatoria durante la misión también principal El asedio de las murallas.

 

Gifle

 

Palatino Gifle, la Lanza de Fresno

 

Gifle no encajaba del todo en la Orden. Nunca le importaron mucho la jerarquía y las reglas. No obstante, se percató de que, al realizar el trabajo de la Orden, disfrutaba de una libertad enorme: libertad para entregarse al hidromiel y al libertinaje, pero libertad al fin y al cabo.

 

Gracias a su audacia en combate y su astuto juicio, alcanzó el rango de palatino, tras lo cual empezó a estrechar vínculos con varios grupos de bandidos y a someterlos a la voluntad de la Orden.

 

-Primera pista: Mata al fanático Wuffa.

 

-Segunda pista: Transpórtate a esa atalaya en Anglia Oriental, realiza un salto de fe, sube por el acantilado hasta la bse de ésta y encontrarás la pista sobre el carrito.

 

[Ver imagen]

 

-Tercera pista: Ve a ese campamento enemigo en Anglia Oriental y verás la pista sobre esa mesita.

 

[Ver imagen]

 

Gorm, hijo de Kjotve

 

Maese Gorm, la Quilla

 

Gorm creció bajo el poder y la sombra de Kjotve el Cruel. Su padre le transmitió el rigor de la Orden y le enseñó las lecciones del amor disciplinado: dolor, humillación y resistencia.

 

Tras la muerte de su padre, Gorm se enseñó a sí mismo un odio sin compasión.

 

Este es un poco especialito, por las siguientes razones...

 

Para encontrar las pistas, mata a cada uno de los miembros de la Orden anteriores, Kjotve el Cruel, Leofgifu, Hunta, hijo de Hunta, Hermana Frideswid, Avgos Mano de Lanza y Vicelin. Entonces se activará la misión En tierra extraña (en Vinlandia), así que sigue esa misión para llegar a esta nueva región y luego avanza hasta completar la de Caza de bestias, la cual será en la que finalmente lo mates.

 

Grigorii

 

Palatino Grigorii, la Aguja

 

Durante su juventud entre ratas de cloaca, Grigorii envidiaba a quienes nunca tenían que pelear por la comida. Un día, la Cripta lo rescató y lo llevó a la Orden para darle un propósito.

 

El objetivo vital de Grigorii, leal y devoto desde entonces, es lograr que se cumplan los planes de la Cripta y que se alcancen las metas de la Orden.

 

Ya lo matas de manera obligatoria durante la misión principal Una Aguja en un pajar.

 

Gunilla

 

Palatina Gunilla, la Azuela

 

Gunilla fue una hija respetuosa. Ayudaba a construir barcos a sus tíos y primos. Cuando las epidemias de peste diezmaron su familia y la sumieron en el caos, se quedó añorando un mundo más pacífico.

 

Una noble la introdujo en los preceptos de la Orden y Gunilla comenzó a trabajar como aprendiz enseguida. Ahora supervisa la construcción de barcos y las operaciones navales con el nombre de la Azuela.

 

-Primera pista: Mata al fanático Cola.

 

-Segunda pista: Completa el desafío de bebida en Leicester (Leicestershire).

 

[Ver imagen]

 

-Tercera pista: Ve a Cweornric (Leicestershire), entra en esa casa en la que hay algunos guardias y verás la pista sobre unas alfombras.

 

[Ver imagen]

 

Havelok

 

Palatino Havelok, el Podón

 

Havelok llegó a Lincolnshire con el Gran ejército pagano cuando era un muchacho. Un miembro de la Orden advirtió su inteligencia ágil y despiadada y se lo presentó al Báculo. Como aprendiz de este, Havelok obtuvo importancia y experiencia.

 

Ahora se ha consolidado como terrateniente y granjero en Lincoln, donde soborna a los soldados del condado para que cumplan su voluntad.

 

-Primera pista: Mata al fanático Osgar.

-Segunda pista: Sobre un barril dentro de una casa en el pueblo de Aelfgarstun (Lincolnshhire).

 

[Ver imagen]

 

Heika de Frisia

 

Palatina Heika, la Hoz

 

Heika se crio en los puertos de Frisia, donde aprendió mucho sobre las cualidades venenosas del pez araña.

 

Más tarde, como miembro de la Orden con el nombre de la Hoz, puso en práctica sus conocimientos en la panadería, donde especiaba con escamas los panes destinados a aquellos que la Orden quería ver muertos.

 

-Primera pista: Mata al fanático Woden.

-Segunda pista: Junto al cofre del Lingote de níquel 4 en Essex (consulta en esa sección para más detalles).

-Localización: En la panadería del mercado de Colchester, en Essex.

 

Hermana Blaedswith, la sombra del arzobispo

 

Maesa Blaeswith, el Rastrillo

 

Tras un desengaño amoroso en su juventud, Blaedswith ingresó en un convento a instancias de su padre, pero allí encontró un nuevo amor: la Orden.

 

Asumió sus preceptos con una pasión abrasadora y alcanzó el cargo de maesa.

 

Mata a los 6 miembros de la Orden que la preceden en el árbol: Yohanes Loukas, Heika de Frisia, Beneseck de Bath, Hilda, Selwyn y Ealhferth.

 

Hermana Frideswid

 

Clériga Frideswid, la Sanguijuela

 

Cuando era niña, Frideswid vio a su hermana caer de un caballo y romperse la columna. Observó que, aunque su alma y su mente seguían intactas, su cuerpo había quedado destrozado. Eso le suscitó un interés por la anatomía tan grande como la sombra del fuego que destruyó a toda su familia.

 

Se mata obligatoriamente durante la historia principal Desangrando a la Sanguijuela.

 

Hilda

 

Clériga Hilda, la Pluma

 

La Iglesia no es lugar para mujeres inteligentes, como descubrió Hilda a muy corta edad. Tras quedar huérfana a los seis años, buscó refugio en un monasterio, pero allí, mientras los jóvenes iniciados dedicaban los días a la oración y el estudio, ella se vio relegada a la cocina.

 

Comenzó a escuchar tras las puertas, oculta entre las sombra, y usaba los secretos que oía para coaccionar a los monjes. Lo único que les pedía eran enseñanzas importantes: lectura, escritura y latín.

 

En la Iglesia, su voraz intelecto fue su perdición; en la Orden, una revelación. El obispo Ealhferth supo valorarla por su agudo ingenio, pero también por su frialdad. Pronto formó una red de críos como ella, ágiles y despiertos, con manitas diestras para el hurto y el oído fino para escuchar. Ningún secreto de Winchester está a salvo del ejército de espías menudos de la Pluma.

 

Ya la matas obligatoriamente durante la misión principal Arrancar la Pluma en Winchester.

 

Hunta, hijo de Hunta

 

Palatino Hunta, el Tahalí

 

Hunta, un sociable drengr de Noruega, se piensa que es un escaldo. Su poesía espontánea le granjea el cariño de nórdicos y sajones por igual, una casualidad que llamó la atención de la Orden y que pronto desembocó en su incorporación.

 

Hace poco, de hecho, se ha emparentado con una próspera familia sajona cuyos miembros gozan de peso en el ámbito militar y financiero. Hunta ha comenzado a utilizar este poder familiar para conceder pequeños favores como forma de atraer a su esfera de influencia a la mayor cantidad posible de peones.

 

Es un eficaz reclutador de la Orden de los Antiguos y ostenta el rango de palatino.

 

-Pistas: Las consigues automáticamente al construir la "Guarida de los Ocultos" en tu asentamiento.

-Localización: Leicesterhire. Puedes ir a por él en cualquier momento.

 

Kjotve el Cruel

 

Platino Kjotve, el Hacha

 

Los recios vientos del norte y las temporadas de saqueo endurecieron a Kjotve como a cualquier joven nórdico, pero, además, se complacía matando.

 

Un comerciante vio su potencial y lo introdujo en la Orden, de modo que el joven vikingr fue el primer miembro noruego. Su crueldad natural le vino muy bien para poner a su familia y a su clan bajo la influencia de la Orden.

 

Ya lo encuentras y lo matas obligatoriamente durante la misión principal Un destino cruel, por lo que no tiene pérdida.

 

Leofgifu

 

Palatina Leofgifu, la Vaina.

 

Leofgifu, conocida como la Vaina, se ocupa de toda la actividad militar clandestina de la Orden en Cambridgeshire. Proporciona armas y envía pedidos excepcionales a unidades selectas. Huérfana a causa de la peste, se crio entre bandidos y acabó buscando empleo como mercenaria.

 

La Orden se percató de su destreza como luchadora y no tardó en reclutarla para la causa. Como mercenaria apreciada, Leofgifu no tardo en ostentar un puesto de poder, que logró por medio de la entrega de objetos lujosos y favores a loos oficiales. A cambo, ellos hacen la vista gorda ante lo que toman por simple contrabando y consiste, en realidad, en acumular potentes armas para la Orden.

 

-Pistas: Las consigues automáticamente al construir la "Guarida de los Ocultos" en tu asentamiento.

-Localización: Cambridgeshire. Puedes ir a por ella en cualquier momento.

 

Mucel, heredero de lo que dice

 

Clérigo Mucel, el Torno

 

Mucel se incorporó a la Orden gracias a su compañero el Yunque, que lo sacó del servicio del joven Aethelred.

 

La Orden valora su pericia en la construcción de barcos y en la creación de instrumentos de tortura con madera.

 

-Primera pista: Mata al fanático Horsa.

-Segunda pista: Tienes que ganarle una partida a la jugadora de Orlog en Buckingham (Oxfordshire).

 

[Ver imagen]

 

-Tercera pista: Dirígete a Eaton, al Sureste de Oxford (Oxfordshire) y usa una de las tinajas explosivas de la zona para lanzarla contra esa pared de escombros. Entonces entra en la cueva y ve hasta el final de ésta para encontrar allí la pista.

 

[Ver imagen]

 

Obispo Herefrith

 

Clérigo Herefrith, el Báculo

 

Cuando el Báculo era joven, lo captó un miembro de la Orden en la iglesia.

 

Se dedicó a propagar su mensaje por Wessex hasta que alcanzó su puesto como clérigo, momento en el que regresó a su tierra de Lincolnshire, entonces carente de autoridad y gobierno.

 

Allí aprovechó la fragilidad de la jerarquí apolítica para ganar influencia entre los marginados, a los que utilizó para cumplir con los fines de la Orden.

 

Si durante la misión principal Donde caiga la piedra (perteneciente a la zona de Lincolnshire) eliges a Aelfgard o Hunwald como regidor, entonces se revelará ahí mismo como miembro de la orden y tendrás que derrotarlo en la siguiente misión Tormenta de espadas en Ancaster. Pero si lo elegiste a él, entonces ese arco argumental terminará ya y no será hasta más adelante cuando tengas que acabar con él (el momento exacto puede que varíe dependiendo de a la región que vayas luego, pero no te preocupes, que matarlo es algo obligatorio).

 

Patrick

 

Palatino Patrick, el Yunque

 

Cuando era muy joven, Patrick le demostró su valía a la Orden al fabricar hojas bien templadas en la herrería de su padre. Cuando llegó a la edad adulta, lo incorporaron a la Orden como maestro herrero.

 

Patrick, un hombre orgulloso y descendiente de los señores de Hwicce, forja armas según las instrucciones de cada miembro de la Orden, quienes lo tienen en alta estima. Sin embargo, está resentido por tener que acatar sus órdenes y le obsesiona la idea de fugarse cruzando el mar con su esposa y sus hijos. No obstante, por alguna razón, lleva años alimentando ese sueño sin decidirse a ponerlo en práctica.

 

-Primera pista: Mata al fanático Cudberct.

-Segunda pista: En la Abadía de San Albano (una localización de saqueo). En la plaza que hay frente a la iglesia principal, ve a la esquina Noroeste y verás la pista sobre la forja.

 

[Ver imagen]

 

Selwyn

 

Palatino Selwyn, la Horca

 

Selwyn procedía de una familia rica en la que se había acostumbrado a tratar con prepotencia a los criados y sirvientes. No veía con buenos ojos que su padre bebiese, jugase y fuese tan casquivano y dilapidase la fortuna de la familia. Siente vergüenza y repulsión por su linaje. Tuvo que salir de la inmundicia y perdió la bajeza moral que resulta en la concesión de libertad a los débiles.

 

La Orden le ofreció control. Con la determinación de salvar a la gente de sí misma, se dispuso a hacer respetar la ley, emitir juicios y librar al mundo de la opulencia humana.

 

Ya lo matas obligatoriamente durante la misión principal Cortar la Horca en Winchester.

 

Tata, defensor del wyrd de Otta

 

Palatino Tata, el Dardo

 

Tata asegura haber brotado del suelo de Mercia, tal es su amor por esa tierra. Pasó la juventud cabalgando por los valle de Shropshire, Oxfordshire y Leicestershire. Su abuelo había combatido por el rey Offa y le transmitió mucha historias.

 

Tata, sensato y reflexivo, aprendió sobre Offa todo lo que pudo y supo que el viejo rey había pertenecido a la Orden. Por lo tanto, quiso hacrse miembro y pronto alcanzó el rango de palatino.

 

Es jefe de cuadra y ha tomado el nombre de Dardo en consonancia con su aguda inteligencia.

 

-Primera pista: Mata al fanático Wealdmaer.

 

-Segunda pista: Viaja hasta esa atalaya en Shropshire y entra por esa ventana que te indicamos en Eliteguias con la imagen de abajo. Allí dentro encontrarás la pista.

 

[Ver imagen]

 

Tatfrid

 

Maese Tatfrid, la Lira

 

Tatfrid se unió a la Orden casi por accidente. Es un sajón que luchó con los nórdicos y lideró un fructífero saqueo en Wessex, durante el cual perdonó la vida de tres prisioneros.

 

Uno de ellos era el Báculo, que pronto reclutó a Tatfrid por su destreza en combate y su absoluta determinación. A base de esfuerzo y voluntad, la Lira ha ascendido recientemente al rango de maese.

 

Simplemente tienes que matar a los 6 miembros que le suceden en el árbol de la Orden: Havelok, Patrick, Mucel, heredero de lo que dice, Gifle, Wigmund y Obispo Herefrith.

 

Vicelin

 

Palatino Vicelin, la Brújula

 

El que nada no se ahoga. Vicelin era un marinero de carrera, un hombre entregado a su rey y a su país. Durante na velada recibió la oferta de la Orden, donde encontró una estabilidad que la Francia en guerra no podía igualar: oro, poder y todos los barcos que ambicionaba.

 

Se mata obligatoriamente durante la historia principal Destrozando a la Brújula.

 

Wigmund

 

Palatino WIgmund, la Punzada

 

La Orden identificó a la Punzada como alguien que podía ejercer gran influencia y lo instaló en Cambridgeshire, donde se ganó el favor de las figuras más ilustres.

 

Contando con sus recursos, organizó un ejército capaz de expulsar a los daneses asentados y recuperar la tierra para sus aliados.

 

-Pistas: Ya tienes que matarlo obligatoriamente durante la misión principal La isla de las anguilas.

-Localización: Cambridgeshire

 

Yohanes Loukas

 

Clérigo Yohanes, el Aceite

 

Yohanes tomó el hábito para honrar su apellido. Una vez dentro de la Iglesia, se tomó tan en serio las lecciones sobre jerarquía y disciplina que acabó uniéndose a la Orden.

 

Su método consistía en conseguir contactos de gente influyente, quitarla de en medio y colocar a los miembros de su familia en los puestos vacantes.

 

-Primera pista: Mata a Heika de Frisia.

 

-Segunda pista: Ve al punto indicado al Este de la Granja de henges (Hampshire) y encontrarás la pista sobre una mesa junto a un desafío de bebida.

 

[Ver imagen]

 

-Tercera pista: Ve a la Abadía de Reading (Hampshire), que es una zona de saqueo, dirígete al icono de la escalera en el mapa y rompe la tapa del pozo para meterte en él y encontrar allí abajo la pista.

 

[Ver imagen]